jueves, 20 de febrero de 2014

Educación y Nuevas Tecnologías. La educación del siglo XXI.

Por Daniel Amorós



En este programa, emitido en diciembre del 2010, Punset entrevista a Mark Prensky experto en educación del futuro, que defensa y reivindica un cambio radical en el sistema educativo.  A raíz de esta entrevista se plantea a lo largo del programa la necesidad de un cambio en el desarrollo de la educación y una reforma de las aulas. Y es que Mark Prensky comparte con muchos de nosotros que “la antigua forma de enseñar es aburrida”; aunque no tanto que “la nueva se basa en que los chicos aprendan solos”.
Sin duda alguna,  la educación necesita una revolución. Vivimos rodeados de información, en una sociedad donde imperan las nuevas tecnologías, es decir, las pantallas, internet (las redes sociales) e incluso los videojuegos, cuando en las aulas aun rebosan esos libros con cierto olor a rancio y aspecto desfasado, que a día de hoy se heredan por su elevado coste, como quien hereda la ropa de sus hermanos/as mayores. Entonces, una sociedad contemporánea, digitalizada  y desbordada de imágenes, tal que la podríamos calificar como una sociedad visual, requiere una educación que responda a las necesidades y al interés de los chicos y chicas de hoy en día, y las imágenes son las que están en su punto de mira.
A pesar de ello, admito que Prensky roza los limites de la obviedad. Éste destaca los valores de los videojuegos como herramienta de aprendizaje y su efecto en el nivel de profesionalidad de aquellas personas que les dedican parte de su tiempo, ya sea por temas transversales o por su mejora en la capacidad de atención. Más allá de que los videojuegos nos puedan acercar a la literatura o incluso inculcar en nosotros valores como aquellos que promueve una determinada conducta contextualizada por unas normas o incluso la competitividad; tales como el esfuerzo o la disciplina, para alcanzar unos determinados objetivos;  éstas también tienen sus efectos adversos.
Prensky obvia la problemática que están produciendo las nuevas tecnologías en el desarrollo de las relaciones sociales, que personalmente me preocupa profundamente. Es la visión de la realidad, la que las nuevas tecnologías están alterando y deformando en la actualidad, conduciéndonos hacia un abismo: la individualidad, probablemente por un uso excesivo de ellas al facilitarnos nuestra vida cotidiana. ¿Os habéis fijado en los espacios públicos cuantas de las personas que os rodean están inmersos en su realidad a través de dispositivos móviles ignorando qué o quienes les rodean? ¿Os habéis dado cuenta de que vosotros mismos por inercia actuáis del mismo modo?
Sobrepasando los extremos, quiero mencionar un programa emitido en la MTV llamado Catfish: Mentiras en la Red, inspirado en su propia película, en que los protagonistas de dicho programa son investigados por crear perfiles falsos en redes sociales con el fin de establecer relaciones sentimentales con otras personas, que en el fondo evidentemente nunca se llevan a cabo.
Concluyendo, definitivamente la educación debe y tiene que ser reformulada para un futuro que es incierto, y por supuesto debe hacerlo desde las nueva tecnologías, sin dejar que los chicos y chicas aprendan solos, simplemente por que vivir en sociedad implica que no lo están. Inculcar en ellos un buen uso de las tecnologías y que estas no substituyen otras formas de aprendizaje y comunicación es fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario