martes, 2 de diciembre de 2014

Pedagogía libertaria

Por Margo




Tengo una amiga que estudió en la Escuela Libre Paideia. La verdad es que hasta hace relativamente poco desconocía este tipo de educación y por eso mismo me gustaría darlo un poco más a conocer. Es un tema bastante amplio, y aquí lo que intento es resolver algunas de las típicas dudas que surgen con este tipo de educación.
Paideia surge en la transición de la dictadura franquista a la democracia en 1978 en Mérida, Badajoz, como forma de lucha ideológica, política y pedagógica. El colectivo lo formaron tres mujeres de postguerra con la principal idea de generar un tipo de persona diferente para configurar una sociedad distinta; Desde entonces el colectivo ha ido evolucionando, creciendo y siempre ha estado abierto a cambios para poder mantener sus objetivos.
Este tipo de escuelas conciben la educación de un modo diferente al que estamos acostumbrados, va más allá de la educación en el aula, es una educación en valores, en ver lo que está pasando en la sociedad, lo que nos rodea. Defienden que la vida es la principal escuela. Sus clases se imparten desde los dos años de edad hasta los 15.
Mi amiga Jara me contaba su experiencia. En la escuela cada persona escoge dónde, cómo y en qué quiere trabajar. Le dan mucha importancia a la libertad y la autonomía del individuo, pero siempre teniendo en cuenta a los demás; y también a las asambleas, que es la forma en la que se relaciona la gente de diferentes edades y capacidades, para quitar la autoridad en un sistema jerarquizado; y sirven para solucionar conflictos, decidir... y establecer la igualdad.
La respuesta de alguien que no ha oído nunca hablar de este tipo de educación puede ser qué pasaría si algún estudiante no quiere trabajar en nada. Jara me comentaba que además de ser pocas personas, el hecho de estar viendo un espíritu de trabajo y de involucración continuo, hace que la gente se interese en hacer cosas, en aprender... en cualquier caso siempre hay un cierto "control". Existe una retroalimentación de conocimientos, la gente se ayuda mutuamente, los más mayores ayudan a los más pequeños, y esto no significa que estés perdiendo tiempo de aprendizaje, porque lo estás ganando en otros aspectos, a la vez que ayudas, aprendes a enseñar.
Otra de las cuestiones que se plantean es: ¿Realmente se sale preparado para continuar tu educación fuera de este ámbito? En el caso de Jara y Paideia, la escuela le dio la opción de continuar sus estudios en el instituto a la edad correspondiente en el curso correspondiente, o sea, 4ºESO con 15 años, o permanecer un año más en Paideia y entrar a cuarto con 16 años. Quiso quedarse un año más y  no tuvo ningún problema de adaptación posteriormente. La gente sale preparada para afrontar cuestiones, ser solidarios, reflexionar sobre la vida... En la educación que yo he recibido te enseñan conocimientos, más bien te enseñan a memorizar conocimientos, cosa que acabas olvidando por el hecho de haberlos memorizado y no experimentado. De alguna manera en Paideia te proporcionan las herramientas para que sea la propia persona la que consiga llegar al conocimiento.
Entonces mi pregunta era que si con este método de estudio llegabas a 4º de la ESO con el mismo Currículum que se supone que tiene que tener todo el mundo al entrar a cuarto, porque claro, el hecho de que seas tú el que elija lo que quiere estudiar implica que hay muchas cosas que desconoces porque nunca has oído hablar de ellas y por lo tanto no puede haber un interés hacia lo desconocido; la escuela sí que sigue su Currículum, y es lo que hablaba anteriormente, aunque no se llegue a cuarto con los mismos conocimientos, no les es difícil utilizar información nueva, aprenderla y comprenderla; Además, gran parte del colectivo son profesores en institutos, por lo que saben perfectamente cuál es la programación y los contenidos fuera de Paideia y el nivel que hay... Allí, aparte de trabajar con material elaborado por los propios maestros, también hay libros de texto de escuelas e institutos de todos los niveles y todas las asignaturas, por lo que eso también es una guía tanto para los profesores como para los alumnos. Además, la mayoría de los maestros de allí son pedagogos, y sabrían hacer, incluso adaptar un Curriculum para cada uno.
La escuela no recibe ningún tipo de subvención, ni del estado, ni de la comunidad autónoma ni nada. Es totalmente autogestionada, y el dinero que recibe es el de la cuota mensual que dan los padres. Ese sería unos de los tópicos que podrían contradecir la filosofía de Paideia, puesto que se la podría catalogizar como “privada”, pero es la única manera de que el colegio sea totalmente independiente del estado, y de que no haya ninguna fuerza externa que le pueda decir cómo hacer o dejar de hacer algo. Los padres pagan al mes una determinada cantidad de dinero, pero se tiene mucha flexibilidad, y se tienen en cuenta las situaciones socioeconómicas del alumno, también las familias que tienen más dinero, y de manera voluntaria han aportado más de lo que la escuela pedía en sus cuotas. Además hay cooperativas o grupos, o personas particulares que donan dinero o material.
Con todo lo dicho, la importancia que da Paideia a la educación es en formarse como personas, que el niño/a sea feliz y que sepa valerse en la vida... Ésta también está en el día a día, en el convivir, compartir, ayudar, valorar, criticar, tener una opinión formada por uno/a mismo/a y no una opinión que te han ido formado. Creo que la experiencia y el querer conocer algo por placer y no por obligación es la clave del aprendizaje.

Referencias

http://www.paideiaescuelalibre.org/Pedagogia%20Libertaria.htm
http://www.paideiaescuelalibre.org/

https://www.youtube.com/watch?v=DU7k7X7SzmQ

No hay comentarios:

Publicar un comentario