martes, 9 de febrero de 2016

Por Andrea Yllera

En este apartado quiero tratar un tema que en estos tiempos a cobrado una mayor importancia, dejando de lado los problemas que tenemos con respecto a la educación en general en España y tratando un tema de menor envergadura pero que sigue debiendo ser tratado, “la formación permanente del profesorado”.
Todo profesor al menos en una institución publica se dice que tiene una formación básica cuando consigue superar las oposiciones, al igual que uno que comienza a trabajar, con básico nos referimos a unos mínimos que siempre deberían ser ampliados por investigación propia o con ayuda de cursos u otros estudios para así adecuarse mas a las exigencias de tu propio centro, de tus alumnos y de la sociedad en general.
Los alumnos gracias al internet consiguen fácilmente respuestas a sus preguntas, pero muchas veces no buscan lo correcto y no lo buscan como deben. Por lo tanto la función del profesor no acaba aquí pero si tendrá que ser consciente de la competitividad a la que se enfrenta, de la comodidad que a creado el internet y tecnologías para la sociedad, del problema de la respuesta inmediata, de la verdad en todos los campos totalmente actualizada.
Por tanto el profesor tendrá que estar mas preparado que nunca, tendrá que estar lo suficientemente actualizado, sobre todo dentro de su materia, así como saber de las existencia de los métodos mas innovadores y efectivos para así poder captar la atención del alumno, que este aprenda dentro de lo que le servirá realmente para un futuro, y es que hay que ser conscientes de que toda materia y todo método se debe actualizar según necesidades.
Por tanto necesitamos profesores “actuales”, innovadores, que sepan lo que existe para poder transmitirlo al mundo de la mejor manera, pues aquello que no se sabe no se puede enseñar.
La sociedad avanza y tenemos que avanzar con ella. Los tiempos cambian y la enseñanza a de cambiar también.


El principio del cambio hacia el futuro

Partiendo de cómo esta la enseñanza actualmente sabemos que una vez que el profesor aprueba oposiciones y consigue su plaza ya no puede ser echado del sistema educativo, así como cualquier funcionario.
Pero antes de pasar a ser funcionario y con las oposiciones aprobadas haces 9 meses o seis de prácticas dando clase y tutorizado por otro profesor, llamado periodo de formación. Finalmente entregas una memoria de lo que realizaste durante el curso, si la apruebas perteneces al sistema, sino, te quedas fuera y debería volver a realizar todo el proceso.
Visto así se podría decir que es lo más importante como prueba de que realmente estas preparado y te mereces la plaza como profesor y funcionario, pues se ve como te enfrentas a una clase real y la solución de problemas que llevas a cabo así como tu manera de enseñar.
Pues bien, esta demostrado que en muchos de los casos estas memorias se dejan a un lado y nunca se revisan por los órganos competentes, no se comprueba en caso de plagio ni se busca características concretas, solo hacerlo y entregar un documento que irá aun montón como uno más, por eso mismo se sabe de personas que hacen unas practicas que ni se parecen a lo que redactan en su memoria y que esta es una copia exacta de otro año u otro curso de esa misma institución.

Entonces, visto así.. damos más valor a un examen teórico que a la forma de enseñar en el aula, así que ya desde aquí nos deberíamos plantear a que deberíamos darle importancia, por que si lo hacemos mal desde el principio después será más difícil de remediar y deberíamos tratar esto con la seriedad que se merece pues se trata de la educación de la sociedad del futuro, que se corrija como se debe y se valore de una manera mas estricta, ya no solo la memoria, sino el procedimiento de prácticas en sí.


Formación permanente del profesorado

La formación permanente del profesorado como hemos dicho antes es algo necesario actualmente.
Existen varias formas de formarse una vez que entras en el sistema educativo a parte de lo que hayas hecho anteriormente.
Dentro de los más conocidos están:
licencias de estudio u otras causas justificadas, pedirte un tiempo para hacer llevar a cabo otro tipo de estudio.
cursos de formación del profesorado que se pueden realizar en verano o durante el curso y pueden ser gratuitos o de pago
cursos a petición de un grupo de profesores de la escuela, formado por un mínimo de cinco profesores y de con carácter de investigación.
La licencia de estudio es hasta de un curso sin retribución, conservando el destino quienes lo tuvieran. Se podrá solicitar como máximo una vez cada 10 años, con el requisito de ser funcionario de carrera con un mínimo de 15 años de antigüedad en la Administración educativa. Se concederá un máximo de 150 licencias por curso en esta modalidad.
Los cursos de formación del profesorado suele impartirlos el ministerio de educación, cultura y deporte en cada comunidad autónoma de forma gratuita y se pueden distinguir en dos modalidades según sus enseñanzas, de formación y de actualización.
También estos cursos se llevan a cabo por diferentes sindicatos y comisiones totalmente homologados, aun que en algunos casos estos pueden ser de pago (AMPEE, educaLAB, UNED). Se llevan a cabo en lugares externos al centro, pudiendo ser vía internet y suelen estar muy demandados.
Los cursos por petición de profesores se realizan con el consenso de varios profesores de un centro, mínimo cinco como grupo de trabajo, los propios profesores proponen la programación que quieren llevar a cabo en estos así como la durabilidad, también tendrán que escoger a la persona para que lo imparta. Es de carácter mas de investigación y el que imparte el curso funciona mas como tutor para esto. Este método resulta más complicado pues se realiza en el mismo centro donde impartes las clases y además es el centro el que tiene que buscarlo todo y los profesores los que tienen que hacer la programación y la investigación. Estos cursos serían gratuitos y habría una pequeña donación si se precisara para los materiales necesarios.



Cómo podemos ver hay diferentes maneras de formarse sin necesidad de perder la plaza como funcionario o sin necesidad de dejar de ir a trabajar. Nos centráremos más en los cursos de formación del profesorado que son tan demandados y nos viene a la cabeza el por qué y sobre todo el cómo es posible cuando vemos que muchos profesores no aplican más que su propio método y teoría “anticuada” para impartir su clase.


¿Qué tipos de cursos hay?

Hay cursos de todo tipo, desde coaching educativo, de salud como primeros auxilios o prevención del tabaquismo, de innovación en el aula, de ciencia, deportes, matemáticas, marketing, nuevas tecnologías como manejo de programas, idiomas (con varios cursos)… y muchos más.
Los más demandados suelen ser los mas específicos dentro del campo de cada uno, así mismo son los cursos que tratan las nuevas tecnologías, el currículum, los idiomas, y la biblioteca. Algunos de estos últimos pueden llegar a ser solicitados varias veces sin conseguir plaza permaneciendo a la espera hasta cuatro años para ser aceptado, como pude ser el de bibliotecas, que apoya el programa de uso y fomento de la biblioteca y le da mucho valor a los centros pues en el aprendes el uso de un programa de ordenador que solo es concedido a quienes lo cursan y aprueban.
La solicitud de los cursos es aceptada teniendo en cuenta como prioridad la comunidad donde el docente imparten las clases.


¿Cómo valora el profesorado este tipo de cursos?

Aun que estén muy demandados se esconde la razón principal de la demanda de estos, que son los sexenios (paga extraordinaria al cabo de 6 años) y los traslados.
Para poder cobrar un sexenio se necesita hacer al menos 100 horas en formación del profesorado, tanto a través de este tipo de cursos como de los grupos de profesores, todo lo respectivo a la formación de profesorado. Por tanto la mayoría se apunta a estos cursos para así poder cobrar esto y cuando finaliza las 100 horas no lo vuelve a hacer hasta que puede volver a pedir esto (en un curso de 30 personas solo dos dijeron que estaban por que querían aprender y las demás admitieron que era por el sexenio)
Por tanto, solo haciendo 100 horas en 6 años ya dispones de esto, si haces más te daría igual.
Cuándo pides el traslado suma puntos las horas que hayas realizado dentro de un máximo de 400 horas, por tanto si haces más no se te contarían.
Por tanto, vemos que los docente no van a estos cursos por motivación del curso en sí, sino para conseguir un beneficio.. y pronto se olvidan de lo que da o directamente no lo usan en sus clases por la comodidad de la rutina (se podría comparar con la forma de evaluar en España, donde a partir de las calificación el beneficio es una nota y el propio aprendizaje termina perdiendo importancia)


¿Cómo se le podría hacer para que el profesorado le diera más valor que la propia recompensa?

Se debería fomentar más el verdadero uso de estos, potenciar sus ganas de aprender e incluso algunos de los cursos deberían llegar a ser obligatorios, sobre todo en la gente que lleva más tiempo en la profesión, apoyándose con el inspector para revisar que esto se aplica en el aula.
Por otro lado creo que la prioridad por elección de cursos no debería ser la comunidad donde impartes las clases sino la comunidad de residencia, pues mucha gente vive lejos de los centros, y como les cuesta entrar dentro de su comunidad terminan escogiendo cursos que igual no son los que más les gustan y haciendo el mínimo posible.
También debería haber mas facilidades para la realización de estos, que el propio centro informara al profesorado de los cursos mas recomendados para cumplir con el interés del mismo, al menos, y que se beneficiara más el que más cursos tenga; con el traslado haciendo que se valoren mas de 400 horas y subiendo más las horas para el sexenio pero como digo apoyándose con una revisión de que eso realmente se cumple o completando con mas horas con otro tipo de beneficios que no impliquen un pago mejor sino otras facilidades dentro de los centros así como su reconocimiento más valorado.


REFERENCIAS

Esta reflexión a sido con ayuda de la información aportada por María Rancaño Borrás, profesora de educación en el centro CEIP Santiago de Oliveira, Ponteareas, actualmente como docente en 6º de educación infantil. Habiendo impartido también en primaria y secundaria anteriormente. Teniendo la titulación en ciencias e infantil

http://www.anpe-madrid.com/pdf/Permisos%20licencias.pdf
http://www.madrid.org/cs/BlobServer?blobcol=urldata&blobtable=MungoBlobs&blobkey=id&blobwhere=1220401106608&blobheader=application%2Fpdf
http://www.mecd.gob.es/educacion-mecd/areas-educacion/profesorado/formacion/formacion-permanente/cursos-congresos/cursos/cursos-de-verano.html#dg2
https://www.edu.xunta.es/fprofe/
http://educalab.es/home

No hay comentarios:

Publicar un comentario