jueves, 27 de noviembre de 2014

La educación experimental

Por Param

Últimamente he estado interesándome por un tipo de educación muy diferente al que la mayoría de personas de mi alrededor(incluida yo) no pudieron disfrutar, una educación en la que toma más importancia el individuo y sus intereses frente a la misma y repetida unidad didáctica de año tras año, una educación en la que se aprenden materias que se desean aprender, la educación experimental.
Pues bien, este tipo de educación, bajo mi punto de vistaaún en fase elemental, tiene unas características bastante interesantes por el momento, como por ejemplo, prescindir de los conocimientos habituales y adecuarlos al propio alumnado sin eliminar elementos necesarios, la utilización de las nuevas tecnologías como medio, incluso la exclusión de los libros de texto. Actualmente hay pocos centros que apuestan por este tipo de enseñanza como La Navata, El Trabenco o el Palomeras Bajas, todos ellos en Madrid, habiendo algunos otros pocos en España, siendo pioneros de un tipo de enseñanza que apuesto, será la enseñanza del futuro.
Vivimos una actualidad informatizada y en cambio constante.Pues bien, resumiendo, es a lo que la enseñanza experimental se adapta. Está en constante evolución y sin dejar a un lado las nuevas tecnologías y la actualidad, haciendo la enseñanza más cercana a los jóvenes de hoy, que ya encuentran anticuados los métodos tradicionales.
Es cierto que como futura docente advierto complicaciones para el profesorado con este sistemay diferencias en el aprendizaje entre unos alumnos y otros, pero ¿Es realmente tan horrible que los alumnos salgan de la escuela teniendo diferentes tipos de conocimiento? ¿Es qué sólo existe una única metodología por el que es socialmente admitido el éxito educacional? ¿Por qué siempre hay que dirigir los conocimientos hacia el mismo punto?Sé que como su propio nombre indica, es un método en fase experimental, pero al menos es unamanera en la que se arriesga con dar con el procedimiento adecuado.
Hemos basado la educación en un puñado de conocimientos concretos pensados como esenciales, explicando lo mismo una y otra vez ¿Y si nos hemos equivocado? ¿Y si estamos cortando las alas a alumnos brillantes en diferentes áreas?
Debemos ser un poco más flexibles y otorgar un mínimo de libertad al alumnado, porque la educación puede transmitirse a través de la propia curiosidad del estudiante, la cual debemos saber despertar nosotros como docentes, avivar esas inquietudes, porque cuando la curiosidad toma vida, nunca llega a saciarse.



REFERENCIAS:
http://www.fceia.unr.edu.ar/geii/nw/objetivos.htm
http://www.20minutos.es/noticia/1889794/0/escuelas/sin/libros-de-texto/
http://www.profele.es (curso PDP – programa de desarrollo profesional)
http://www.aprendizajeexperimental.com/
http://www.skip.es/ensuciarse-es-bueno/%C2%BFque-es-el-aprendizaje-experimental/

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Una educación con más problemas que pasión

Por Nomar

¿Qué clase de educación estamos dando? No me refiero legalmente, que también es otro factor muy confuso sino, ¿qué estamos realmente enseñando?
Cuando un profesor termina sus estudios tiene la ilusión de enseñar a los jóvenes todo aquello que él ha aprendido en toda su vida, pero lo que nos encontramos en las clases es algo muy diferente. Son profesores que dedican sus horas a dar una clase magistral sin ningún tipo de relación con el alumnado y posteriormente una evaluación mediante un examen de lo aprendido en estas clases. Desde que empecé a pensar en la enseñanza hay una pregunta que no para de rondar en mi cabeza: ¿cuándo un profesor pierde la ilusión por enseñar? Los niños no aprenden conocimientos sino que memorizan unas frases que posteriormente olvidarán, además de la falta de implicación del profesorado en algunos casos con el alumnado. Podemos ver como hay profesores que efectivamente se preocupan por el desarrollo y los problemas de los chicos/as pero otra parte se preocupan de los maravillosos programas didácticos. La pregunta es, en la educación, ¿hay más allá de los programas didácticos? El papel del profesor en ciertas edades es fundamental aunque no nos demos cuenta, un mal profesor puede perjudicar a un chicho/a notablemente.
En los colegios, institutos o universidades, los docentes no están obligados a formarse si no lo desean... ¿El mundo no cambia?¿La plaza dota al profesorado de conocimiento infinito? El profesorado debe formarse y estar al tanto de lo último para poder enseñárselo a sus alumnos en vez de vivir en una caverna y contar siempre lo mismo. En otros países los docentes están obligados a recibir un número de horas anuales de formación y es que obtener el título de enseñanza no significa que no necesites aprender nada más.
Por otra parte, los centros marcan unas pautas que los profesores deben seguir, pero estas pautas muchas de las veces vienen marcadas para un plan general de colegios e institutos. Entonces... ¿Todos los colegios e institutos son iguales? Cada centro tiene diferentes problemáticas por lo que nunca pueden estar bajo una igualdad de conceptos. Como dice muy bien el profesor José Antonio Marina, podíamos mejorar el sistema educativo cambiando unos puntos fundamentales:

"Mejorando primero los equipos directivos, que en muy poco tiempo pueden destrozar o mejorar muchísimo un centro. Segundo, la calidad del profesorado, que en España no se ha formado nunca. Había una especie de broma chusca llamada CAP, mientras en el Reino Unido un profesor dedica 100 horas al año en formación. Tercero, que los centros tengan más autonomía, lo que significa que deben organizar sus proyectos educativos muy bien... y en España están empezando a funcionar mejor los de gestión concertada que pública. Cuarto, implicar a las familias en su relación con la escuela, que ahora está rota. No es verdad que no les interese la educación de sus hijos, pero no saben qué hacer, no tienen vías concretas para colaborar".
(Ana Goñi, José Antonio Marina: "El primer problema de la educación es la ideología" El confidencial, 31/05/2014)

¿Y de qué sirve todo ésto si la educación sigue siendo una carta de cambio para la política? No nos engañemos pues la educación y la formación de los niños futuros solo importa si te hacen ganar las elecciones o te dan unos votos más. Y es que hasta que no se vea que la educación es mucho más importante que los deseos egoístas políticos tristemente vamos a seguir recibiendo una educación nefasta. Hay que mirar al futuro y preguntarse qué clase de personas formadas quiero. Dejando de lado las ideologías, que ahogan, e impartiendo clase con profesores formados que sean capaces de transmitir la pasión de aprender a sus alumnos.(Richard Gerver en C, Fominaya, M. J. Pérez-Barco, El sistema educativo Español está anclado a la era industrial, ABC.es, 13/3/2014)


Biografía 

Ana Goñi, José Antonio Marina: "El primer problema de la educación es la ideología"  El confidencial, 31/05/2014
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-05-31/jose-antonio-marina-el-primer-problema-de-la-educacion-es-la-ideologia_138860/
C, Fominaya, M. J. Pérez-Barco, El sistema educativo Español está anclado a la era industrial, ABC.es, 13/3/2014
http://www.abc.es/familia-educacion/20140313/abci-richard-gerver-educacion-201403112038.html

domingo, 16 de noviembre de 2014

El taller en la Educación

Por Julia F.

 Me gustaría poner sobre la mesa esta herramienta educativa, el taller. ¿Es el taller una herramienta útil para el aprendizaje? ¿Qué beneficios aporta? ¿Es realista su aplicación en la educación española?
Uno de los aspectos más cuestionables del sistema educativo actual es quizás lo anacrónico que resulta en ocasiones. Parece lógico pensar que la manera de aplicar los programas ha de ser, al menos en parte, diferente a la de hace otras generaciones.
La sociedad actual maneja con una facilidad indiscutible información de todo tipo de manera gratuita gracias a internet y las nuevas tecnologías. El conocimiento, por tanto, es más accesible que nunca y las experiencias: lo práctico, empieza a ser algo muy valioso.
Es, por ello, por lo que el taller como herramienta puede cobrar mucha relevancia en el proceso educativo ofreciendo múltiples situaciones de aprendizaje que no pueden acontecer en otros espacios académicos más directivos como es el aula convencional (profesor-alumnos) y a las que no se puede acceder de manera individual ni con tanta facilidad.


En el sistema educativo finlandés se contempla este tipo de enfoque, por ejemplo, en las actividades pertenecientes al bloque que denominan "Home economics". Este bloque tiene como objetivos, además de formar en cada uno de los temas sujetos al programa, fomentar las relaciones humanas, responsabilizar a los alumnos de su salud, facilitar la autonomía, la seguridad y comprometer a estos con el respeto al Medio Ambiente.
Las actividades son, en su mayoría, muy prácticas, en talleres y trabajando en equipo. Algunas de ellas son talleres textiles otros de bricolaje y también, por ejemplo, de cocina.
Esta idea de generar formación a través de la práctica y con otros aspectos formativos no tan académicos se puede extender a talleres de teatro, manualidades (pintura, escultura, otros oficios) o, por ejemplo, jardinería, talleres de radio, de cine pero también en laboratorios para asignaturas de ciencias, talleres de lectura, debate, etc.
Los talleres son interesantes para todas las edades en cada uno de los diferentes temas. Será en el planteamiento para cada rango de edad, donde se responderá de una manera más específica a las necesidades de los alumnos buscando el enfoque más beneficioso para ellos.  Este tipo de trabajo de aula es muy flexible y, por tanto, permite la adaptación según las necesidades y los objetivos.
El rango de edad que nos ocupa sería el que engloba a los adolescentes y esta herramienta educativa puede convertirse en un elemento protagonista para cubrir muchas de las necesidades que menciona el sociólogo Michel Fize. Estas son: la necesidad de confianza, de diálogo, de autonomía y de responsabilidad.
Además, se ha estudiado la existencia de una serie de factores que ayudan al desarrollo positivo del adolescente. Silberesisen y Lerner identificaron 40 y de, entre ellos los siguientes que enumeraré considero pueden ser adquiridos gracias a herramientas de enseñanza como lo es el taller.
- Motivación en la escuela, participación activa, ayudar a las personas, la importancia a la igualdad y a la justicia social, responsabilidad, autocontrol, planificación y toma de decisiones, resolución pacífica de conflictos, servicio a los demás, participar de actividades en la comunidad, etc.
El taller como tal sin profundizar en demasía no tiene porque proporcionar todas estas habilidades anteriormente mencionadas pero cuando me refiero a taller estoy ampliando el concepto del mismo a otros enfoques que no distan tanto del primero.
Talleres de cooperación, de solidaridad realizando proyectos reales podrían ser otras formas de taller que resultarían también muy beneficiosas para los adolescentes que buscan una identidad y una reafirmación de su autoestima y que, además, dan una importancia muy elevada a las relaciones sociales por lo que el trabajo en equipo es relevante para su desarrollo social. Esta práctica bien enfocada, por otro lado, les facilita suficientes estímulos para evitar caer en problemas graves y que suelen darse en este etapa como es el consumo de drogas, enfermedades alimenticias, problemas de violencia, etc.


Podemos entonces plantear que la aplicación del taller es beneficioso no sólo para fomentar el interés de los alumnos, ofrecer situaciones interesantes para su aprendizaje y desarrollar su pensamiento creativo sino que también gracias a su transversalidad y fomento de la interacción y la cooperación, resulta útil como acción tutorial para grupos de diferentes edades, como recurso para solucionar conflictos en la convivencia y como centro de participación escuela-familia en los centros educativos.
"La gran finalidad de la vida no es el conocimiento sino la acción"  Thomas Henry Huxley
Si analizamos las posibles ventajas dentro del punto de vista neurológico el taller adquiere bastante relevancia gracias a lo que ya sabemos a través del progreso científico. Me estoy refiriendo al descubrimiento de la existencia de una inteligencia fundamental: la INTELIGENCIA EJECUTIVA.
Hasta no hace mucho sabíamos y fomentábamos dos inteligencias, una de ellas era la Inteligencia Cognitiva, tuvo mucha importancia a lo largo de la historia puesto que su principal función era la de conocer y posteriormente se advirtió de la existencia de la Inteligencia Emocional, fundamental para saber gestionar nuestras emociones.
Desde diversos campos de investigación ha surgido la Inteligencia Ejecutiva que es la encargada de organizar y dirigir las dos anteriores. Saber rentabilizar las dos inteligencias en la ACCIÓN es tener una buena Inteligencia Ejecutiva.
" La idea me parece personalmente muy atractiva, porque me permite realizar la ambición de mi vida intelectual: elaborar una teoría de la inteligencia que comience con la neurología y termine en la ética. El hilo que conduce de una a otra es la acción". José Antonio Marina
El desarrollo de la acción está, sin duda, más presente en los ambientes de taller que de clase magistral entendiendo por esta última la manera de enseñar tradicional.
La pregunta que nos podríamos hacer finalmente cuando pensamos en el sistema educativo español y en la nueva ley educativa LOMCE sería la siguiente; ¿Es posible implantar modelos más prácticos de enseñanza a través de talleres en la educación pública española?


Estudiando los currículos de la LOMCE existen asignaturas (dentro del grupo de las específicas) que deberían trabajarse en este tipo de espacios más libres como "Artes escénicas", "Dibujo artístico y Artes Plásticas y Visuales", "Música", "Imagen y sonido" y "tecnología" aunque en lo expuesto se defiende la utilización del taller como instrumento de trabajo y puesta en práctica de los conocimientos abarcando a todas las asignaturas, o al menos en la mayoría, y no sólo aquellas específicas que cada centro asuma. No parece fácil implantar un modelo aula-taller en las asignaturas troncales con el programa definido pero en cualquier caso no es imposible.
Por otro lado, para que funcionen este tipo de clases los grupos no deberían ser muy numerosos y en la actualidad el número de alumnos por clase en muchas escuelas públicas es bastante elevado y a este último inconveniente se le añade la inversión económica necesaria para su implantación en recursos y en más profesorado para reducir los grupos.
Vuelvo a preguntar, ¿es posible?: Solventando los anteriores inconvenientes sí.

Bibliografía:
Marina JA. La inteligencia ejecutiva. Barcelona: Ariel; 2012.
Marina JA. El Aprendizaje de la creatividad. Barcelona: Ariel; 2013.
Jensen E. Teaching with the Brain in Mind, Association for Supervision and Curriculum development. Virginia: Alexandria; 2005.
Otras fuentes:
Currículo Sistema Educativo Finlandés. Página Web Embajada Finlandesa.
Marina JA. Artículo: El Talento de los adolescentes 01/01/2014 (Pediatría integral).
LOMCE
Vídeos del programa Redes: Educación.