domingo, 6 de diciembre de 2015

Esperanzas, Felipe y la escuela de Puerto Cabuyal

1 comentario:

  1. Algunos niños con deficit de naturaleza, y otros tan afortunados en este sentido. Que envidia! Es una buena oportunidad, irse a formar alguna escuela a algun lugar así.

    ResponderEliminar