lunes, 24 de febrero de 2014

Sobre el Informe PISA

Por Elena Fernández

Leyendo el informe PISA y los consejos de su director Andreas Schleiser me surgen infinitas dudas. No entiendo de qué estamos hablando en realidad. Me resulta incongruente su discurso según los medios de la caverna como La Razón y según su discurso en TED. Según una entrevista en la Razón la reforma que supone la LOMCE es muy positiva. Sin embargo en su discurso en TED y a través de su propia experiencia vital su principal crítica a la educación alemana es que desde edades tempranas los alumnos sean divididos en itinerarios cerrados. Observa el hecho de que de esta forma se aumenta la desigualdad social. En su propia experiencia su profesor determinó que él no podría estudiar bachillerato y sin embargo su padre, pedagogo, decidió saltarse este impedimento llevándolo a una escuela Waldorf.
Según lo establecido por la LOMCE la elección de itinerario comienza en tercero y el curso de cuarto queda dividido en dos itinerarios. Los que obtendrán una calificación académica y podrán acceder al bachillerato y los que obtendrán una calificación profesional y podrán acceder a la Formación Profesional de Grado Medio.
Sin embargo no critica en ningún momento ni esto ni el hecho de que para acceder al bachillerato se requiera pasar una prueba nacional. De hecho en la entrevista utiliza el argumento de que las evaluaciones externas favorecen la igualdad, me imagino que la explicación sería que todas las escuelas promocionarían con la titulación académica de Graduado en ESO a alumnos que tuvieran un mínimo común estándar independientemente de las características específicas de cada alumno. Además esto lo confronta a la situación argumentando el temprano abandono escolar sin que haya pruebas externas. Plantea el crear estos exámenes del Estado para obligar a una homogeneidad (el lo llama Coherencia) y en teoría luego dejar a los docentes toda la libertad para que se las arreglen en conseguir que sus alumnos puedan aprobar esos exámenes.
Hace hincapié eso sí en todos sus discursos en que el ratio de las clases no es importante, comparando dos países que teniendo el mismo gasto en educación tiene resultados muy distintos. Comparaba Korea y Luxemburgo. Corea obtiene resultados mucho mejores teniendo un ratio mucho más grande que el sistema educativo de Luxemburgo, según explicaba Andreas esto se debe a que en vez de gastar los recursos en pagar más sueldos a profesores; lo gastan en formación para los profesores que tienen y en planes de movilidad profesional para éstos.
Todos los planteamientos de este señor y del informe PISA que es su criatura, por supuesto se enfocan al éxito desde un punto de vista absolutamente liberal. No consideran que haya nada más importante que el éxito. Pero dejando de lado esa cuestión fundamental, y planteando la hipótesis de que queremos que la educación sea un método eficaz en los valores que un organismo como la OCDE representa me pregunto cómo se podrían llevar a cabo. Tal y como dice Andreas esa es la siguiente cuestión, ellos “se limitan a aportar datos y ejemplos de lo que se hace en otros países”.
¿Cuál sería la revolución educativa que se debería llevar a cabo según estos parámetros en España?
Entiendo que lo primero sería hacer como se ha intentado en Madrid con la sanidad, cambiar de una gestión pública a una privada. Ya que enfatiza Andreas tanto en la necesidad de que los centros puedan escoger a sus profesores y echarlos. ¿No hemos deseado siempre que a ese profesor que se creía que tenía la plaza para toda la vida y que no se esforzaba se le pudiera echar? No me voy a plantear como llevarían esta reforma a cabo para poder seguir imaginando el sistema educativo perfecto a nivel español para la OCDE. Me imagino también que estos centros tendrían recursos, pero no demasiados ya que según el informe no hay una relación directa entre dinero y resultados. La ratio de esas clases se ampliaría ¿hasta qué numero de alumnos por aula? Si ahora mismo se sitúa en 30 alumnos la clase ordinaria, ¿qué serían clases de primaria y secundaria de 50 alumnos? Puede sonar como crítica pero me lo estoy planteando de forma seria, quizá si viniera acompañado de la revolución de los directores de los centros como líderes, de unos profesores bien considerados (y bien pagados) y de una reformulación de las clases con contenidos y métodos actualizados al momento presente… todo esto combinado con exámenes nacionales necesarios para acceder a la titulación.
Pero viendo precisamente como se estaba llevando a cabo esta revolución en el ámbito del traspaso de la sanidad pública a la privada considero que en España estos cambios podrían resultar fatales por mucha creatividad y coherencia que se consiguiera.
Este mismo señor hace mucho hincapié en la equidad en la educación, en que no está reñida con la excelencia. Para ello nos muestra gráficas donde se puede ver que hay una serie de sistemas educativos que sistematizan la excelencia, donde todos los centros obtienen notables resultados. Nos comenta también que esto no tiene relación con la cultura y personalidad propias de un país ya que países como Polonia siguiendo los consejos del informe han conseguido mejorar drásticamente en un corto período de tiempo…
Parece que se podrían obtener algunos enfoques interesantes a través del análisis de estos informes, y que es mala idea que esto sea negado por la sociedad educativa. Sin embargo sus planteamientos globales claramente representan unos intereses de mercantilización y de continuar el régimen político y económico que sufrimos en estos momentos.
Tal vez sería interesante que se produjera una renovación pedagógica semejante pero desde unos planteamientos menos mercantilizados. Da la sensación que los partidarios del liberalismo en este aspecto hubieran avanzado mientras que aquellos con una ideología más social se hubieran quedados anclados en presupuestos de Mayo del 68.

EL PODER DE LOS INTROVERTIDOS. Conferencia - Febrero 2012, Susan Cain

Por Paula W.
http://www.ted.com/talks/susan_cain_the_power_of_introverts.html

A pesar de un ligero tono de libro de auto-ayuda y más allá de los estereotipos de los que se presta Susan Cain en la conferencia, “El poder de los introvertidos”  nos presenta un interesante tema de reflexión. Resalta la importancia de realizar ejercicios de intromisión en uno mismo. Algo fundamental en la adolescencia, durante la cuál el carácter no está formado y los estudiantes son muy influenciables, buscando a su alrededor constantemente modelos a seguir.
Últimamente, sin embargo, está de moda fomentar obsesivamente el espíritu de equipo. Un ejemplo de ello lo encontramos en las teorías del poder creativo del trabajo en grupo del educador, escritor y conferencista británico Sir Ken Robinson.
A menudo, en las escuelas, se refieren a determinadas características personales de los alumnos como estigmas sociales.  No sería la primera vez que se considera inadecuado que un niño juegue o se divierta sólo  en una esquina en lugar de estar practicando algún deporte con sus compañeros. Tratar que los niños se comporten de manera diferente a la que realmente son no es correcto.
Susan Cain nos explica la diferencia, en función de la necesidad de estimulación, entre individuos extrovertidos e introvertidos. En este sentido, un niño extrovertido ansía estimularse y el introvertido preferiría estar tranquilo, algo con lo que no puedo estar más que de acuerdo. A menudo se confunde introvertido con  tímido, que sería una forma de introversión por miedo a prejuicios sociales. En relación a esto, cada uno tiene una zona adecuada en la que alcanza un buen grado de estimulación. De cara al ejercicio de la docencia debemos tener esto en cuenta y que podemos aumentar el nivel de los alumnos de manera que desarrollen mayores posibilidades de disfrute. Maximizar talentos es tener todo esto en cuenta en relación con los distintos tipos de alumnos.
Sin embargo no estoy de acuerdo con ella cuando se refiere al liderazgo. Según Susan Cain, los líderes introvertidos son más permisivos con el resto de la gente, ya que permiten aflorar las ideas de los demás con facilidad, mientras que un líder extrovertido puede entorpecerlo por su excesiva emoción.  Cain se estaría contradiciendo a sí misma, al relacionar la introversión con la bondad de carácter. Estos pueden ser tan restrictivos como los otros. Aunque, por supuesto, estoy de acuerdo con ella en la importancia de los líderes introvertidos, desde Darwin a Steve Jobs. Esto no quiere decir ,por supuesto, que no sea necesaria y fructífera la colaboración en grupo. El caso de Steve Jobs trabajando en conjunto con Steve  Wozniak en el ordenador “Apple”, por ejemplo. Al igual que hay personas en medio de este espectro introversión-extroversión, que son buenas desarrollando ideas en conjunto pero que también necesitan realizar un profundo ejercicio de intromisión.Y es que la soledad, la indagación personal, es el ingrediente de la creatividad por excelencia. El ejercicio de la propia imaginación puede ser compartido a posteriori, pero surge como una chispa en la cabeza de cada uno.
Sabemos de la importancia del grupo, sus mecanismos y formas de actuación. Las personas imitamos instintivamente las opiniones o comportamientos de otras que se encuentran en el mismo grupo. Todo ello con mayor o menor grado de conciencia. Es similar a lo que ocurre con la psicología perceptiva de la Gestalt. Individualmente tenemos nuestra propia percepción de la cosas, pero veremos otras si nos las señalan. Y también sabemos que en los grupos existen líderes , personas con mayor carisma o más dominantes, a los que se sigue sin que tenga que haber correlación directa entre mejores ideas y mejor orador.  El ideal, por lo tanto, sería que la gente vaya en libertad, tratando de seguir su propio camino e ideas y que puedan intercambiarlas en un momento determinado.
¿Por qué entonces existe esta tendencia a resaltar el poder de la creatividad en grupo como mejor solución educativa?. ¿Es realmente creatividad lo que surge de estos trabajos o es otra cosa?. Llevo  realizándome estas preguntas prácticamente desde que comencé el máster de educación, y es que desde la misma formación al profesorado, se induce recalcitrantemente a trabajar bajo estos métodos .¿Qué hay de malo en pensar en soledad?.
Mi reflexión me llevó a pensar que la gente sospecha de aquellos que se lo montan a su aire ,como si fueran elementos subversivos de la sociedad. Por todos es sabido lo peligroso del pensamiento personal. La gente que estudia sola, permanece quizá más atenta al entorno que le rodea. Tengamos en cuenta la facilidad con la que la gente es manipulada cuando trabaja en grupo. Los mensajes calan más rápido. A los poderes fácticos les interesa mucho el funcionamiento en grupo por su gran potencial. Es importante que, la gente, a nivel individual, sea capaz de analizar la realidad con su propia cabeza. Y esto se consigue mediante el estudio y el aprendizaje.
Por supuesto es interesante ,alcanzado este punto, compartir ideas en conjunto. Pero primero hay que tener esas ideas.  Educar exclusivamente centrándose en el trabajo cooperativo, se asemeja, a mi parecer, más a algún tipo de ingeniería social que a un proceso de enseñanza-aprendizaje.
En mi opinión, la escuela parece estar alejándose de su función principal, formar personas para que piensen por sí mismas. Plantear problemas y que los alumnos puedan llegar a una solución. Hay un empeño excesivo en que el profesor sea el que tenga que decir a los alumnos cómo han de relacionarse, cómo si tuviera esa capacidad por encima de familia y sociedad. Trasmitir los conocimientos necesarios ya es una forma de darle las bases para que pueda actuar con libertad individual. Habría que plantearse si la escuela, tal cuál está estructurada, no ha sobrepasado ya sus propias competencias y  capacidades.
Es importante la reunión, el intercambio espontáneo de ideas. Al igual que debemos, por supuesto,  enseñar a los niños a trabajar juntos, a través de la realización de prácticas planificadas, con un adecuado seguimiento del grupo, y desarrollando la actitud participativa. Como queda señalado en la conferencia, en nuestra sociedad occidental hemos pasado de admirar el carácter ( el ser interno y la rectitud moral) a la personalidad, de acuerdo con el cambio de la economía agrícola al mundo de los negocios. Nunca como antes había sido tan importante el magnetismo, la influencia, los círculos de conocidos... las habilidades sociales en general. Y debe ser así. Pero no hay que dejar de lado la libertad de los introvertidos. El pensamiento en solitario y la actividad individual que desarrollan  las creencias, esperanzas y actitudes  propias.
Así que no puedo más que unirme a la primera de las apelaciones con las que Susan Cain finaliza el video:  “Detengan la locura del constante trabajo en grupo. Sólo deténganla. Gracias.”

La controversia Khan.

Por Fernando Cerezo Carrera

La Academia Khan es una web educativa que pretende, como dice su eslogan, que cualquiera pueda “aprender casi cualquier cosa gratis”. La web contiene alrededor de 2.400 vídeos en los que su fundador Salman Khan habla animadamente sobre principios matemáticos, científicos y económicos. Son vídeos de baja calidad, de entre 7 y 14 minutos de duración, en los que la voz de Khan describe algún concepto matemático o explica cómo resolver un problema mientras que sus fórmulas aparecen garabateadas en la pantalla. Pero él nunca aparece en persona en los vídeos.
Además de estos vídeos, la web ofrece un software que genera los problemas para que el alumno practique y que le recompensa con distinciones o “medallas” cuando consigue resolverlos.
En algunas escuelas de Estados Unidos se ha pasado de apreciar este sistema como un buen complemento a las clases tradicionales, a utilizarlo como sustituto de esas clases, invirtiendo el orden entre el trabajo de clase y las tareas para casa. Así, las clases son seguidas por los alumnos desde casa mediante la web de Khan y las tareas de resolución de problemas se realizan en clase al día siguiente.
Aparentemente, esta solución facilita la atención a los alumnos en el momento en el que pueden tener más dificultades: cuando se enfrentan a los ejercicios que tienen que resolver. Y, además, la web proporciona una aplicación para que el profesor pueda ver en qué momentos el alumno se atasca con alguna tarea.
Con este sistema, los profesores dejan avanzar a su ritmo a los alumnos aventajados y pueden centrarse en los que tienen más dificultades. Para los entusiastas del método, es una manera de dejar de enseñar al “término medio de la clase”, evitando que unos no lleguen y otros se queden cortos en el proceso de aprendizaje.
Uno de estos entusiastas es Bill Gates, fundador de Microsoft, que recientemente ha invertido, a través de su fundación, 1,5 millones de dólares en la web de Khan.
Pero sus detractores argumentan que el sistema de Khan fomenta las tareas repetitivas y destruye la creatividad, dejando que los alumnos permanezcan ensimismados ante una pantalla sin interactuar con sus compañeros o el profesor. También acusan a Khan de que, al no ser un profesional de la educación, no tiene ningún plan de desarrollo del curriculum escolar.
A pesar de que los niños se sienten muy cómodos con las tecnologías de los nuevos medios, muchos educadores achacan a este método que no es útil cuando la solución a las tareas que se proponen no pueden reducirse a un sí o un no. Para el software de Khan no existen las zonas grises y, por tanto, no ayuda a los alumnos a plantearse soluciones creativas.
Lo más controvertido de este sistema es precisamente lo mucho que aboga por él Bill Gates. Son conocidas sus opiniones acerca del sistema salarial para los profesores americanos, basado en la antigüedad y en su titulación, lo que incrementa los presupuestos de las escuelas y no garantiza su aptitud para ejercer la docencia.
Para Gates, además, habría que primar el conocimiento de las materias relacionadas con la ciencia y las matemáticas, en detrimento de las asignaturas de humanidades.
Su influencia política en los Estados Unidos está haciendo que calen estas teorías sobre la formación de futuros profesionales “valiosos para el país” en las administraciones educativas americanas.
Y, por lo que se ve, están cruzando océanos, como vemos en alguno de los puntos de la LOMCE, nuestra nueva ley de educación.
Incluso el hecho de que cada vez sean más los alumnos que siguen los vídeos de Khan a través de YouTube, hace sospechar a los contrarios a su método sobre la influencia de las inversiones que también ha realizado Google en la Academia Khan.
De cualquier modo, la crítica fundamental de los educadores a este sistema se centra en la falta de profundización en los contenidos; la monotonía y la falta de interés en la promoción de la creatividad del alumno, mediante el uso de la metodología de la repetición; y la vuelta, a pesar de la máscara de renovación educativa que muestra, a la clase magistral en la que el alumno escucha al profesor sin posibilidad alguna de intervenir.
Independientemente de las buenas intenciones de Salman Khan y su método, ¿estamos entonces ante una revolución educativa o ante otra estrategia comercial de las grandes multinacionales por apoderarse del negocio de la distribución de contenidos?

viernes, 21 de febrero de 2014

EL CONOCIMIETNO, ¿IMPIDE APRECIAR LA BELLEZA?

Por Nusku Chinarro

Las cosas no son bellas, nosotros generamos los discursos necesarios para etiquetarlas como bellas, al igual que hacemos para definir qué es arte.
Es paradójico que Richard P. Freynman, premio Nobel de Física en 1965  diga que “podía ver más belleza en una flor que un artista”, cuando él mismo participó en el desarrollo de la Bomba Atómica (dispositivo que se encuentra entre las denominadas, Armas de Destrucción Masiva).1  Pero bueno, eso no tiene nada que ver, o ¿sí?
Desde mi conocimiento sobre la materia, que no es mucho, creo que todo el mundo puede apreciar lo bello (como concepto general). Entiendo que “casi” todos (los seres humanos) tenemos un sistema perceptivo preparado para ello, y mucho más (para sobrevivir), ¿o podría ser para lo mismo? ¿Qué nuestro sistema perceptivo funcionara para percibir automáticamente lo bello como herramienta de supervivencia de la especie? Cabría especificar qué es lo bello para cada uno de nosotros y si realmente podríamos distinguir niveles de apreciación de lo bello. Supongo que nuestra visión de lo bello está sesgada a muchos niveles, empezando por el propio sistema perceptivo, siguiendo por el tipo de educación que hemos recibido y terminando por en que entorno sociocultural y político hemos desarrollado “nuestros (o debería decir sus) “gustos”, sin olvidarnos de todo tipo de discapacidades físicas y/o trastornos  psíquicos que podamos tener. ¿Qué parte de lo bello que vemos es innato del objeto, planta, etc.  y  qué parte aportamos nosotros, qué parte es aprendida?
Estoy totalmente de acuerdo con Sanders cuando dice “que el conocimiento no quita belleza a las cosas”, es más, creo que el conocimiento aporta ese extra necesario para saber apreciar el valor “real” de las cosas. Es decir, el conocimiento aporta el punto de vista “objetivo” de porqué algo puede ser bello o no serlo. Aporta la oportunidad de poder profundizar racionalmente en esa valoración, de poder argumentarla y que hace que lo bello no sea sólo un acto de fe o de éxtasis místico. Por ejemplo, si no tuviésemos ningún conocimiento sobre teoría del Arte Moderno, la información que nos llegase al ver un Pollock, sería sólo nuestra apreciación estética, perceptiva, automática y en este caso, superficial y sesgada de qué es un Pollock. Y esto, es lo que le pasa a la mayoría de las personas que van a los museos sin tener nada más que un conocimiento de  ”mínimos” o “popular” o ninguno, de lo que van a ver, como esperando que el “conocimiento” que encierran las obras de arte, se transmita a través de las partículas que flotan en el aire de los museos.

2

Es más, el conocimiento nos hace reflexionar sobre lo que vemos, sobre su veracidad y nos da la oportunidad de valorarlo y de encontrar una razón de por qué podemos considerarlo bello, haciendo a la vez, que podamos integrar como propio ese conocimiento, y no quedando lo bello sólo como una respuesta automática a un estímulo que excita nuestras retinas. Es el conocimiento lo que aporta ética y profundidad racional a la belleza. Y es de esta manera, con la que a la vez, cosas que podrían no se bellas, llegamos a valorarlas como bellas. Esto es, a su vez, un arma de doble filo.
Según la RAE, Belleza (de bello) se puede definir de las siguientes maneras:

“1. f. Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Esta propiedad existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas.
2. f. Mujer notable por su hermosura.
~ artística.
1. f. La que se produce de modo cabal y conforme a los principios estéticos, por imitación de la naturaleza o por intuición del espíritu.
~ ideal.
1. f. Principalmente entre los estéticos platónicos, prototipo, modelo o ejemplar de belleza, que sirve de norma al artista en sus creaciones.
decir ~s.
loc. verb. Decir algo con gracia y primor”. 3

En relación con el reportaje, que se consideren estructuras biológicas y/o vegetales como belleza artística, e incluso como obras de arte, yo especificaría, que en todo caso, son elegantes diseños funcionales. Las estructuras de las flores no son arte, son estructuras que están diseñadas para la supervivencia de la propia planta, muy al contrario que el arte “humano”, que parece que para algunos está diseñado justamente para todo lo contrario.
Es aquí donde cruzan la delgada línea que mezcla el concepto de arte (amplio concepto)  con la utilidad de una herramienta como ha sido la fotomicrografía, que se utiliza para fines científicos. Es esta mala educación que tiene el concepto de arte de meterse en todos los campos, tanto de conocimiento, como de ocio. Lo fagocita todo, como el sistema. ¿O es el sistema el que fagocita todo a través del concepto de arte?

4
Lo bello no tiene sentido por sí mismo, el sentido se lo damos nosotros, más bien, a nosotros nos han dado la información para que sepamos diferenciar lo bello de lo que no lo es.  Además, no siempre la belleza tiene correlación con lo ético, ni con lo políticamente correcto.
Lo bello, siempre está vinculado en el ser humano, a lo ético y estético, como un valor noble del hombre, en su versión amable. Se considera como una característica distintiva del individuo, el saber apreciar lo bello y más, el poder crearlo.

5

Pero al igual que no se puede confundir la creatividad con la inteligencia, ni un nivel alto en el  rendimiento escolar con adecuada adaptación social y triunfo profesional (recordemos el episodio de “Columbine” del 20 de abril de 1999 en EE.UU), ni la capacidad de desempeñar una profesión como la medicina, la docencia, la política, etc. con un estado mental no alterado,  tampoco puede confundirse la capacidad de saber apreciar y crear “cosas catalogadas como bellas”, con ser “bello”.
Para ejemplificar esto, recordemos a personajes tanto reales como ficticios: El joven Adolf Hitler que aunque tenía inclinaciones artísticas, la Academia de Bellas Artes de Viena le rechazó por “ineptitud para la pintura” (la persona que valoró en ese momento su talento cambió el rumbo de la historia de manera drástica). O El personaje de Alex en la “Naranja Mecánica” de S. Kubrick , que era un gran amante de la música de Ludwig van Beethoven o el psiquiatra caníbal Hannibal Lecter en “El silencio de los corderos” de J. Demme, personaje caracterizado por su elegancia, refinamiento, inteligencia y amante del arte y de la música clásica.

















Dejo una imagen para la reflexión. La siguiente imagen, bien podría ser una obra de arte de alguna galería que expusiera en ARCO estos días. ¿os parece una obra de arte?, ¿os parece bello? ¿os parece bello el motivo que ha dado lugar a esta imagen?

6

Webgrafía:
1 Visto en http://es.wikipedia.org/wiki/Richard_Feynman con fecha 18 de Febrero 2014.
2 Visto en http://www.huffingtonpost.es/2013/07/08/fernando-alonso-cuadro_n_3559958.html con fecha 19 de Febrero de 2014.
3.  Visto en  http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=8ahcq8QmeDXX2hxPyc7p  con fecha 18 de Febrero de 2014.
4. Visto en http://losmundosdebrana.files.wordpress.com/2013/02/bomba-atomica.jpg con fecha 18 de Febrero de 2014.
5. Visto en http://estaticos03.cache.elmundo.net/elmundo/imagenes/2009/04/23/1240516769_0.jpg  con fecha 19 de Febrero de 2014.
6. Visto en http://www.huffingtonpost.es/2014/02/20/ucrania-directo_n_4821500.html?utm_hp_ref=spain#slide=34472

jueves, 20 de febrero de 2014

Educación y Nuevas Tecnologías. La educación del siglo XXI.

Por Daniel Amorós



En este programa, emitido en diciembre del 2010, Punset entrevista a Mark Prensky experto en educación del futuro, que defensa y reivindica un cambio radical en el sistema educativo.  A raíz de esta entrevista se plantea a lo largo del programa la necesidad de un cambio en el desarrollo de la educación y una reforma de las aulas. Y es que Mark Prensky comparte con muchos de nosotros que “la antigua forma de enseñar es aburrida”; aunque no tanto que “la nueva se basa en que los chicos aprendan solos”.
Sin duda alguna,  la educación necesita una revolución. Vivimos rodeados de información, en una sociedad donde imperan las nuevas tecnologías, es decir, las pantallas, internet (las redes sociales) e incluso los videojuegos, cuando en las aulas aun rebosan esos libros con cierto olor a rancio y aspecto desfasado, que a día de hoy se heredan por su elevado coste, como quien hereda la ropa de sus hermanos/as mayores. Entonces, una sociedad contemporánea, digitalizada  y desbordada de imágenes, tal que la podríamos calificar como una sociedad visual, requiere una educación que responda a las necesidades y al interés de los chicos y chicas de hoy en día, y las imágenes son las que están en su punto de mira.
A pesar de ello, admito que Prensky roza los limites de la obviedad. Éste destaca los valores de los videojuegos como herramienta de aprendizaje y su efecto en el nivel de profesionalidad de aquellas personas que les dedican parte de su tiempo, ya sea por temas transversales o por su mejora en la capacidad de atención. Más allá de que los videojuegos nos puedan acercar a la literatura o incluso inculcar en nosotros valores como aquellos que promueve una determinada conducta contextualizada por unas normas o incluso la competitividad; tales como el esfuerzo o la disciplina, para alcanzar unos determinados objetivos;  éstas también tienen sus efectos adversos.
Prensky obvia la problemática que están produciendo las nuevas tecnologías en el desarrollo de las relaciones sociales, que personalmente me preocupa profundamente. Es la visión de la realidad, la que las nuevas tecnologías están alterando y deformando en la actualidad, conduciéndonos hacia un abismo: la individualidad, probablemente por un uso excesivo de ellas al facilitarnos nuestra vida cotidiana. ¿Os habéis fijado en los espacios públicos cuantas de las personas que os rodean están inmersos en su realidad a través de dispositivos móviles ignorando qué o quienes les rodean? ¿Os habéis dado cuenta de que vosotros mismos por inercia actuáis del mismo modo?
Sobrepasando los extremos, quiero mencionar un programa emitido en la MTV llamado Catfish: Mentiras en la Red, inspirado en su propia película, en que los protagonistas de dicho programa son investigados por crear perfiles falsos en redes sociales con el fin de establecer relaciones sentimentales con otras personas, que en el fondo evidentemente nunca se llevan a cabo.
Concluyendo, definitivamente la educación debe y tiene que ser reformulada para un futuro que es incierto, y por supuesto debe hacerlo desde las nueva tecnologías, sin dejar que los chicos y chicas aprendan solos, simplemente por que vivir en sociedad implica que no lo están. Inculcar en ellos un buen uso de las tecnologías y que estas no substituyen otras formas de aprendizaje y comunicación es fundamental.

miércoles, 19 de febrero de 2014

NOCIONES BÁSICAS SOBRE BULLYING

Por Juan José Martinez Ruiz

Lo primero que hay que saber es que la palabra bullying proviene del término inglés “bull” que significa “matón”. El noruego Dan Olweus fue el primero en utilizar este término para referirse a un tipo muy concreto de violencia en el contexto escolar. Lo acuñó a principios de la década de 1970, cuando emprendió las primeras investigaciones sobre el tema.  Olweus definía el bullying como una “conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un alumno o alumna contra otro al que elige como víctima de ataques de los que difícilmente puede salir por sus medios”. Hoy en día la definición de Olweus es la que continúa tomándose como referencia.

Algunos principios básicos del bullying son los siguientes:
- Normalmente, la persona que agrede es más “poderosa” que la persona que sufre los acosos. Se establece un abuso de poder.
- Es un acoso intencionado y deliberado.
- El acoso es sistematizado y regular.
- El bullying no se suele dar una sola vez, continúa repetidas veces hasta que el acosador quiera parar.
- Puede suceder en todo tipo de aulas y colegios, sin distinción de ningún tipo.
- Suele ocurrir en cualquier etapa de la edad escolar pero cobra particular énfasis en la adolescencia.
- Los profesores suelen no darse cuenta de este tipo de acoso en las aulas.
- No se rige por normas de raza o género.

Cuando se da este tipo de acoso, puede ser de varios tipos: físico, emocional o psicológico. Se manifiesta por un comportamiento de persecución y hostigamiento continuado que se materializa básicamente en 8 tipos de Conductas:
•  Comportamientos de Desprecio y Ridiculización
•  Coacciones
•  Restricción de la Comunicación y Ninguneo
•  Agresiones físicas
•  Comportamientos de Intimidación y Amenaza
•  Comportamientos de Exclusión y de Bloqueo Social
•  Comportamientos de Maltrato y Hostigamiento Verbal
•  Robos, Extorsiones, Chantajes y Deterioro de pertenencias

Los niños acosados terminan padeciendo un problema que se realimenta a sí mismo. Poco a poco, los niños acosados entran en una espiral de daño y reacciones secundarias al hostigamiento que reciben, que hace que sean percibidos por el entorno como verdaderos “causantes” de lo que se les hace. Los padres y educadores suelen incurrir en un efecto denominado “error básico de atribución” por el que van a tender a encontrar en las características de la víctima la evidencia de que las conductas de acoso tienen alguna base objetiva.
El niño que es víctima de Acoso escolar suele terminar aceptando que efectivamente es un mal estudiante, un mal compañero, una persona repulsiva, desarrollando fácilmente sentimientos de culpa y baja autoestima, así como una introversión Social que le aísla aún más de un entorno ya reducido significativamente por la acción del propio grupo de Acosadores. Los ataques que reciben los niños minan sobre todo al autoconcepto que la persona va formando de sí misma en una etapa crucial de su evolución y maduración Psicológica.
El concepto negativo de sí mismo y la baja autoestima acompañarán hasta la vida adulta al niño acosado. De esta manera el Acoso Escolar sigue habitualmente una secuencia típica de 5 fases:
Fase 1 Incidentes críticos
Fase 2 Acoso y estigmatización del niño
Fase 3 Latencia y Generación del Daño Psicológico
Fase 4 Manifestaciones somáticas y Psicológicas graves
Fase 5 Expulsión o autoexclusión de la víctima

¿Qué motivos llevan a un alumno a acosar a otro? Esta pregunta se la hacen casi todos los estudios efectuados en España. Y la responden los propios agresores, las víctimas y el profesorado.
Siempre, y a gran distancia de las demás, la primera razón que esgrimen los acosadores para justificar su actuación es que lo hacen porque se les ha provocado. Es lo que se llama “una atribución causal exculpatoria”. También el segundo motivo más señalado por los agresores: por gastar una broma. O sea, pasar un buen rato y reírse a costa de denigrar al otro. En otros casos el objetivo es simplemente “molestar”.
Algunas encuestas también recaban la opinión de los alumnos que son acosados y se les pregunta por qué creen que son víctimas de esta situación. Esta vez el hecho de “ser diferente” o ser más débil, sí adquiere importancia y está en la base de parte de los ataques.
Cuando se pregunta a los docentes qué motivos llevan a sus alumnos a agredir a otros, las respuestas se encuentran en general fuera del ámbito escolar. Los problemas familiares se apuntan como la causa principal. El contexto social aparece en segundo lugar, seguido de las características de personalidad del alumnado. En cambio, a otros factores más relacionados con ellos o con su labor docente, como el tipo de organización del centro y el clima que en él se respira, apenas les confieren importancia.
En definitiva, resulta difícil atribuir el bullying a causas concretas. Más apropiado resulta hablar de una mezcla de factores que hay que buscar tanto en la propia persona que acosa como en su contexto familiar y social y también en la escuela.

Aunque el bullying no tiene un escenario determinado y puede producirse en cualquier rincón de la escuela, sí hay dos lugares concretos en los que es más frecuente: el patio y el aula. Casi siempre, eso sí, en ausencia del profesorado. En Primaria, se produce mayoritariamente en el patio mientras que en Secundaria ganan terreno los demás espacios, sobre todo el aula. Por tipos de maltrato, parece ser que la clase es el lugar más habitual para los insultos y los motes, es decir, el maltrato verbal. El físico, en cambio, tiene lugar sobre todo en el patio, donde también se manifiesta más el aislamiento social.

Los chicos participan más en las situaciones de acoso escolar que las chicas, tanto en el papel de agresores como en el de víctimas. De ahí que el Defensor del Pueblo concluyera en su informe que el bullying es un “fenómeno fundamentalmente masculino”. Esto no quiere decir que las niñas queden al margen. Ellas también acosan y son acosadas, pero siempre en menor proporción, especialmente en el rol de agresoras. Según uno de los estudios consultados de cada 100 acosadores, 77 son chicos y 23 chicas (Avilés,
2002), lo que confirma de una forma abrumadora la mayor participación masculina desde el punto de vista del que comete el acoso.
Analizar la incidencia que tiene el acoso escolar en función del género obliga a relacionar esta variable con el tipo de maltrato. Desde este punto de vista, y a grandes rasgos, se puede concluir que los chicos son más proclives a las agresiones verbal y física directas (insultar o pegar), mientras que en las chicas son más frecuentes las formas de maltrato indirectas, sean de tipo verbal o social (hablar mal de alguien o no dejarle participar en una actividad).

Del mismo modo que el tipo de acoso escolar se relaciona con el género de víctimas y agresores, muchas investigaciones también entran a analizar cómo varía en función de la edad. En este caso, resulta más complicado sacar conclusiones.
Sí se puede concluir que el acoso verbal se mantiene como el más frecuente con el paso de los cursos y las etapas, desde Primaria hasta Bachillerato. Pero a partir de ahí, cada investigación presenta sus más y sus menos.
La mayor incidencia de la agresión física se da en 1º de Secundaria y va reduciéndose con el paso de los años. Además, el alumnado que empieza la ESO sufre la exclusión social en mayor medida que los estudiantes de cursos superiores.
En términos generales, el acoso escolar puede encuadrarse en la franja de edad que va desde el último curso de Primaria hasta el último de la ESO. Antes y después, el bullying también existe, pero la incidencia es menor. Señalan los 12 y 13 años como las edades en las que se detectan más víctimas de bullying y también de violencia escolar en general.

Tengan la edad que tengan, por norma los acosadores actúan en grupo. Puede que haya un líder, pero el hostigamiento en solitario no es demasiado frecuente, y menos todavía en el caso de las chicas. Casi siempre se produce en grupo, compuesto sobre todo por chicos de una forma exclusiva, aunque también los hay mixtos.
Aunque lo hagan en grupo, los acosadores saben actuar a escondidas de los adultos. Pero no parece molestarles la presencia de otros estudiantes. Casi todos los episodios de acoso tienen testigos. ¿Qué hacen estos testigos? Casi todos los estudios permiten concluir que no permanecen impasibles y que suelen intervenir a favor de la víctima, directamente en aquel momento o de una forma indirecta después.

De las secuelas clínicas la que más parece relacionada con el Indice de Acoso es el Síndrome de Estrés Postraumático, seguido de la Depresión. La ideación suicida o autolisis es significativa, y subraya la realidad inquietante de que los niños acosados presentan un riesgo más elevado de conductas autolíticas.
Las secuelas que presentan los niños acosados son las siguientes:
- Flashbacks / Terror 40%
- Autoimagen negativa 37%
- Depresión y ansiedad 36%
- Baja autoestima         36%
- Síndrome estrés postraumático 35%
- Introversión social         25%
- Ideación suicida o autolisis 15%

Para terminar, hay que decir que dar a conocer al conjunto de la sociedad la información sobre la incidencia de la violencia entre escolares es un paso fundamental para romper la tradicional «conspiración del silencio» que ha existido hacia este problema, superando la frecuente tendencia que llevaba a minimizarlo. Aunque también es importante evitar la tendencia contraria, la de exagerar su incidencia, transmitiendo una visión deformada de la escuela actual como un escenario permanente de violencia.



Fuentes:
Cuadernos de pedagogía Nº 359. pp. 44-51
Olweus, D. (1993). Bullying at school: what we know and what we can do. Oxford: Blackwells.
Educainnova Magazine Nº 1989-3515
Informe Cisneros VII. “Violencia y acoso escolar”
www.acosoescolar.com

jueves, 13 de febrero de 2014

Hablando de aspirinas

Por David Hidalgo

Casi desde el primer día que empecé a estudiar el Master de Profesorado me rebotaban en la cabeza con regularidad asombrosa las palabras “a ser profesor se aprende enseñando lo mismo que a nadar nadando”. Después de unos cuantos meses de teoría y de tan bonita frase, empezaba a preguntarme por qué estaba estudiando.  Valoraba la teoría y me centraba en el tipo de profesor que debería de ser sin tener ni pajolera idea de la realidad. Al menos me quedaba el consuelo de no ser el único desorientado, pues a pesar de haberme dado tantas formas de dar clase y justificaciones tan bien justificadas, solo había una cosa en la que todos se ponían de acuerdo: Lo que funciona con unos, no tiene por qué funcionar con otros.
¿Entonces por qué tendemos a generar un marco tan standard de enseñanza? O mejor aún, ¿por qué cuando algo no funciona en ved de cambiar, seguimos insistiendo con lo mismo más tiempo y más fuerte? Al igual que no por tomarnos más aspirinas se nos va a cicatrizar antes la herida, que por cierto nos hicimos después de tanto señalar, quizás sí haga que nos duela menos. Al menos lo intentamos, dicen, hicimos todo lo que pudimos pero no había manera, afirman, el pobre es un zoquete. Esto es algo que comprobaron los primeros informes PISA.
Observando la evolución en los resultados de las pruebas, contrastaron primero los recursos invertidos y segundo,  la cantidad de horas que dedicaban los alumnos a los estudios, escolares o extraescolares. Podría parecer significativo que un colegio con mejores aulas, más material y medios informáticos tuvieran mejores resultados en la enseñanza, seguro…pues hubo sorpresa. Podría también parecer que a  los chavales que les cuesta, meterles en academias, cogerles profesores particulares, o mejor aún, ampliar las horas de colegio les haría sacar mejores notas….y también hubo sorpresa.
En ninguno de los casos se encontró una relación directa entre la inversión de tiempo y dinero con la calidad de los resultados siempre y cuando no se aplicasen modificaciones en el sistema educativo. Cada alumno tiene una forma de aprendizaje personal, cada clase, cada país, cultura. Una manera de despertar su interés y desarrollar mejor sus capacidades. Y si el sistema de enseñanza que le aplicas no es compatible o no tiene efecto sobre su sistema de aprendizaje los resultados, por mucho que se insista, serán ínfimos o incluso negativos. No por tomar más aspirinas va a cicatrizar antes la herida, pero quizás haga que duela menos.

viernes, 7 de febrero de 2014

Sobre el Informe PISA

Por Dahi

El aprendizaje y la educación hoy en día se valoran según unos resultados cuantitativos, valorados según contenidos y materia por cada uno de sus profesores; resultados académicos que puedan servir de referente para una estimación sobre su productividad y capacidad de aprendizaje para desempeñar una labor el día de mañana.
Los informes PISA, es la base más extendida para valorar dichos resultados. Lengua y matemáticas como sus dos grandes pilares de conocimiento y referente, sobre los cuales juzgan las capacidades educativas de un país. Cierto es que la lengua extiende la cultura, la información y el conocimiento, y ¿quién podría negar que las matemáticas resuelven problemas? Desde luego uno no puede negar que son materias de gran importancia pero déjenme cuestionarme hasta qué punto es sensato hoy en día tomar solo dos cualidades como representación de la educación de una persona, y no quiero decir ya de un país.
Podría empezar hablando de las inteligencias múltiples de Howard Gardner vigentes desde 1983 pero me gustaría más un poco más directo, e iniciare mi ataque desde el punto de vista de los resultados. Una de las definiciones de la educación es enseñar a desenvolverse en la vida, darles una serie de capacidades con las cuales el individuo pueda ser independiente física y psicológicamente, pero sobretodo que sea un individuo social y productivo. Si, productividad, una productividad que preocupa especialmente a los informes PISA, ya no académica sino económica, puesto que pareció quedar demostrado que a mejores resultados en la educación mejores resultados económicos. Pero aquí llega la trampa, el producto.
No hay mejor productor que un genio, y no hay mejor producto que el de un genio, pero ¿qué es un genio? Una persona sumamente inteligente en el manejo de la lengua y la matemática parece ser. Siento esta pequeña mofa, pero he creído oportuno resaltar que la diversidad de la genialidad, sobretodo porque una de sus mejores definiciones es la de genio como persona capaz de desempeñar maravillas en su campo. Cierto es que los genios pueden ser escasos, pero hay una pauta interesante de la cual podría sacarse buen provecho y no es el genio, sino la genialidad.
Genialidad con capacidades, capacidades con producto. Casi podríamos decir que el índice de genialidad de un individuo es la calidad o la cantidad del producto de realiza, entonces ¿Por qué seguimos limitándonos a las competencias lingüísticas y matemáticas? ¿Acaso tendría que preguntarle a Velázquez por sus conocimientos en matemáticas, o a Einstein por las novelas que hubiera leído? No quiero caer en una obsesión por el producto perdiendo quizás el referente de la educación y basándonos solo en el hombre como una maquina empresarial, en la que a lo mejor sin quererlo nos hunden estas dos asignaturas. Sino, entre otras cosas, porque la diversidad del individuo se pierde, el término independiente también y mejor no hablar de la genialidad. Sobre todo porque, como vamos a desarrollar las capacidades potenciales de un genio si no las tenemos en cuenta.