domingo, 10 de enero de 2016

Los móviles en las aulas: herramientas tecnológicas como método educativo

Por Aitana Martín


Actualmente todo el mundo, tanto adultos como menores, estamos habituados a usar el teléfono móvil a diario para innumerables cosas, sin embargo, en bastantes casos no lo utilizamos adecuadamente, llegando a no prestar atención a nuestro entorno cuando estamos acompañados o incluso solos al estar ensimismados frente a la pantalla.
Este problema de atención, o mejor dicho, de enfocar solo la atención en los aparatos electrónicos (móviles, tablets, videoconsolas…) es algo muy frecuente entre los menores y cada vez a edades más tempranas, por lo que el uso de la tecnología móvil en el aula es un tema de debate y controversia actual en el ámbito educativo. No obstante, podemos aprovechar parte de los conocimientos de los smartphones que muchos menores poseen para realizar acciones, actividades o aplicaciones que sirvan de apoyo para el temario establecido durante el curso.
Existen múltiples ventajas en el uso de esta tecnología, pero es cierto que, como cualquier otro elemento pedagógico, puede ser positivo o negativo según la manera en que sea abordado por los docentes (bajo la supervisión de los equipos directivos) y enfocado hacia las necesidades del alumnado (objetivos de aprendizaje, actividades... etc). Algunas de ellas pueden ser:

1. Aprender a hacer un buen uso de la tecnología estableciendo normas que deben cumplirse y permitiendo trabajar de manera real temas de seguridad en las competencias digitales.

2. Acceso a Internet en todo momento, aunque no se disponga del aula de ordenadores del centro, ya que permite una mayor flexibilidad para realizar tareas conectadas sin necesidad de disponer del aula de informática y facilita al alumno a acceder a una multitud de posibilidades: los documentos de la asignatura del profesor, leer el periódico, consultar y participar en el blog del aula, aprender a buscar, usar el diccionario, crear, editar y publicar contenido de texto, audio, imagen…

3. Uso de herramientas educativas tecnológicas que los alumnos conocen y pueden tener con sus móviles sin necesidad de disponer de otros elementos menos conocidos o de difícil acceso y/o manejo para ellos, como las evaluaciones o quizz en el momento, las redes sociales para completar proyectos, las aplicaciones específicas por materias o competencias, etc.

4. Aumento de la motivación y participación, que permite una comunicación diversa según las necesidades de cada alumno de forma personalizada según sus necesidades, así como el modo de trabajo, de consulta…

5. Permite realizar el seguimiento del método de enseñanza-aprendizaje, ya que los estudiantes pueden llevar su propio registro diario de actividades, planificar el estudio en tiempo y calendario, registras sus ideas…, facilitando así una evaluación continua.

Estas y otras ventajas dependerán del uso correcto que se le dé a los móviles, por lo que se debe de concebir en primer lugar el manejo de estos como una herramienta más dentro del aula, como los ordenadores, las tabletas o los libros, que pueda complementar y ampliar las técnicas tradicionales de aprendizaje.

Para integrar correctamente el móvil en el aula se pueden definir en líneas generales algunos aspectos importantes para protocolizar su uso:

  1. Definir al alumnado: su tecnología, sus gustos, usos, costumbres…
  2. Definir los objetivos de aprendizaje: curriculares, de competencia.. etc.
  3. Elección del dispositivo y del número de dispositivos: tabletas o móviles, propios o no, por grupos o individual.
  4. Definición del tiempo de uso y concreción de las acciones curriculares: toda la jornada, por materias, por proyectos, etc.
  5. Implementación y materiales: con conexión o sin conexión, 3G o wifi, con apps gratuitas o de pago, recursos propios o ajenos…
  6. Delimitar el uso en el aula y la participación: cuándo, cómo, qué y quién.
  7. Evaluación: del mismo modo cuándo, cómo, qué y quién.
  8. Gestión de crisis: ¿qué hacer si… no disponemos de móviles, existe un fallo tecnológico, la familia no desea que se use el móvil en el aula…?


Sin embargo, es necesario mencionar también algunos de los problemas que se plantean al respecto:

1. Divergencia de acceso a la tecnología, ya que los sistemas operativos y de tecnología de los móviles o incluso el acceso a estos pueden ser diversos según la edad de los alumnos, lo que implica que no siempre todo el alumnado pueda realizar todas las actividades ya sea porque no tienen teléfono o porque no dispongan de la tecnología necesaria.

2. Normativa diversa a nivel estatal, regional y de centro. Actualmente no existe una normativa igualitaria en todo el Estado, ni dentro de una misma comunidad autónoma y, ni siquiera, entre centros de una misma ciudad. Por ello, es un reto el uso o no de estos dispositivos ya que puede vulnerar normativas concretas que cada docente deberá tener en cuenta.

3. Proceso de adaptación. La dispersión, puesta de límites, niveles de atención… son algunos de los grandes miedos que se tienen en un proceso de introducción del uso de los móviles en las aulas. Para minimizarlos, es importante marcar normas de uso de los smartphones para todas las personas del colegio, incluidos los adultos, e incluso hacer partícipes a los estudiantes en su redacción.

4. Uso inadecuado del teléfono móvil, que pueda conllevar a acciones negativas hacia otras personas como el ciberbullying o ciberacoso, publicaciones negativas sobre docentes en redes sociales, etc. Aunque esto no sería una consecuencia del uso en el aula en concreto sino de un mal uso de manera genérica, utilizando el móvil se podría trabajar en grupo con los alumnos para concienciarles del problema planteando y elaborando una serie de medidas de prevención al respecto.

5. Falta de objetivos pedagógicos por parte de los docentes y búsqueda de un sentido para introducir una nueva herramienta dentro de una programación y de una metodología, entendiendo que el móvil no es una “salvación” para dar clase, sino una herramienta más de trabajo.

Para ampliar la información en este campo, la UNESCO expone en su web una serie de publicaciones sobre el “Aprendizaje móvil” con una serie de directrices, iniciativas, análisis e implicaciones:
http://www.unesco.org/new/es/unesco/themes/icts/m4ed/publications/
También el CEDEC propone 45 ideas interesantes para el uso de la cámara de vídeo de bolsillo en el aula, recogidas y traducidas en este enlace:
http://es.slideshare.net/cedecite/45-ideas-para-el-uso-del-mvil-en-el-aula
Y por último, cabe ejemplificar con 15 opiniones diferentes de profesores el gran debate que supone el uso del móvil en los colegios y/o institutos:
http://toyoutome.es/blog/15-expertos-en-educacion-cuentan-los-pros-y-contras-del-uso-del-movil-en-el-aula/34374

No hay comentarios:

Publicar un comentario