martes, 9 de febrero de 2016

Animación como ayuda al aprendizaje

Por Raquel Olmeda

“El auge de las nuevas tecnologías en el último tercio del siglo XX ha despertado grandes esperanzas a la humanidad al ponerle en sus manos poderosos instrumentos de comunicación que pueden favorecer el desarrollo, la extensión de la cultura, la educación, la democracia y el pluralismo”. 
Ortega Carrillo (2004)

La animación se presenta como una tecnología multimedia con gran potencial educativo, que va mucho más allá de simplemente crear figuras de plastilina y cortometrajes. Es por esto que últimamente se le tiene gran aprecio y se realizan numerosos estudios sobre si ésta ayuda al aprendizaje en las aulas, son cuantiosas las preguntas y comunes en todos los estudios; ¿Se promueve del aprendizaje mediante la animación? ¿Los estudiantes aprenden más de animación que de otros modos de presentación? ¿Hay que aumentar el uso de la animación en los programas educativos?
Cuando se analizan las Nuevas Tecnologías, los investigadores tienden a centrarse en dos aspectos básicos, por un lado, las posibilidades y capacidades de las tecnologías para la transmisión de información; y por otro, los efectos sociales y culturales de la introducción de los medios en la sociedad.
Los estudiantes aprenden más profundamente de la animación y la narración que de la narración por si sola. Los estudiantes son más capaces de establecer conexiones mentales entre las palabras y las imágenes correspondientes, cuando ambos se presentan que cuando sólo uno aparece. En varios estudios, la animación ha mejorado la comprensión del alumno de las explicaciones científicas, de cómo sumar y restar números con signo.
Tenemos evidencia consistente de que las palabras y las imágenes son mejores para promover la comprensión de lo que aprende que las palabras por si solas. La animación mejora el aprendizaje cuando  va acompañada de una narrativa informal y ambas,  narración y animación, se presentan de forma simultánea.  Por otro lado, la música, los sonidos y el texto escrito parecen reducir el aprendizaje por distraer la mente del estudiante. También  el impacto es superior en el aprendizaje,  cuando el objetivo de la animación es explicar un tema complejo que requiere de una profunda comprensión. No todas las animaciones son igualmente eficaces en la comprensión de los alumnos, y dependiendo de las materias tendrán un uso o aplicación diferente.
Los proyectos educativos con esta técnica de animación van más allá de las asignaturas de plástica y arte. Como docentes podemos crear o buscar animaciones ya creadas, para mostrar a los alumnos un concepto complicado de cualquier asignatura. Como alternativa podemos hacer que sean los alumnos los que creen una animación para documentar un tema. Los docentes pueden crear actividades dependiendo del área, no sólo en el ámbito artístico. Algunos ejemplos de actividades llevadas a cabo en el aula son:

Lengua: Escribir un poema y crear una animación en plastilina que lo interpreta. Ilustrar letras, palabras de vocabulario, refranes, etc.

Historia: Representar un evento histórico, que sea parte del temario. Ayudaría a consolidar ese conocimiento.

Ciencias: Observar  el crecimiento de las plantas o la germinación  de las semillas. Representar el ciclo de reproducción de algún animal, etc.

Matemáticas: Explicar el concepto de una fracción. Demostrar cómo trazar las coordenadas. Representar cómo se resuelven las ecuaciones, etc.

Arte: Explicar cómo se combinan los colores. Modelar paisajes. Observar cómo evoluciona una obra de arte desde su inicio hasta su acabado, etc.

La animación fomenta el trabajo en equipo, en donde se aprenden estrategias para resolver problemas y se desarrollan habilidades interpersonales como la comunicación, el liderazgo y la capacidad de decisión. El StopMotion es una técnica que aborda distintos medios para complementar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Incluye el lenguaje audiovisual, la creación de un guión, el desarrollo de una historia, el trabajo con diferentes materiales y el uso de recursos concretos y digitales. Con esta técnica se puede explorar otras formas de mejorar y potenciar habilidades en las y los estudiantes, permitiéndoles entender mejor los procesos y comprender los contenidos. También se facilitan actividades de construcción donde se puede explotar la creatividad, el desarrollo de habilidades comunicativas y motoras, al mismo tiempo que se fomenta el trabajo colaborativo para obtener un producto final.

Ejemplos para el aula:

https://www.youtube.com/watch?v=IQfgYbz-F08
https://www.youtube.com/watch?v=WYpV2qli6gM
https://www.youtube.com/watch?v=CVggtqgOcdo

No hay comentarios:

Publicar un comentario