miércoles, 17 de diciembre de 2014

Las TIC en educación...

Por Irpe

Parece paradójico continuar preguntándose por la integración de las TICS en el aula; si deben introducirse, los efectos que producen… más bien deberíamos preguntarnos cómo adecuarlas a las necesidades de los estudiantes y desarrollar esta herramienta para fomentar una educación más personalizada, flexible y critica.

«Tenéis razón —le respondió Nietzsche—. Nuestros útiles de escritura participan en la formación de nuestros pensamientos»."

Maryanne Wolf, autor of Proust and the Squid: The Story and Science of the Reading Brain suggests; “I think our 21st-century brain is going to need both kinds of cognitive processes: a biliterate brain with faster processing, but that knows when to think and read and focus deeply,” she says.

A lo largo de la historia hemos ido suplantando unas herramientas por otras y eso ha producido un cambio en el pensamiento.Actualmente nos situamos ante una bastante potente y poderosa que continúa modificandoel modo de comunicarnos y obtener la información;la tecnología ha cambiado nuestra forma de vida afectando de manera directa a la educación y por supuesto, a la metodología de enseñanza.
Veamos las posibilidades que nos ofrece este instrumento, las brechas que produce y cómo las han integrado países como Corea, Finlandia y Singapur.

Posibilidades de uso de las tecnologías

Sustituirlas convenciones clásicas del sistema educativo por la integración de herramientas tecnológicas puede facilitar un aprendizaje más personalizadoconsiderando lasdificultades y necesidades de cada alumno; limitaciones odificultades adicionales (niños con deficit de atención, autismo, deficiencia auditiva…)  Muchos son los estudios que demuestran un progreso debido a las posibilidades que estos instrumentos ofrecen.
Facilitala interconexión entre diferentes países, permitiendo que con tan solo un clic las personas accedan a diferentes fuentes de información, haciéndose el ciudadano una persona critica y autónoma, ya que se auto gestiona continuamentepudiendo comparar con toda la información que desee. Contribuye efectivamente en los aspectos preventivos de la salud física de los estudiantes al reemplazar determinados libros y documentos por la Tablet, sin embargo, esto a su vez genera incertidumbre en cómo afecta en otros aspectos cognitivos, Maryanne Wolf explica que debido a la cantidad de información digital que recibimos de modo inmediato solapado con el exceso de estimulos , es posible que nuestro cerebro necesite menor esfuerzo intelectual, y eso puede producir que se minimice la información recibida, al mismo tiempo considera que aplicaciones bien diseñadas pueden cerrar esa brecha.
Y ahí reside uno de los mayores inconvenientes;  Cuando comenzaron a integrarse las TIC en las escuelas los responsables en educación se vieron impulsadospor la rápida actualización del sistema para no incrementar más brechas con otras naciones. Esa ansiedad produjo un aumento de la infraestructura tecnológica; computadores, y algún otro dispositivo como pizarras electrónicas. Pero la discrepancia se produjo al no producirse un cambio en el formato del proceso de enseñanza, donde se aprovecharan las nuevas tecnologías como apoyo para el aprendizaje.

“En consecuencia, inicialmente,la tecnología usada en el aula fue vista como un medio para aumentar la eficacia de los métodos tradicionales deenseñanza: aumento de la productividad a través de herramientascomo procesadores de texto, mejora de la comunicacióna través de canales como el correo electrónico y ampliaciónde la cantidad de información que el alumno puedemanejar mediante programas para navegar en sitios web ypara descargar material audiovisual. De hecho, en octubrede 2001, la OCDE publicó un estudio titulado Learning toChange(OECD, 2001b), que muestra que las TIC eran utilizadasen países más avanzados para diversificar la forma deefectuar las mismas tareas tradicionales de siempre. Es decir,simplemente se reproducían los métodos de aprendizajede la época pero en forma más “tecnológica”, sin considerarinnovaciones de fondo”.
“TIC Y EDUCACION, Sin cambio de política no hay remedio, dispositivo o aplicación efectiva”-Santillana

¿Cómo de enfrentan a las tecnologías países desarrollados en educación como Corea, Finlandia y Singapur?

Países como Corea, Finlandia y Singapur, destacan por el alto nivel de aprendizaje de sus estudiantes, y se encuentran  entre los cinco países con mejores resultados según las evaluaciones de PISA de los últimos años. A pesar de las diferencias sociales, culturales y políticas, se puede observar que uno de los puntos que tienen en común se halla en sus diseños educativos de alta calidad.

Shanghai-China, Hong Kong-China, Singapore, Japan and Finland are the top five performers in science in PISA 2012.
Corea, Singapur y Finlandia son países que suelen mantenerse entre los mejores en aplicar recursos educativos eficaces. La figura 1 muestra sus resultados promedio en las pruebas de lectura, matemáticas y ciencias durante el año 2012. Estos resultados son similares a los de años anteriores aunque Finlandia por encima de lo que se situaba ese año.

Este gráfico muestra la relación entre los  resultados académicos obtenidos en relación con su estatus socioeconómico. Australia, Canada, Estonia, Finland, Hong Kong-China, Japan, Korea, Liechtenstein, the Netherlands and Macao-China combinan altos niveles de enseñanza con la equidad en oportunidades PISA 2012.
Corea y Finlandia son países que se caracterizan por obtener muy buenos logros educativos  ya que se caracterizan por ofrecer oportunidades de aprendizaje equitativas a todos. Singapur sin embargo, se encuentra por debajo del promedio en equidad socioeconómica.
Corea, Finlandia y Singapur han sido líderes y pioneros en la incorporaciónde las Tecnologías de Información y Comunicacióndentro de sus sistemas educativos.

¿Cómo incorpoaron las TIC en el sistema educativo Corea, Singapur y Finlandia?

Teniendo en cuenta el informe Pisa 2009 de Integración de las Tic en Educación, observamos que:
-Más del 95% de los estudiantes de Finlandia y Corea declaran tener acceso a un computador en su hogar. Singapur se encuentra por debajo de ellos pero por encima del promedio de la OECD. Finlandia y Corea muestran la equidad en la disponibilidad de Internet en el hogar sin notorias diferencias por el nivel socioeconómico.
-Más del 95% de los estudiantes de Finlandia y Corea declaran tener disponibilidad de ordenadores en la escuela con disponibilidad a Internet. Los países de la OECD  representan el 93%.
Los tres países representan la tecnología como una prioridad. En primer lugar ocupándose de una buena adaptación de las aulas e inversión en hardware y planes maestros para la incorporación de las tecnologías en las aulas.

Políticas que se llevaron a cabo para la incorporación de TIC en educación

-El primer nivel es adaptar el espacio con la infraestructura tecnológica suficiente para asegurar un buen acceso a todas las personas  que integran el sistema educativo.

-La segunda está formada por el diseño de estrategias que fomenten y desarrollen la calidad de los procesos de enseñanza tomando las tecnologías como herramienta. Este apartado toma como especial relevancia la formación docente en el uso de las TIC, el desarrollo del material educativo y la integración de las tecnologías en el programa.

-El tercer nivel pretende facilitar el uso de las tecnologías en cualquier momento y lugar, a través de cualquier medio tecnológico, permitiendo la incorporación y asimilación de información por medio de la educación virtual.

Corea

-En 1996, implementan los “planes maestros para la adaptación de la educación a las tic”. Ese primer plan se encargó de dotar tanto a las escuelas primarias como secundarias de la infraestructura tecnológica necesaria.
-En 2001 anuncia el segundo plan de Adaptación de la educación a las TIC, crearon recursos educativos y material multimedia, se preocuparon de la formación de profesores y del desarrollo de softwares de apoyo a la labor docente e incrementaron el mantenimiento de la infraestructura.  En PISA 2003 se observó que aquellos estudiantes que utilizaban las TIC en sus procesos de enseñanza-aprendizaje obtuvieron mejores resultados.
-En 2004 “Comprehensive plan for de the e-learning in Education. Desarrolla cinco objetivos para el impulse global de la competitividad a través de los recursos humanos.
Apoyo a los procesos de enseñanza efectivos y desafiantes. Paraeste objetivo se inició el desarrollo de contenidos y servicioseducativos de calidad y el fomento de las redes de profesores.
Promover las actividades centradas en los estudiantes. Esteobjetivo requirió la existencia de contenidos para apoyarel auto–aprendizaje dirigido y la creación de redes quefacilitasen la interacción entre los alumnos.
Crear una cultura comunitaria de aprendizaje. Para ello se fortalecieron las redes que vinculan la escuela, el hogar yla comunidad, y se potenció la expansión de las oportunidades
educativas para los más desfavorecidos.
• Construir infraestructura tecnológica a nivel de sistema.Para conseguir esto se creó una plataforma de e–learningy se desarrolló la infraestructura necesaria para que elsistema fuera eficiente.
Desarrollar una infraestructura social y cultural. Esto implicódesarrollar una legislación para la regulación del e–learning y establecer mecanismos para atender las necesidadesde las personas.
-En 2006 se lanza “el tercer plan maestro de adaptación de la educación alas TIC” cuyo objetivo es construir la sociedad del aprendizaje virtual. Cerrar aun mas la brecha digital. Para lograr estos objetivos se desarrollaron 22 proyectos que fueron implementados en un plazo de cinco años.

Singapur

La incorporación de lasTIC en educación ha sido de uno de los puntos centrales en su política educativa desde los años 90. En 1997 desarrollo tres planes maestros para el uso de TIC.

  • 1- (1997-2002) Provisión de la infraestructura tecnológica primordial y capacitacion de los docentes en el uso básico de las tic.
  • 2- (2003-2008) Utilización efectiva y expandida de las tic en el curriculo .
  • 3- (2009-2014)  En los estudiantes; generar competencias para el aprendizaje auto-dirigido. En escuela; entregar pautas de dirección y proveer de condiciones necesarias para asegurar las TIC para enseñar y aprender y mejorar en infraestructura.


Finlandia

Las primeras iniciativas surgen en los años 80 pero no será hasta los 90 cuando el gobierno crea las “estrategias nacionales para la sociedad de la información”, planes para desarrollar las TIC en Educación.

-1995- Dotación de infraestructura tecnológica así como la importancia de la formación de las habilidades necesarias para integrar la tecnología en los proceso educativos. Necesidad de formación docente en nuevas metodologías de enseñanza, materiales de aprendizaje y uso de redes.
-2000- Desarrollo de habilidades para la sociedad de la información para todos; alumnos y docentes. Consolidación de espacios de aprendizaje virtual, y publicación, clasificación y distribución material didacto y investigación.
-2004-  -Convertir a Finlandia en una sociedad conectada, abierta y segura con altos niveles de conocimientos en TIC
Asegurar la oportunidad de acceso y las capacidades básicas
Para el uso de servicios electrónicos.
• El uso apropiado de las TIC para la enseñanza y aprendizaje
En la cotidianeidad de la vida escolar.
• El uso apropiado de las TIC para la investigación.
• Desarrollo de material pedagógico de calidad disponible
Abiertamente para todos.

https://www.youtube.com/watch?v=qLEBAPA7yqo


La tecnología no se puede entender más que como una herramienta, que ha ido e irá cambiando los modos de pensar y estructurar el conocimiento de un modo diferente a como ha sido hasta ahora. Es cierto, que ésta trae unas consecuencias diferentes a las  anteriores porque como ya hemos visto su gran inconveniente reside en las brechas que puede producir a nivel económico, ya que no existe una igualdad equiparable para que todos tengamos a disposición esta fuente de conocimiento. Perotambién hemos visto modelos como Finlandia y Corea, que aunque se encuentran en una posición diferente a la de otros países de la OECD, han sabido fomentar un sistema educativo equitativo a su sistema económico, y no dependen solo del material con el que adecúan sus clases, sino en su cambio de concepción, un cambio en la manera de entender la educación y al individuo.
Y para ello sencillamente se necesita metodología. El instrumento es sólo una víapara potenciar las necesidades de cada uno de los estudiantes. Basta con observarles para entendercuáles son sus intereses y cómo a través de ellos como dice Isaac Asimov, podemos estimularles.
Algo parecido al pensamiento de John Dewey (1859), quien decía que la función principal de la educación en toda sociedad democrática es ayudar a los niños a desarrollar un “carácter” –. J-Dewey consideraba que, en su conjunto, las escuelas norteamericanas no cumplían adecuadamente esta tarea. La mayoría de las escuelas empleaban  métodos muy “individualistas” que requerían que todos los alumnos del aula leyeran los mismos libros simultáneamente y recitaran las mismas lecciones. El espíritu social se sustituye por “motivaciones y normas fuertemente individualistas”, como el miedo, la emulación, la rivalidad y juicios de superioridad e inferioridad, debido a lo cual los más débiles pierden gradualmente su sentimiento de capacidad y aceptan una posición de inferioridad continua y duradera”, mientras que los más fuertes alcanzan la gloria, no por sus méritos, sino por ser más fuertes” (Dewey, 1897a, págs. 64 y 65). Dewey afirmaba que para que la escuela pudiera fomentar el espíritu social de los niños y desarrollar su espíritu democrático tenía que organizarse en comunidad cooperativa.

Referencias:

OCDE (2012) Reporte PISA. OCDE Publishing
http://www.oecd.org/pisa/pisaproducts/50036771.pdf
http://es.scribd.com/doc/196390713/167041593-Estudio-Educacion-y-Tecnologia-Corea-Singapur-y-Finlandia
http://blogthinkbig.com/tablets-en-educacion-autismo/
http://rmundialeducativa.wordpress.com/2012/03/30/la-importancia-de-las-nuevas-tecnologias-en-la-educacion-coreana/


lunes, 15 de diciembre de 2014

Mecanografía

Por Carod

¿Que los niños aprendan mecanografía en vez de caligrafía en la escuela primaria? algo estupendo, son nativos digitales y es justo,  les corresponde una escritura como tal.
Si en primaria ya manejan texto digital, el futuro promete... al final va a ser verdad lo de la ‘singularidad’ para el 2045¿se cumplirán las previsiones?


En cuanto al desarrollo personal, estoy segura de las cualidades positivas que trabajar en formatos digitales puede aportar, fluidez mental, reconocimiento visual veloz, dominio de una herramienta en boga, pero… ¿y los intereses socio-político económicos? El enfoque positivo no me queda tan claro aquí ¿No es esta medida un reflejo de la locura de sociedad de masas y capitalista en la que vivimos? Entramos en procesos regidos en realidad por la sangre del sistema: el dinero. La “tecnologización” es una herramienta útil para economizar, agilizar y mercantilizar el producto, no solo se trata de progreso científico, sino de lo que hay detrás, progreso científico al servicio de qué. Bien, el matiz del de qué condicionará el curso evolutivo de las cosas…




¿Generación perdida?

Por Loles

¿Cómo nos vemos los jóvenes? ¿Cómo nos ve la sociedad? O mejor dicho; ¿Cómo estigmatiza la sociedad a los jóvenes de mi generación? Según todo lo que he podido leer y escuchar somos realistas, plurales y globales.
Acomodaticios y pasivos. Indolentes, escépticos y mimados. Desanimados, desesperanzados, descorazonados. Des-encantados y aún así nos declaramos satisfechos con nuestra vida.
Pragmáticos, menos idealistas, ya no soñamos con cambiar el mundo, el mundo nos ha cambiado a nosotros. Ya no soñamos con utopías.
Presentistas. Vivimos el presente porque el futuro parece incierto y duro. Preferimos no arriesgar, flexibilizamos nuestros deseos y los adaptamos a la situación, restamos nuestros compromisos, nos definimos poco y no descartamos nada porque el riesgo a la frustración es grande. No tenemos muy clara nuestra misión, nuestro papel en esta obra, ser quienes quieren que seamos.
Estamos desorientados, perdidos, sin camino. No sabemos contra que ni quien luchamos.
Criados en el confort familiar, en tiempos de crecimiento de la calidad de vida. Criados por unos padres que resarcidos quisieron darnos “todo lo que ellos no tuvieron”. Rodeados de lujos que para nosotros solo son bienes básicos.
No podemos ni queremos independizarnos. El hogar familiar es grato y permisivo y además corren tiempos de paro y precariedad laboral.
Anestesiados por todas esas facilidades que nos han dado, no tenemos esa garra para buscarnos la vida y tirar hacia delante. Para nosotros vale más tener que ser y queremos tener todo lo que nuestros padres tienen ahora, no lo que tenían a nuestra edad porque no tenían nada.
Somos consumistas desbocados, tenemos ocio, viajes, amigos por medio mundo, televisión, Internet, moda, tecnología, libertades y queremos más.
Invertimos en nuestra imagen, en nuestro vestuario porque es nuestra identidad. Nos hace sentir diferentes y auténticos pero siempre y cuando nuestro grupo nos apruebe y nos acepté. Nos sentimos amparados.
La publicidad nos dice que está de moda ser joven y nosotros seremos jóvenes eternamente. Seremos jóvenes para siempre.
Si bien es cierto, nuestra realidad actual, nuestro presente, estará siempre condicionado tanto por las realidades sociales, económicas y culturales que nos lega el pasado así como por las expectativas que nos suscita el futuro. Para conocer quiénes somos debemos primero conocer de dónde venimos, en que panorama nos hemos criado.Me gustaría hacer un breve repaso de las circunstancias que se daban cuando vinimos a éste mundo, la transformación de la estructura  familiar, la sociedad de consumo  en la que vivimos y hemos. Me parece importante conocer éstos aspectos generacionales que nos han influido como personas y en mi caso como mujer.
Aunque parece que hemos llegado a un clima igualitario, repetimos inconscientemente los roles tradicionales heredados de generaciones anteriores por la educación que nos han dado según nuestro sexo.
No es una desigualdad tan estricta como en épocas anteriores pro sigue existiendo una división. La mujer asume la mayor parte de las labores cotidianas reservando al hombre a la adquisición de bienes, al mantenimiento del coche (principal conductor del hogar) y a la realización de las llamadas “chapuzas” domésticas.
Estos cambios en la posición de la mujer marcarán la modernización de la familia.
Es preciso hacer una distinción entre las áreas urbanas y las áreas rurales ya que no llevaron una evolución homogénea. En ésta última podemos decir que permanecen hogares de tipo tradicional.
Sin embargo en las áreas urbanas, la evolución de la morfología de las familias es bien distinta, aumenta la proporción de hogares monoparentales (consecuencia del aumento de divorcios y separaciones desde 1981), así como hogares unipersonales.
Pero será en el ámbito de los comportamientos sociales dónde se aprecie la principal transformación.
El nivel educativo y socio-profesional en la mujer, se torna en un factor positivo esencial en el desarrollo de comportamientos igualitarios.
Una transformación y tendencia visible en las últimas décadas, es el retraso en la emancipación de los hijos, relacionado tanto con las tendencias de precarización laboral, (empleo precario y “contratos basura” como medida para reducir el desempleo en 1993), de difícil acceso a un empleo estable o a una vivienda.
También, esta emancipación cada vez más tardía se ve favorecida por la democratización de las relaciones intrafamiliares.
Los jóvenes prolongan sus estudios y la dependencia económica sin acceder a la vida adulta, retrasando la conformación de nuevas familias y la procreación.
Y es que el clima en las relaciones familiares ha cambiado. Hay un modelo relacional más afectivo en detrimento de la autoridad y el control paternos así como del discurso autoritario y rígido. Hay una relación de apoyo a los hijos, de tolerancia y de libertad, que acepta incluso las relaciones sexuales prematrimoniales, algo inconcebible para generaciones anteriores.
Como consecuencia los jóvenes se sienten arropados en sus hogares y satisfechos con su vida familiar, permaneciendo en ellos hasta edades avanzadas a la espera de un empleo de calidad que les permita emanciparse manteniendo el nivel de vida y de consumo que disfrutan. Es decir, sólo saldrán de casa si un trabajo estable les proporciona el mismo tren de vida que han llevado hasta ahora, pero conseguir un empleo estable es cada vez más difícil.
Nuestros padres, partieron de cero y fueron más arriesgados y competitivos, aumentando su nivel adquisitivo. Nosotros no queremos empezar de cero, queremos empezar desde sus logros, como mínimo.
Las últimas tres décadas de la historia de España han significado un cambio profundo para la política, la economía y la sociedad, inmersa en un proceso de transformación y modernización.
Hemos nacido en tiempos de constate mejora de la calidad de vida.  Por lo general, las familias de la clase media vivían una época de progreso, mejora económica y poder adquisitivo.
Somos una generación de hijos de trabajadores, de gente que se ha hecho a sí misma partiendo prácticamente de cero en su terreno. Hemos crecido viendo de reojo lo que nuestros padres habían logrado en su vida porque seguramente es lo que nosotros tendremos.
No podemos decir que hayamos malvivido, todo lo contrario. Hemos tenido educación, comida, protección, buenas vacaciones, toda clase de lujos y caprichos, libertades, modas, viajes, Internen, amigos por medio mundo, más caprichos, más moda, tecnologías, ocio y un sin fin de comodidades que nuestros padres no tuvieron. A cambio, ellos sólo nos han exigido estudiar, para que en un futuro pudiésemos elegir la vida que nos hiciera felices. Nos dieron libertad, fueron, permisivos, nos dieron independencia, nos dieron las llaves de casa y también las llaves del mundo.
Hemos recibido muchas cosas y con gran facilidad, sin valorar el sudor que cuesta conseguirlas. Lo que para nuestros padres son lujos, para nosotros sólo son bienes básicos.
Tenemos una separación muy clara entre el ámbito de los estudios y el ámbito laboral, no nos ha hecho falta trabajar para pagarnos los estudios. La sociedad lo ha permitido, los gobiernos lo han alentado, para que no tuviéramos que pasar las penalidades que pasaron nuestros padres y abuelos. Si nosotros somos la generación ni-ni ellos fueron la generación ná de ná.
Queremos tener todo lo que nuestros padres tienen ahora, no lo que tenían con nuestra edad porque a nuestra edad no tenían nada.
Vivimos un problema social evidente y grave que ha sido forjado a fuego lento. Flaco favor nos estamos haciendo.
Ahora, por primera vez, la calidad de vida de estos “Hijos de la clase media” criados entre algodones, puede ser inferior a la de sus padres.
Vivimos tiempos inciertos y con las crisis se ve todo más oscuro., nos da miedo salir “ahí fuera”, asumir responsabilidades y compromisos porque el riesgo a fracasar y a la frustración es grande.
Corremos el riesgo pues, de ser idiotas y pusilánimes.
Nos han dado tantas facilidades para solucionarnos la vida que ahora no sabemos solucionárnosla nosotros mismos.
Lo mal que esta el panorama no es una excusa porque nuestros padres tampoco lo tuvieron nada fácil.
El problema es que estamos muy cómodos y no queremos abandonar esa comodidad. Queremos que papi nos siga solucionando la vida.
Tenemos demasiado miedo y pereza para luchar y tampoco tenemos un desafío.
Como decía, corremos el riesgo de parecer estúpidos, y no somos verdaderamente conscientes de la gravedad del problema, de las consecuencias de ese modus vivendi que estamos adoptando al no asumir responsabilidades, ni compromisos, al no luchar.
Nos sentimos desorientados, expuestos al desempleo, a la precariedad laboral, al becarismo rampante, al deterioro de los derechos y libertades... Somos parte y a la vez víctimas de una crisis de valores sin precedentes. Nos da miedo arriesgar y perder pero solo arriesgando es posible el cambio. Sólo dejando atrás ese “falso confort” que nos atonta y adormece podremos reconducir la situación y no ser esa generación perdida de la que tanto hablan. Debemos revelarnos contra esa realidad que nos aliena y acongoja a la vez.
El Iphone  que me paga papá es más importante que todas esas utopías de “progre” frustrado.
Lo único que nos mueve son bienes materiales y dejamos de lado nuestra esencia humana.
Nuestra solución no puede ser atrincherarnos en la casa familiar dejando de lado cuestiones más importantes como nuestra búsqueda de identidad propia, nuestro propio camino, nuestros propios valores y proyectos de vida y futuro. Nuestra propia vida. Somos demasiado consumistas y acomodados como para prescindir de todas las facilidades de las que hemos mamado hasta ahora.
Sólo así podremos madurar, aprender de los errores y aciertos y aunque nos demos cien mil veces contra un muro al final conseguiremos derribarlo y pasar.
Soy consciente de que para realizar un análisis de tal envergadura, a nivel generacional, debemos generalizar lo que no quiere decir que no existan excepciones, por supuesto que las hay, menos mal, y puedo decir que me considero una de ellas. Criada en una familia desestructurada y asumiendo el rol de sustentadora principal desde muy temprana edad, siempre supe afrontar lo mal que se presentaban las cosas. Con una mísera pensión de orfandad y trabajando pagué mis estudios. Con esto quiero decir, que siendo verdad que las cosas se ven muy negras no podemos echar la culpa siempre a la circunstancia, ya que en el día a día puedo observar jóvenes, de mi quinta, que no mueven un dedo porque total ¿para qué?. Porque tienen la gran suerte de tener unos padres permisivos y con buen nivel adquisitivo que pueden permitirse financiar su modelo de vida. Cada día veo el ejemplo de muchos jóvenes sin un atisbo de pensamiento crítico en cuya lista de valores y prioridades no hay nada que no se pueda comprar. Para las personas que vivimos siempre en crisis éste es un estado normal y no podemos culpar siempre nuestra situación a factores externos, a nuestra circunstancia, siempre hay alternativas a esperar que te solucionen la vida. Se lo estamos poniendo demasiado fácil a esta gentuza que maneja los hilos y somos carne de cañón, demasiado fáciles de amedrentar.
Si no iniciamos nuestra propia andadura corremos el riesgo de quedarnos estancados. La evolución no es posible sin cambios y los cambios no son posibles si no rompemos con las ataduras del pasado y escribir nuestra propia historia.
Si no asumimos riesgos, si no afrontamos los problemas, si no luchamos por nuestros intereses, si no nos embarcamos en un proyecto de futuro corremos el riesgo de quedar atrapados en un eterno estado de juventud y pese a que suene muy bonito no podemos ser jóvenes para siempre.
Pertenecemos a la sociedad de consumo. Somos a la vez verdugo y víctima. Alimentamos su rueda y a la vez esta rueda nos aplasta.
Me pregunto si cómo dicen, somos una generación global que ha conquistado el mundo o por el contrario somos una generación globalizada que se ha dejado conquistar por el mundo. Me inclino a pensar que somos, más bien, la segunda opción.
Y es que estoy convencida de que parte de nuestra desazón viene de intentar ser alguien que no somos, de renunciar a las peculiaridades genuinas de nuestra cultura. De renunciar a nuestra identidad cultural en pos de otra cultura importada, vacía de significado. Una cultura consumista que nos impone cacharros que no necesitamos, que nos impone un rol de vida que no es el nuestro.
 Difícilmente podremos sentirnos a gusto en un modo de vida importado, conviviendo con unas tecnologías, modas y unos hábitos que no nos corresponden.
Un monstruo feo, grande y poderoso que se aprovecha de esa parte de la sociedad más vulnerable y más fácil de absorber y confundir por medio de la publicidad y de falsos estereotipos: los jóvenes.
Para entenderlo mejor pongámonos en la piel de un turista universal que juzga los países desde fuera.
Para él, éste o aquel país de Europa son idénticos: aeropuertos, suburbios-dormitorio, tráfico, atascos, polución, tiendas, música, moda, bebidas, pornografía, etc., y sin embargo, que diferentes son en su cultura base y en su temperamento un sajón de un latino, un galo de un eslavo.
Algo falla, si damos esta imagen externa estandarizada. Alguien está fingiendo, alguien está interpretando un rol que no es el suyo.
Hemos roto con nuestro proceso evolutivo cultural básico, hemos olvidado quiénes somos y esta puede que sea una de las causas que den sentido al desconcierto caótico que sufre hoy la generación de jóvenes.
Nos hemos tragado el discurso consumista. Hemos invertido en la moda, en las tecnologías (haciendo mal uso de ellas), en nuestra apariencia personal.
Compramos ciertas marcas y nos vestimos de una manera determinada porque para nosotros eso nos da identidad, refuerza nuestra pertenencia a un grupo y nos sentimos amparados dentro de ese rol que hemos decidido adoptar.
La publicidad se ha ocupado de comernos bien el tarro para que no dejemos de participar en esta sociedad de consumo, imponiéndonos estereotipos de gente joven a la que debemos idolatrar e imitar. Solo son modelos que están muy lejos de parecerse a un joven en la realidad cotidiana del día a día actual. Se han ocupado de que sigamos perpetuando ese sistema que llena los bolsillos de la minoría agraciada y vacía los de la desgraciada mayoría.

Las alteraciones artificiales que la colonización comercial impone sobre una sociedad rompen su equilibrio natural y su trayectoria evolutiva, no se pueden permitir, y mucho menos por razones de expansión económica que beneficiará a unos pocos “agraciados” en detrimento de la gran mayoría de “desgraciados”.
En definitiva, al introducir una tecnología o unos hábitos ajenos a nuestra cultura, estamos acogiendo a un caballo de Troya. Necesitamos sentirnos parte integrante del mundo en que vivimos, pero ese mundo se ha hecho tan vasto que no podemos controlarlo.
Tenemos acceso a un vastísimo mundo de información que se nos escapa de las manos y somos espectadores pasivos. Es imposible que sintamos como familiar algo tan grande, es imposible que lo sintamos como nuestro y por eso a menudo, nuestra autoestima se ve alterada e incluso sufrimos ansiedad. Tenemos miedo a perdernos entre la inmensa multitud.
El mundo de internet está determinando nuestro mundo interior.

Cuando navegamos por la red, accedemos a una página, que nos lleva a otra página, que nos abre un menú y que nos da acceso a más submenús...etc. Es normal que empecemos por una cosa y acabemos en otra muy distinta. No hay forma de ordenar nuestras experiencias, es todo un batiburrillo de cosas que se nos presentan ante los ojos y que no acabamos de comprender muy bien.
Sin ser muy conscientes de ello, estamos desarrollando un sistema de pensamiento no lineal que refleja exactamente el lenguaje de internen, donde un sin fin de asuntos pueden ser dados a la vez.
Se nos escapa de las manos, nos sentimos pequeños, muy pequeños en esa inmensidad y acabamos haciendo de ésta poderosa y beneficiosa herramienta de comunicación y conocimiento un mal uso que nos perjudica.
Pero hoy en día es “cool” saber y ser mil cosas a la vez. Era muy distinto en generaciones pasadas cuando los jóvenes eran, digamos, más radicales en cuanto a opiniones. Sabían quién era su enemigo (la dictadura franquista por ejemplo) y luchaban contra él.
Hoy en día ante esta gran inmensidad ya no sabemos ni quiénes somos como para saber contra quien luchamos.
Nuestras relaciones personales han cambiado de forma estrepitosa, en gran parte gracias a las redes sociales, dónde damos importancia a una vida y a unas amistades que son virtuales y que no existen. Descuidamos las relaciones y experiencias reales.
Somos víctimas incluso de trastornos como la envidia al pasar horas y horas viendo lo que cuelgan los demás, viendo cómo son sus vidas. Pero tampoco sus vidas son así. En las redes sociales cada uno adapta su perfil, con fotos, con música, amigos, aficiones pero es todo utópico y no refleja la verdadera realidad, la cotidianidad de sus vidas. Cuelgo las fotos de lo bien que me lo pasé el sábado y de lo bien que me salió el examen, pero no cuelgo mis miedos y pesares más íntimos. Quien lee mi perfil se siente frustrado porque ve que su vida es peor y se convierte en un espectador pasivo de las falsas vidas de los demás. Se crea un bucle, de impotencia, de frustración, de envidia...
Vivimos siempre conectados con el eterno miedo a “estar perdiéndonos algo”. El móvil es un nuevo apéndice de nuestro cuerpo del que no podemos separarnos. Queremos abarcar la inmensidad de todo lo que acontece a nuestro alrededor y nos olvidamos de lo real, de lo que estamos viviendo.
Desatendemos nuestras experiencias vitales más próximas y vivimos abstraídos en un mundo paralelo que, seamos francos, no existe.
Cuantas veces habré podido presenciar la escena de un grupo de amigos que se reúne y es una reunión silenciosa, donde no se habla, no se comparte nada, solamente se oyen las teclas de los móviles y ni eso porque ahora son todos táctiles.
Con esto no quiero decir que las nuevas tecnologías sean el mismísimo demonio, por supuesto que no, pero el mal uso que hacemos de ellas está dejando entrever que algo no funciona bien en nosotros, en nuestros valores y prioridades y en nuestro comportamiento. Y es que la vida virtual es mucho más llevadera que afrontar que los problemas cotidianos.
Es más fácil dejarse llevar y ser quienes quieren que seamos, atontados con tonterías como el futbol mientras por detrás nos la clavan pero bien. Vuelvo a insistir, se lo estamos poniendo demasiado fácil y se deben estar descojonando de nosotros en sus sillones de diseño.
Consumistas o no, consumimos un mundo artificial, de nuevos productos en el mercado, de tele basura y programas de mierda, donde vemos como otros hacen su vida y no prestamos atención a la nuestra propia, a nuestra realidad social que está pidiendo a gritos socorro.
Tenemos un sin fin de enemigos a los que debemos enfrentarnos urgentemente, pero para ello debemos liberarnos de tantas cosas que nos oprimen que nos da miedo.
Sin pretender ser fatalista, hemos errado completamente el camino, y aunque está claro que no se puede generalizar y que no todos los jóvenes son así, parece ser el destino inapelable que llevamos todos. No sé a que esperamos.
El primer paso para empezar a enmendar los errores es, por lo menos, ser conscientes de este problema.
Porque no es raro ver hoy en día a jóvenes que aún así defienden a capa y espada este sistema, declarándose absolutamente satisfechos de sus vidas y sin esperar nada ni de la sociedad ni del futuro. Reacios a todo cambio que pueda perturbar su mierda de vida.
Nos hemos alejado de nuestra esencia humana, de lo que realmente somos. Nos hemos y nos han perdido, el primer paso es pues, encontrarnos.
Pero espera, que aquí hay para todos; en los medios de comunicación no salimos bien parados:
Generación Y, generación ni-ni, generación Peter Pan, generación Net, baby loosers, mileuristas (ojalá), generación perdida... y el etcétera es bien largo.
Y digo yo ¿algo tendrán que ver también ustedes en todo esto, no?
Al fin y al cabo somos lo que vosotros habéis hecho de nosotros. Está claro que vivimos una etapa de crisis social, pero tampoco se pueden lavar las manos ante este problema. Nosotros no crecimos aislados del mundo sino que hemos recibido una herencia cultural, en un entorno que nos ha condicionado y que condiciona también nuestro futuro.
Es como una patata caliente que se han ido pasando de unos a otros y a estallado al llegar a nuestras manos. Como barrer escondiendo la mierda debajo de la alfombra, lo más lógico es que la alfombra se levante y no ha de sorprendernos ahora toda la porquería que hay debajo, siempre supimos que esa porquería estaba ahí escondida, y no hicimos nada en su día para limpiarla.
No creo que sea solución alguna estigmatizarla y menos con apelativos peyorativos, como pueda ser por ejemplo generación
Ni-ni; ni estudio porque no me lo puedo pagar, ni trabajo porque no encuentro empleo y en el mejor de los casos seré una explotada cajera del Mercadona con dos carreras y que no llega a 700 euros, pero, ante todo muy agradecida, eso sí.
Hay que definir a las personas por lo que son y no por lo que, por el motivo que sea, carecen.
Es verdad que no encontramos un sitio en la sociedad, pero es que la sociedad tampoco se ha preocupado de hacernos un hueco.
Vosotros sois quienes nos habéis educado, así que en vez de sólo echar la culpa únicamente a los jóvenes debemos analizar el sistema que nos rodea, que nos ha llevado hasta dónde estamos, empezando por tanta reforma educativa que, bajo mi punto de vista no ha hecho más que empeorar la calidad de la educación gradualmente por no hablar de la que entra ahora, la L.O.M.C.E, en la cual  Música, Plástica, Filosofía y Tecnología se van a comer un mojón. Genial. Están construyendo una escuela para crear borregos que rechisten cuanto menos y sin ninguna capacidad de juicio crítico, pero eso sí, saben mucha geografía y suman y restan de maravilla. (Sin ánimo de menospreciar otras materias). Me parece inconcebible que el señor Wert llame a estas asignaturas “Marías” que solo sirven para perder el tiempo y siga de una sola pieza. Está claro que a este señor le importa bien poco el informe PISA cuyos resultados llevan demostrando ya varios años que  el aumento del horario de las materias como refuerzo no se corresponde con la mejora de los resultados y un buen ejemplo lo obtendremos comparando España y Finlandia. En Finlandia se dan muchas menos horas de matemáticas y los resultados son mucho mejores. Es como decir –“Venga niño cómete el tazón de sopa” ¿No quieres?, pues toma tres tazones más- No se le ocurre pensar que lo que puede que pase es que los ingredientes sepan a mierda y el niño los acabará vomitando. Es un planteamiento bastante cazurro, no se nos ocurre pensar que el problema pueda ser el método, el cómo se imparte la materia, el cómo han sido educados a su vez quienes imparten ésta materia. Pero vamos, tampoco nos vamos a poner ahora a comparar España y Finlandia, porque queremos conservar un poco de autoestima, la que nos pueda quedar. Cada nueva edición de un informe PISA es una bofetada en toda la cara.
Ante este problema social todos tenemos responsabilidades, y el cargar esta culpa a los jóvenes exclusivamente es desentenderse del problema. Y si se desentienden del problema este jamás se solucionará y seguiremos escondiendo la mierda debajo de la alfombra.
Parados, vagos, faltos de esperanza, conformistas, egoístas... Hemos sido noqueados en el primer asalto sin ni siquiera haber peleado.
Andamos perdidos, pero a lo mejor la que anda perdida también es la sociedad, no un grupo concreto, a lo mejor somos la consecuencia de un sin fin de causas que se han ido forjando a fuego lento décadas atrás.
No quiero ser fatalista, no quiero pensar que no hay nada que hacer y zambullirme en esta ola negativa que nos arrastra a todos y nos hace pensar que no podemos cambiar nada, que todo lo que podíamos decidir lo han decidido por nosotros ya. La queja sin respuesta no sirve de nada. Es una escena habitual oír las conversaciones de la gente por la calle que hablan de lo mal que está todo y luego son la indiferencia encarnada en forma humana. No quiero tampoco caer en la falsa e inútil visión de que una persona puede cambiar el mundo, es un pensamiento egoísta e irreal. Lo que si puede hacer una sola persona es ser consciente de la coyuntura en la que vive e intentar cambiarla desde su ámbito. Tener un juicio crítico y no tragarse la mierda que le dan.
Esta es una de las razones por las que decidí ser profesora.
La crisis moral y económica viene a espabilarnos como una ducha de agua fría, a sacarnos de nuestro letargo. Sabremos reconducir la situación. No dejaremos que el virus del desánimo mine la naturaleza vitalista y combativa de la gente joven. Seremos capaces de adaptarnos y asumir retos.
Aunque nos tilden de ser una generación pragmática que no ha soñado con cambiar el mundo, cambiaremos nuestro pequeño mundo, nuestra realidad cotidiana. No tragaremos con el futuro que nos auguran, no permitiremos la desaparición de la clase media ni la quiebra cultural y de valores, no sin luchar. Responderemos a la necesidad de un cambio urgente de modelo social y económico.
Encontraremos alternativas, que en conjunto, serán portadoras de grandes cambios. Confiaremos en nosotros mismos.
Somos trigo en la cámara, falta que el trigo se haga pan.

martes, 2 de diciembre de 2014

Pedagogía libertaria

Por Margo




Tengo una amiga que estudió en la Escuela Libre Paideia. La verdad es que hasta hace relativamente poco desconocía este tipo de educación y por eso mismo me gustaría darlo un poco más a conocer. Es un tema bastante amplio, y aquí lo que intento es resolver algunas de las típicas dudas que surgen con este tipo de educación.
Paideia surge en la transición de la dictadura franquista a la democracia en 1978 en Mérida, Badajoz, como forma de lucha ideológica, política y pedagógica. El colectivo lo formaron tres mujeres de postguerra con la principal idea de generar un tipo de persona diferente para configurar una sociedad distinta; Desde entonces el colectivo ha ido evolucionando, creciendo y siempre ha estado abierto a cambios para poder mantener sus objetivos.
Este tipo de escuelas conciben la educación de un modo diferente al que estamos acostumbrados, va más allá de la educación en el aula, es una educación en valores, en ver lo que está pasando en la sociedad, lo que nos rodea. Defienden que la vida es la principal escuela. Sus clases se imparten desde los dos años de edad hasta los 15.
Mi amiga Jara me contaba su experiencia. En la escuela cada persona escoge dónde, cómo y en qué quiere trabajar. Le dan mucha importancia a la libertad y la autonomía del individuo, pero siempre teniendo en cuenta a los demás; y también a las asambleas, que es la forma en la que se relaciona la gente de diferentes edades y capacidades, para quitar la autoridad en un sistema jerarquizado; y sirven para solucionar conflictos, decidir... y establecer la igualdad.
La respuesta de alguien que no ha oído nunca hablar de este tipo de educación puede ser qué pasaría si algún estudiante no quiere trabajar en nada. Jara me comentaba que además de ser pocas personas, el hecho de estar viendo un espíritu de trabajo y de involucración continuo, hace que la gente se interese en hacer cosas, en aprender... en cualquier caso siempre hay un cierto "control". Existe una retroalimentación de conocimientos, la gente se ayuda mutuamente, los más mayores ayudan a los más pequeños, y esto no significa que estés perdiendo tiempo de aprendizaje, porque lo estás ganando en otros aspectos, a la vez que ayudas, aprendes a enseñar.
Otra de las cuestiones que se plantean es: ¿Realmente se sale preparado para continuar tu educación fuera de este ámbito? En el caso de Jara y Paideia, la escuela le dio la opción de continuar sus estudios en el instituto a la edad correspondiente en el curso correspondiente, o sea, 4ºESO con 15 años, o permanecer un año más en Paideia y entrar a cuarto con 16 años. Quiso quedarse un año más y  no tuvo ningún problema de adaptación posteriormente. La gente sale preparada para afrontar cuestiones, ser solidarios, reflexionar sobre la vida... En la educación que yo he recibido te enseñan conocimientos, más bien te enseñan a memorizar conocimientos, cosa que acabas olvidando por el hecho de haberlos memorizado y no experimentado. De alguna manera en Paideia te proporcionan las herramientas para que sea la propia persona la que consiga llegar al conocimiento.
Entonces mi pregunta era que si con este método de estudio llegabas a 4º de la ESO con el mismo Currículum que se supone que tiene que tener todo el mundo al entrar a cuarto, porque claro, el hecho de que seas tú el que elija lo que quiere estudiar implica que hay muchas cosas que desconoces porque nunca has oído hablar de ellas y por lo tanto no puede haber un interés hacia lo desconocido; la escuela sí que sigue su Currículum, y es lo que hablaba anteriormente, aunque no se llegue a cuarto con los mismos conocimientos, no les es difícil utilizar información nueva, aprenderla y comprenderla; Además, gran parte del colectivo son profesores en institutos, por lo que saben perfectamente cuál es la programación y los contenidos fuera de Paideia y el nivel que hay... Allí, aparte de trabajar con material elaborado por los propios maestros, también hay libros de texto de escuelas e institutos de todos los niveles y todas las asignaturas, por lo que eso también es una guía tanto para los profesores como para los alumnos. Además, la mayoría de los maestros de allí son pedagogos, y sabrían hacer, incluso adaptar un Curriculum para cada uno.
La escuela no recibe ningún tipo de subvención, ni del estado, ni de la comunidad autónoma ni nada. Es totalmente autogestionada, y el dinero que recibe es el de la cuota mensual que dan los padres. Ese sería unos de los tópicos que podrían contradecir la filosofía de Paideia, puesto que se la podría catalogizar como “privada”, pero es la única manera de que el colegio sea totalmente independiente del estado, y de que no haya ninguna fuerza externa que le pueda decir cómo hacer o dejar de hacer algo. Los padres pagan al mes una determinada cantidad de dinero, pero se tiene mucha flexibilidad, y se tienen en cuenta las situaciones socioeconómicas del alumno, también las familias que tienen más dinero, y de manera voluntaria han aportado más de lo que la escuela pedía en sus cuotas. Además hay cooperativas o grupos, o personas particulares que donan dinero o material.
Con todo lo dicho, la importancia que da Paideia a la educación es en formarse como personas, que el niño/a sea feliz y que sepa valerse en la vida... Ésta también está en el día a día, en el convivir, compartir, ayudar, valorar, criticar, tener una opinión formada por uno/a mismo/a y no una opinión que te han ido formado. Creo que la experiencia y el querer conocer algo por placer y no por obligación es la clave del aprendizaje.

Referencias

http://www.paideiaescuelalibre.org/Pedagogia%20Libertaria.htm
http://www.paideiaescuelalibre.org/

https://www.youtube.com/watch?v=DU7k7X7SzmQ

jueves, 27 de noviembre de 2014

La educación experimental

Por Param

Últimamente he estado interesándome por un tipo de educación muy diferente al que la mayoría de personas de mi alrededor(incluida yo) no pudieron disfrutar, una educación en la que toma más importancia el individuo y sus intereses frente a la misma y repetida unidad didáctica de año tras año, una educación en la que se aprenden materias que se desean aprender, la educación experimental.
Pues bien, este tipo de educación, bajo mi punto de vistaaún en fase elemental, tiene unas características bastante interesantes por el momento, como por ejemplo, prescindir de los conocimientos habituales y adecuarlos al propio alumnado sin eliminar elementos necesarios, la utilización de las nuevas tecnologías como medio, incluso la exclusión de los libros de texto. Actualmente hay pocos centros que apuestan por este tipo de enseñanza como La Navata, El Trabenco o el Palomeras Bajas, todos ellos en Madrid, habiendo algunos otros pocos en España, siendo pioneros de un tipo de enseñanza que apuesto, será la enseñanza del futuro.
Vivimos una actualidad informatizada y en cambio constante.Pues bien, resumiendo, es a lo que la enseñanza experimental se adapta. Está en constante evolución y sin dejar a un lado las nuevas tecnologías y la actualidad, haciendo la enseñanza más cercana a los jóvenes de hoy, que ya encuentran anticuados los métodos tradicionales.
Es cierto que como futura docente advierto complicaciones para el profesorado con este sistemay diferencias en el aprendizaje entre unos alumnos y otros, pero ¿Es realmente tan horrible que los alumnos salgan de la escuela teniendo diferentes tipos de conocimiento? ¿Es qué sólo existe una única metodología por el que es socialmente admitido el éxito educacional? ¿Por qué siempre hay que dirigir los conocimientos hacia el mismo punto?Sé que como su propio nombre indica, es un método en fase experimental, pero al menos es unamanera en la que se arriesga con dar con el procedimiento adecuado.
Hemos basado la educación en un puñado de conocimientos concretos pensados como esenciales, explicando lo mismo una y otra vez ¿Y si nos hemos equivocado? ¿Y si estamos cortando las alas a alumnos brillantes en diferentes áreas?
Debemos ser un poco más flexibles y otorgar un mínimo de libertad al alumnado, porque la educación puede transmitirse a través de la propia curiosidad del estudiante, la cual debemos saber despertar nosotros como docentes, avivar esas inquietudes, porque cuando la curiosidad toma vida, nunca llega a saciarse.



REFERENCIAS:
http://www.fceia.unr.edu.ar/geii/nw/objetivos.htm
http://www.20minutos.es/noticia/1889794/0/escuelas/sin/libros-de-texto/
http://www.profele.es (curso PDP – programa de desarrollo profesional)
http://www.aprendizajeexperimental.com/
http://www.skip.es/ensuciarse-es-bueno/%C2%BFque-es-el-aprendizaje-experimental/

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Una educación con más problemas que pasión

Por Nomar

¿Qué clase de educación estamos dando? No me refiero legalmente, que también es otro factor muy confuso sino, ¿qué estamos realmente enseñando?
Cuando un profesor termina sus estudios tiene la ilusión de enseñar a los jóvenes todo aquello que él ha aprendido en toda su vida, pero lo que nos encontramos en las clases es algo muy diferente. Son profesores que dedican sus horas a dar una clase magistral sin ningún tipo de relación con el alumnado y posteriormente una evaluación mediante un examen de lo aprendido en estas clases. Desde que empecé a pensar en la enseñanza hay una pregunta que no para de rondar en mi cabeza: ¿cuándo un profesor pierde la ilusión por enseñar? Los niños no aprenden conocimientos sino que memorizan unas frases que posteriormente olvidarán, además de la falta de implicación del profesorado en algunos casos con el alumnado. Podemos ver como hay profesores que efectivamente se preocupan por el desarrollo y los problemas de los chicos/as pero otra parte se preocupan de los maravillosos programas didácticos. La pregunta es, en la educación, ¿hay más allá de los programas didácticos? El papel del profesor en ciertas edades es fundamental aunque no nos demos cuenta, un mal profesor puede perjudicar a un chicho/a notablemente.
En los colegios, institutos o universidades, los docentes no están obligados a formarse si no lo desean... ¿El mundo no cambia?¿La plaza dota al profesorado de conocimiento infinito? El profesorado debe formarse y estar al tanto de lo último para poder enseñárselo a sus alumnos en vez de vivir en una caverna y contar siempre lo mismo. En otros países los docentes están obligados a recibir un número de horas anuales de formación y es que obtener el título de enseñanza no significa que no necesites aprender nada más.
Por otra parte, los centros marcan unas pautas que los profesores deben seguir, pero estas pautas muchas de las veces vienen marcadas para un plan general de colegios e institutos. Entonces... ¿Todos los colegios e institutos son iguales? Cada centro tiene diferentes problemáticas por lo que nunca pueden estar bajo una igualdad de conceptos. Como dice muy bien el profesor José Antonio Marina, podíamos mejorar el sistema educativo cambiando unos puntos fundamentales:

"Mejorando primero los equipos directivos, que en muy poco tiempo pueden destrozar o mejorar muchísimo un centro. Segundo, la calidad del profesorado, que en España no se ha formado nunca. Había una especie de broma chusca llamada CAP, mientras en el Reino Unido un profesor dedica 100 horas al año en formación. Tercero, que los centros tengan más autonomía, lo que significa que deben organizar sus proyectos educativos muy bien... y en España están empezando a funcionar mejor los de gestión concertada que pública. Cuarto, implicar a las familias en su relación con la escuela, que ahora está rota. No es verdad que no les interese la educación de sus hijos, pero no saben qué hacer, no tienen vías concretas para colaborar".
(Ana Goñi, José Antonio Marina: "El primer problema de la educación es la ideología" El confidencial, 31/05/2014)

¿Y de qué sirve todo ésto si la educación sigue siendo una carta de cambio para la política? No nos engañemos pues la educación y la formación de los niños futuros solo importa si te hacen ganar las elecciones o te dan unos votos más. Y es que hasta que no se vea que la educación es mucho más importante que los deseos egoístas políticos tristemente vamos a seguir recibiendo una educación nefasta. Hay que mirar al futuro y preguntarse qué clase de personas formadas quiero. Dejando de lado las ideologías, que ahogan, e impartiendo clase con profesores formados que sean capaces de transmitir la pasión de aprender a sus alumnos.(Richard Gerver en C, Fominaya, M. J. Pérez-Barco, El sistema educativo Español está anclado a la era industrial, ABC.es, 13/3/2014)


Biografía 

Ana Goñi, José Antonio Marina: "El primer problema de la educación es la ideología"  El confidencial, 31/05/2014
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-05-31/jose-antonio-marina-el-primer-problema-de-la-educacion-es-la-ideologia_138860/
C, Fominaya, M. J. Pérez-Barco, El sistema educativo Español está anclado a la era industrial, ABC.es, 13/3/2014
http://www.abc.es/familia-educacion/20140313/abci-richard-gerver-educacion-201403112038.html

domingo, 16 de noviembre de 2014

El taller en la Educación

Por Julia F.

 Me gustaría poner sobre la mesa esta herramienta educativa, el taller. ¿Es el taller una herramienta útil para el aprendizaje? ¿Qué beneficios aporta? ¿Es realista su aplicación en la educación española?
Uno de los aspectos más cuestionables del sistema educativo actual es quizás lo anacrónico que resulta en ocasiones. Parece lógico pensar que la manera de aplicar los programas ha de ser, al menos en parte, diferente a la de hace otras generaciones.
La sociedad actual maneja con una facilidad indiscutible información de todo tipo de manera gratuita gracias a internet y las nuevas tecnologías. El conocimiento, por tanto, es más accesible que nunca y las experiencias: lo práctico, empieza a ser algo muy valioso.
Es, por ello, por lo que el taller como herramienta puede cobrar mucha relevancia en el proceso educativo ofreciendo múltiples situaciones de aprendizaje que no pueden acontecer en otros espacios académicos más directivos como es el aula convencional (profesor-alumnos) y a las que no se puede acceder de manera individual ni con tanta facilidad.


En el sistema educativo finlandés se contempla este tipo de enfoque, por ejemplo, en las actividades pertenecientes al bloque que denominan "Home economics". Este bloque tiene como objetivos, además de formar en cada uno de los temas sujetos al programa, fomentar las relaciones humanas, responsabilizar a los alumnos de su salud, facilitar la autonomía, la seguridad y comprometer a estos con el respeto al Medio Ambiente.
Las actividades son, en su mayoría, muy prácticas, en talleres y trabajando en equipo. Algunas de ellas son talleres textiles otros de bricolaje y también, por ejemplo, de cocina.
Esta idea de generar formación a través de la práctica y con otros aspectos formativos no tan académicos se puede extender a talleres de teatro, manualidades (pintura, escultura, otros oficios) o, por ejemplo, jardinería, talleres de radio, de cine pero también en laboratorios para asignaturas de ciencias, talleres de lectura, debate, etc.
Los talleres son interesantes para todas las edades en cada uno de los diferentes temas. Será en el planteamiento para cada rango de edad, donde se responderá de una manera más específica a las necesidades de los alumnos buscando el enfoque más beneficioso para ellos.  Este tipo de trabajo de aula es muy flexible y, por tanto, permite la adaptación según las necesidades y los objetivos.
El rango de edad que nos ocupa sería el que engloba a los adolescentes y esta herramienta educativa puede convertirse en un elemento protagonista para cubrir muchas de las necesidades que menciona el sociólogo Michel Fize. Estas son: la necesidad de confianza, de diálogo, de autonomía y de responsabilidad.
Además, se ha estudiado la existencia de una serie de factores que ayudan al desarrollo positivo del adolescente. Silberesisen y Lerner identificaron 40 y de, entre ellos los siguientes que enumeraré considero pueden ser adquiridos gracias a herramientas de enseñanza como lo es el taller.
- Motivación en la escuela, participación activa, ayudar a las personas, la importancia a la igualdad y a la justicia social, responsabilidad, autocontrol, planificación y toma de decisiones, resolución pacífica de conflictos, servicio a los demás, participar de actividades en la comunidad, etc.
El taller como tal sin profundizar en demasía no tiene porque proporcionar todas estas habilidades anteriormente mencionadas pero cuando me refiero a taller estoy ampliando el concepto del mismo a otros enfoques que no distan tanto del primero.
Talleres de cooperación, de solidaridad realizando proyectos reales podrían ser otras formas de taller que resultarían también muy beneficiosas para los adolescentes que buscan una identidad y una reafirmación de su autoestima y que, además, dan una importancia muy elevada a las relaciones sociales por lo que el trabajo en equipo es relevante para su desarrollo social. Esta práctica bien enfocada, por otro lado, les facilita suficientes estímulos para evitar caer en problemas graves y que suelen darse en este etapa como es el consumo de drogas, enfermedades alimenticias, problemas de violencia, etc.


Podemos entonces plantear que la aplicación del taller es beneficioso no sólo para fomentar el interés de los alumnos, ofrecer situaciones interesantes para su aprendizaje y desarrollar su pensamiento creativo sino que también gracias a su transversalidad y fomento de la interacción y la cooperación, resulta útil como acción tutorial para grupos de diferentes edades, como recurso para solucionar conflictos en la convivencia y como centro de participación escuela-familia en los centros educativos.
"La gran finalidad de la vida no es el conocimiento sino la acción"  Thomas Henry Huxley
Si analizamos las posibles ventajas dentro del punto de vista neurológico el taller adquiere bastante relevancia gracias a lo que ya sabemos a través del progreso científico. Me estoy refiriendo al descubrimiento de la existencia de una inteligencia fundamental: la INTELIGENCIA EJECUTIVA.
Hasta no hace mucho sabíamos y fomentábamos dos inteligencias, una de ellas era la Inteligencia Cognitiva, tuvo mucha importancia a lo largo de la historia puesto que su principal función era la de conocer y posteriormente se advirtió de la existencia de la Inteligencia Emocional, fundamental para saber gestionar nuestras emociones.
Desde diversos campos de investigación ha surgido la Inteligencia Ejecutiva que es la encargada de organizar y dirigir las dos anteriores. Saber rentabilizar las dos inteligencias en la ACCIÓN es tener una buena Inteligencia Ejecutiva.
" La idea me parece personalmente muy atractiva, porque me permite realizar la ambición de mi vida intelectual: elaborar una teoría de la inteligencia que comience con la neurología y termine en la ética. El hilo que conduce de una a otra es la acción". José Antonio Marina
El desarrollo de la acción está, sin duda, más presente en los ambientes de taller que de clase magistral entendiendo por esta última la manera de enseñar tradicional.
La pregunta que nos podríamos hacer finalmente cuando pensamos en el sistema educativo español y en la nueva ley educativa LOMCE sería la siguiente; ¿Es posible implantar modelos más prácticos de enseñanza a través de talleres en la educación pública española?


Estudiando los currículos de la LOMCE existen asignaturas (dentro del grupo de las específicas) que deberían trabajarse en este tipo de espacios más libres como "Artes escénicas", "Dibujo artístico y Artes Plásticas y Visuales", "Música", "Imagen y sonido" y "tecnología" aunque en lo expuesto se defiende la utilización del taller como instrumento de trabajo y puesta en práctica de los conocimientos abarcando a todas las asignaturas, o al menos en la mayoría, y no sólo aquellas específicas que cada centro asuma. No parece fácil implantar un modelo aula-taller en las asignaturas troncales con el programa definido pero en cualquier caso no es imposible.
Por otro lado, para que funcionen este tipo de clases los grupos no deberían ser muy numerosos y en la actualidad el número de alumnos por clase en muchas escuelas públicas es bastante elevado y a este último inconveniente se le añade la inversión económica necesaria para su implantación en recursos y en más profesorado para reducir los grupos.
Vuelvo a preguntar, ¿es posible?: Solventando los anteriores inconvenientes sí.

Bibliografía:
Marina JA. La inteligencia ejecutiva. Barcelona: Ariel; 2012.
Marina JA. El Aprendizaje de la creatividad. Barcelona: Ariel; 2013.
Jensen E. Teaching with the Brain in Mind, Association for Supervision and Curriculum development. Virginia: Alexandria; 2005.
Otras fuentes:
Currículo Sistema Educativo Finlandés. Página Web Embajada Finlandesa.
Marina JA. Artículo: El Talento de los adolescentes 01/01/2014 (Pediatría integral).
LOMCE
Vídeos del programa Redes: Educación.

viernes, 31 de octubre de 2014

Autodesk 123D

Me lo envía Javier, indicándome que los visitantes a los museos se dedicarán a hacer fotografías en círculos...

Ya existen versiones para todos los sistemas operativos.

lunes, 27 de octubre de 2014

Reducción de un 90 % en la Educación Compensatoria

Según informa euroxpress:

"Los Presupuestos Generales del Estado de 2015 reducen en un 90% la Educación Compensatoria, la principal vía de normalización educativa con que contaba el alumnado gitano y otros grupos vulnerables. Según la Fundación Secretariado Gitano, con este tipo de medidas, España cumplirá muy difícilmente con los objetivos en materia de educación de la Estrategia Europa 2020 que son de obligado cumplimiento para los Estados miembros."

El reciclaje eterno. La creatividad y otras habilidades del siglo XXI

Por Anamor

“Atribuimos inteligencia a hombres, animales, computadoras, y, últimamente, hemos comenzado a hablar de edificios inteligentes, automóviles inteligentes y hasta de cafeteras inteligentes. A este paso, la inteligencia va a estar tan diseminada a nuestro alrededor, integrada con tanta eficacia en los objetos de uso, que nos permitirá la suprema listeza de volvernos estúpidos y disfrutar con ello.”

Teoría de la inteligencia creadora. José Antonio Marina 


El escenario del mundo en que vivimos impone a los individuos y a la sociedad una reforma necesaria de conocimientos y capacidades para no solo aumentar su competitividad en un mundo global con un sistema capitalista, mercantil, sino para poder sostener un marco ético y bienestar a largo plazo.Todo proceso de “limpieza” para justificar un “código ético” representa un desafío para toda la sociedad en su conjunto, lo cual requiere cierta flexibilidad o re-invención en el aprendizaje superando todos los niveles posibles de comprensión.
La educación pública en España ha entrado en esta espiral de re-generación al ritmo de la Comunidad Europea. Un pato mareado por las distintas políticas de turno que no han hecho sino aumentar las diferencias sociales.
Como reza el dicho: las comparaciones son odiosas, y así lo manifiestan los recientes estudios de la OECD/Pisa. No hay que olvidar que cada cultura lleva una carga histórica de la que es difícil de escapar y que requiere la voluntad de las instituciones para invertir en ese capital humano futuro y el compromiso de los individuos de permanecer en un estado de “aprendizaje” permanente.
Dicho esto, se puede confirmar que se avecinan grandes cambios evolutivos en lo que respecta a la educación y que se basan sobre todo en el “cómo” (los métodos ) en el “qué” ( los contenidos) y “con qué” ( los medios ) La nueva ley orgánica para la mejora de calidad educativa ( LOMCE) no lo pone fácil.
La creatividad es uno de los factores clave del siglo XXI. Pero es sólo un eslabón en la cadena de requisitos necesarios para el futuro docente. Necesita nutrirse además de una cultura general amplia, acompañada de un buen sentido común, una base rica en conocimientos e intereses en diversos campos así como unas buenas aptitudes comunicativas. Para que triunfe esta receta se precisa además una pizca de inteligencia emocional, algo de colaboración y solidaridad junto a comprobadas destrezas en el campo audiovisual y el dominio de otro idioma.
Es obvio que estos atributos requieren una dedicación intensa por parte de los profesores e inversión por parte de las instituciones para dotar a las futuras generaciones de unas bases que les ayuden a desenvolverse en cualquier situación de la vida personal y profesional. Sin embargo la Ley Wert prevé una reducción del gasto en educación al 3,9 % del PIB (ahora está en el 4,3%) hasta el año 2020.
En palabras del Profesor y filósofo José Antonio Marina: "en lo que hemos fallado es en la gestión del sistema educativo. Y con una mala gestión, por mucho dinero que le pongas, no obtienes buenos resultados.” 
Entre todas las pericias necesarias, las nuevas tecnologías (TICS) parecen ocupar un papel esencial en el aprendizaje, aunque en un futuro no muy lejano podrían convertirse en el enemigo del profesor por crear una sociedad autosuficiente en tiempo récord. De hecho, mientras nuestros niños surfean en la autopista de Internet, dominando el lenguaje táctil de los smartphones y la información de los drones, muchos padres y profesores se han quedado obsoletos en seguirles el paso.
En este sentido la Formación del Profesorado en la enseñanza pública es una cuestión de urgencia y que debería guardar relación con los precios desmesurados sobre todo en los estudios de Postgrado en las Universidades públicas de España.

Una de las preguntas del estudio PISA se centraba en la cuestión siguiente:

¿Son capaces los estudiantes de 15 años de resolver de manera creativa los problemas? ( Nº 38 )

Pisa define la creatividad como la capacidad cognitiva de comprender un problema no necesariamente a la vista en un primer instante y la voluntad de aplicar métodos en resolver estas situaciones para desarrollar una competencia constructiva y reflexiva  como ciudadano.
En mi opinión la creatividad es algo más. Ante todo es una forma de ver y canalizar estos estímulos exteriores y que deben crecer en terrenos fértiles llenos de sensibilidad, que sólo los profesores y padres son capaces de transmitir a los niños y adolescentes. Esta y los valores son fundamentos imprescindibles en el desarrollo del individuo. La “máquina” no debe sustituir el intercambio generacional y la figura del maestro (en carne y hueso), sino ser complementario en su formación.
Se puso de manifiesto que en España los jóvenes no alcanzaban el nivel deseado y quedaron por debajo de la media marcada por la OECD.
Un hecho que sorprende, ya que en épocas de crisis como las que sufre el país, la asignatura de la creatividad de los españoles se presenta más que superada.
¿Entonces por qué los estudiantes de la ESO no presentaban mejores resultados a pesar de los problemas que se cocían en su entorno familiar y social?
Destaca el informe que los países con resultados mejores preparan a sus estudiantes para manejar e interactuar de forma eficaz con problemas reales con las que pueden verse confrontados fuera de las aulas.
Una respuesta posible podría ser que han tenido un mal día cuando se sometieron a esta prueba y los alumnos asiáticos la superaban con más concentración.
También podríamos aventurar que viven alejados de la realidad y sobreprotegidos por sus padres en un sistema de precariedad laboral. Teoría que en cierto modo se confirma con los datos de emancipación de los jóvenes en España a la edad media de 29 años.
Otro factor a tener en cuenta en el resultado de España es que los currículos están ya sobredimensionados, más que en los países que encabezan la lista de PISA, comenta el profesor Marina. Se pretende que los estudiantes sepan de todo, y al final no aprenden nada. Así que los profesores se ven sometidos a una gran presión para cubrir los contenidos y se descuidan los métodos.

Concluyendo podríamos decir que hace falta mayor implicación y recursos en la elaboración de unos programas educativos de los que los estudiantes pueden sacar provecho. Ya existía en la historia de España un modelo de enseñanza libre, dónde la política no formaba parte de las aulas y los docentes gozaban de una formación exquisita. De estas escuelas e institutos surgían en su momento brillantes creadores. La inteligencia del creador implica innovar, requiere tenacidad, discurso interior, memoria, razonamiento y sobre todo imaginación. Tener ganas de aprender y valor para hacerlo. La labor del docente es activar la sed de conocimiento dormido.
El avance tecnológico es uno de los grandes acontecimientos de nuestra era, pero en cierto modo puede ser deshumanizador. En muy poco tiempo veremos que los niños ya no pueden sumar sin una calculadora y han perdido sus facultades de decisión, pero lo que es peor: la capacidad de relacionarse con sus semejantes,  lo cual podría dificultar la tarea de integración en una sociedad cada vez más anónima e individualista. Expresa el profesor Marina que no estamos haciendo ningún bien al introducir los sistemas informáticos en el aula. Se utilizan los ordenadores para que los chicos puedan acceder a la información, pero lo prioritario es la necesidad de ajustar los programas en función de la velocidad de aprendizaje de cada niño.
Si de algo puede presumir el hombre es de su potencial creador, una inteligencia de vivir y sobrevivir.

Algunos problemas de la educación bilingüe

Por Daniel C R

El sistema bilingüe de español-inglés en centros de enseñanza de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, aunque tiene unas buenas intenciones no demuestra que sea completamente eficaz. Estudios realizados por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) han comprobado que ralentiza el aprendizaje en algunas áreas, como por ejemplo Conocimiento del Medio, generando situaciones en las que los alumnos conocen todas las partes del sistema óseo en inglés pero luego no saben denominar su equivalente en castellano. Esto en el mejor de los casos, suponiendo que aprendan bien el inglés.
Con el Programa que se puso en marcha en 1996, a partir del Convenio de colaboración entre el Ministerio de Educación y Ciencia y el British Council, 84 Colegios Públicos de Educación Infantil y Primaria y 43 Institutos de Enseñanza Secundaria repartidos en 10 Comunidades Autónomas recibieron con buenos resultados clases en inglés por profesores nativos en todas las asignaturas, exceptuando matemáticas y, lógicamente, Lengua y Literatura Castellana. Sin embrago al intentar propulsar este sistema a nivel autonómico, no se sabe muy bien si con las mismas buenas intenciones iniciales o con fines electorales, se producen situaciones en las que hay centros bilingües sin suficientes profesores  donde la gran mayoría no son de origen nativo inglés y a una gran parte se les exige apenas un nivel B2 de inglés para dar clases. Es una desproporción evidente y con tendencia a aumentar. En Madrid hay 345 centros bilingües y en Andalucía más de 800.
Tal vez si se quiere que los alumnos españoles tengan un mejor nivel de inglés se deba impulsar el aprendizaje de la lengua también desde otros lugares, no únicamente la enseñanza. Según el Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL) incrementar el número de tareas en inglés en los alumnos no ayuda a mejorar la motivación. Por otro lado, simplemente con la escucha y el visionado de productos audiovisuales en inglés progresarían notablemente la comprensión oral.
La enseñanza del inglés es importante, pero no se debería de poner en el centro del debate cuando se habla de modelos de enseñanza. Si se le da prioridad a una asignatura, a una destreza, supeditando todas las demás a esta se pueden formar problemas y desequilibrios a distintos niveles olvidando al final lo esencial, que es el enriquecimiento en las distintas áreas de conocimiento del alumno.

Referencias:
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/02/14/por-que-somos-torpes-con-el-ingles-y-lo-hablamos-tan-mal-114883
http://www.elmundo.es/espana/2013/12/18/52b1bcda22601d3a6d8b457f.html
http://www.elmundo.es/madrid/2014/07/11/53c047dce2704eb16a8b456b.html
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/01/22/actualidad/1327261834_943335.html
http://www.mecd.gob.es/educacion-mecd/areas-educacion/profesorado/formacion/formacion-permanente/convenio-mec-british-council.html



lunes, 20 de octubre de 2014

Propuesta educativa de Podemos

(Fuente)

"La educación gratuita, universal y de calidad es un derecho recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que es deber de los poderes públicos garantizar su cumplimiento para asegurar el progreso y la igualdad de oportunidades de toda la ciudadanía, promoviendo el desarrollo económico y cultural tanto del individuo como de la sociedad en su conjunto. La educación es una herramienta para hacer a la ciudadanía libre y autónoma y sólo una ciudadanía con capacidad crítica puede construir una sociedad mejor. Asimismo, el Pacto Internacional por los Derechos Económicos y Sociales (PIDESC) recoge la obligación internacional a la progresiva tendencia a una universidad pública gratuita. La educación tiene como objetivo el desarrollo de la personalidad humana, así como contribuir a una vida feliz y digna. De ahí se deriva la necesidad de una reforma coherente y eficiente de la enseñanza que contemple la totalidad del proceso educativo en todas y cada una de sus etapas (desde la Educación Infantil hasta la Universidad) y de sus disciplinas, así como en sus diferentes modalidades, incluyendo también la educación no formal (escuelas oficiales de idiomas, de artes, asociaciones y entidades educativas deportivas, socioculturales y de tiempo libre, etcétera), cuya labor debe ir de la mano y desarrollarse en consonancia con el ámbito educativo formal. Todo ello constituye un pilar de la nueva sociedad que queremos construir y que se encarna en las figuras de los actuales y futuros estudiantes e investigadores, muchos de los cuales se han visto obligados a abandonar el país.
Situación actual
Aunque nuestro país cuenta con unas buenas condiciones humanas y materiales para consolidar un sistema público de educación excelente y perdurable, la educación ha sufrido durante décadas una campaña de desprestigio social y una agresiva desestructuración integral. Al mismo tiempo ha padecido la rémora de defectos históricos que deben ser definitivamente erradicados. En primer lugar el sistema educativo ha sido privado de la estabilidad que necesita, sometido a una incesante alternancia de leyes por parte del sistema bipartidista. En segundo lugar, el espíritu de las últimas reformas educativas ha pretendido mercantilizar el saber y la educación en beneficio de unos pocos, cuando no ha servido a meros adoctrinamientos ideológicos.
El mejor ejemplo de estas políticas es la recién aprobada LOMCE, elaborada sin diagnóstico alguno y a espaldas de la comunidad educativa y de la ciudadanía. Esta ley representa, en su construcción y en su contenido, los problemas más graves que arrastra la educación en el estado español. PODEMOS exige la derogación de esta ley, así como su sustitución por una reforma consensuada por la sociedad. Es preciso que la comunidad educativa tome la palabra y decida de una vez por todas el rumbo fijo que ha de seguir nuestro sistema educativo. Sólo así quedará a resguardo de pugnas partidistas y vaivenes electoralistas.
Necesitamos una educación del siglo XXI para el siglo XXI, consciente de los límites de nuestro planeta y crítica con las actitudes que lo amenazan, que fomente el respeto y la integración social de todas las personas, así como el resto de los valores consagrados en la DUDH.
En la misma línea, las reformas que se han llevado a cabo en la Universidad en los últimos tiempos han incidido en esta destrucción de la educación, bajo la falaz retórica de un proceso de modernización de la universidad española y de apertura a la sociedad. Las medidas más significativas han sido la falta de financiación para personal, infraestructuras e investigación, la entrada de agentes privados y la elitista subida de tasas -de forma destacada en másteres, o en estudios de FP superior- que ha supuesto la expulsión de miles de estudiantes de la formación superior en los últimos años. 
Pero además, las políticas austericidas han eliminado becas, prescindido de los recursos destinados a la atención a los alumnos y familias con mayores dificultades, reducido drásticamente las plantillas y dificultando las condiciones laborales de maestros y profesores, amenazando incluso el principio de transparencia y mérito en el acceso a la docencia en centros públicos, y demostrando por parte de las autoridades políticas un desprecio por la educación que amenaza seriamente este derecho de todos y de todas. Entendemos que la administración en una sociedad democrática debe poner el máximo de refuerzos y recursos en el sistema público de educación, que es el que asegura la educación para todos sin que ningún otro modelo educativo pueda apropiarse de recursos para los centros públicos.
En Podemos abogamos por abrir un proceso profundo en el que los diferentes miembros de la comunidad educativa realicen un diagnóstico preciso de los problemas estructurales, los objetivos prioritarios y los medios necesarios. Por todo ello Podemos manifiesta su intención de defender la educación pública del proceso de privatización al que está siendo sometida y resuelve las siguientes medidas:
1. Podemos saluda, respeta y agradece el enorme esfuerzo y compromiso demostrados por las distintas Mareas que han hecho frente a las políticas privatizadoras y mercantilizadoras referidas y asume el compromiso de trabajar en estrecha colaboración con estos movimientos para la consecución de sus objetivos, respetando ante todo la autonomía de éstos y su convergencia con las instituciones oficiales correspondientes.
2. Podemos defiende la inmediata paralización de la LOMCE y su posterior derogación, porque apostamos firmemente por una gran reforma educativa, elaborada por los distintos agentes que intervienen en la educación (estudiantes, educadores, familias, asociaciones y diferentes organismos) y consensuada con los agentes sociales y la ciudadanía.
3. Podemos apuesta por la apertura de un proceso asambleario abierto a toda la comunidad educativa para conseguir una reforma educativa integral, que contemple el desarrollo de la persona a lo largo de todas sus fases, cuya composición será lo más heterogénea posible y cuyas conclusiones habrán de redundar en el siguiente punto:
4. Redacción de nuevas Leyes Orgánicas de educación que se centren en los diferentes aspectos contemplados en esta resolución.
5. Restablecimiento inmediato de los recursos básicos que aseguren el acceso universal sin discriminación económica a una educación de buena calidad: sistema fuerte de becas, número razonable de alumnos por aula, recursos suficientes para la atención a la diversidad, número razonable de horas de docencia y atención a familias, etcétera, con especial atención al desarrollo práctico de los conocimientos. Igualmente, estudio de modelos de financiación universitaria que prioricen la financiación pública y que, en cualquier caso, no pongan en peligro la autonomía universitaria por la procedencia de los recursos.
6. Enfocar los problemas pedagógicos partiendo de cada realidad educativa, dotando a los profesionales de los recursos laborales y materiales necesarios. Denunciamos la instrumentalización que los últimos gobiernos han hecho de la pedagogía, convirtiéndola en una herramienta de gestión tecnocrática de una educación cada vez más empobrecida y limitada. 
Necesidad de afrontar el reto pedagógico que supone una educación moderna y activa para una sociedad abierta, plural y solidaria. Una sociedad que no respeta y cuida la figura del maestro es una sociedad que se ha perdido el respeto a sí misma. Acabar con el imperio de las “evaluaciones externas” y la tendencia actual a reducir a los alumnos a meras cifras cuantificables producidas en serie. Es preciso sustituir el modelo de trabajador competitivo “empresario de sí mismo” por un enfoque integral de la persona y su entorno, la igualdad de oportunidades y el desarrollo pleno de sus capacidades intelectuales, afectivas y humanas, así como su condición de ciudadano crítico. 
Recuperar, del mismo modo, la dignidad de las facultades universitarias, reducidas hoy a meras fuentes de mano de obra barata. Acabar con la dictadura de la “calidad” a la que está sometido el profesorado universitario, priorizando fórmulas que fomenten la verdadera autonomía universitaria, aquella que emana de la dignidad específica de cada uno de los saberes científicos y humanísticos.
7 Propuesta y articulación de mecanismos de garantía de condiciones laborales dignas y democracia interna en todas las escuelas, centros y facultades, así como mecanismos de integración laboral de titulados en todos los niveles educativos superiores.
Por todo ello, se defiende la presente resolución. Nos merecemos una educación pública, digna, laica y de calidad. Y la vamos a recuperar. "

domingo, 2 de marzo de 2014

Tantas cosas por decir y compartir, lady Lomce...

Por el guerrero Gerónimo

Querida Lady Lomce:
Disculpe mi osada intromisión con esta carta que le escribo: No sé cómo andará de Historia, si le gusta o no, o simplemente, si se acuerda o no…
En la noche en la que callaban las postrimeras llamas de las intensas pupilas jacobinas, se hallaban personajes de la talla de Saint-Just y Robespierre en la misma mazmorra. Éste último estaba malherido en la mandíbula, que entre otras funciones, es refugio imperativo para la articulación de la palabra.  Tiempo hacía que ésta echó un guiño al joven Robespierre, que pagó este atópico amor con su vida entera. Se le procuraba muy bien, de veras la disfrutaba, porque aprendió a amarla. Los hombres que le rodeaban, recomenzaban a aprender a saber de la existencia y uso del Logos (en griego λóγος -lôgos-  representa: la palabra en cuanto meditada, reflexionada o razonada, es decir: "razonamiento", "argumentación", "habla1). Ahora cobra vida propia, junto a la misma alma del individuo, eco vivo de la extensión de un sentimiento. Expresión, vida. Como lienzo de base, una sociedad en ebullición; transformaciones sociales, empañado político. Por lo menos, o por lo más, el trampolín de la individualidad del hombre, como ser singular y único empezaba a dar significativos destellos en un largo túnel hasta entonces tan obstinado como oscuro.
El crisol de la enseñanza empieza a llenarse, al menos de ilusión. Sociedad y hombre se regocijan en la palabra concordia. Se masca la sensación de hacerse el cuerpo a la esperada libertad del prójimo. Las palabras Conciencia y autocrítica, configuran una misma frase. El plenilunio del derecho del hombre. Entre ellos, a la educación.
Pues como puede apreciar, ya en  antaño, y desde que el hombre es autónomo (libre pensamiento), se ha conseguido ensamblar las llamadas sociedades modernas, irremediablemente le han acompañado de la mano las transformaciones sociales, notorias o sibilinas: una continua y constante sacudida. El individuo, más que ser la solución, ha sido el responsable directo, parte integrante del problema. Así se complican las tareas y objetivos, se hace arduo y complejo un mecanismo social como… ¿la educación, mi lady?
La obviedad que presenta la contradicción del libre pensamiento ideológico y político entre los hombres está servida; más libres, pero más individualistas. El miedo a que la libertad nos venga grande, es patente. El objetivo de uno mismo se impone al del compuesto. Ego contra orfeón. Intereses concretos y particulares chocan con los del resto. Las estructuras de asimilación y adaptación piagetianas reclaman su esperado espacio vital en la sociedad y entorno. La educación se supone, y bien supuesto, que sirve para favorecer al ciudadano un papel y contexto social concreto. Una adecuada formación, sin excepción, sin concesión alguna para todos y cada uno de ellos, da igual su procedencia, raza o historia personal. Un lugar idóneo, apunta Benedito (1987), “el encuentro donde se establece la base de la comunidad, donde todos los alumnos pueden ser excelentes sin la necesidad de triunfar sobre los otros”. ¿Verdad, mi lady? Se trata de un centro para compartir. La diversidad tan hablada y admirada. El miedo al individualismo extremo, tiene sus partes positivas; la diversidad apunta a ser el instrumento indispensable para la puesta en escena. Un crepúsculo multidisciplinar, de los singulares y complejos mecanismos y puntos de vista de cada uno de los individuos. Riqueza. Dentro de las escuelas y en la sociedad. Y esta vez, compartida. Asimismo, que seamos versátiles con el tiempo, pero un tiempo lleno de saber y conocimiento. Entonces no se debe hacer de la escuela, un lugar exclusivo para unos pocos, postergando al resto. Los lugares mágicos son para participar. Hemos robustecido con la cultura (y repito: cultura es libertad), pero… ¿para dar un paso atrás? ¿Realmente, la educación es un derecho para todos?... Se me ocurren tantas preguntas que hacerle, Lady Lomce.
Para algunos, es el paradigma de la concreción de los valores (Freire), para otros, como el neoliberalismo, una amenaza, un estorbo, el trozo de bambú dentro de la uña, que es necesario extirpar o modificar; la idea de que todo ser tiene algo que mostrar, enseñar, de decir, no diluye correctamente con la categorización del alumnado. Ésta, ayuda a la sanción, a la diferenciación, a la rabia, a la indignación. La unidad, la heterogeneidad, no se comercializan. La diversidad es un instrumento, la mandolina que une pero hay que afinar, y el solista es el docente: Como apuntan Martín y Mauri (1996), es ahora cuando la función del docente radicaría en su capacidad de intervención a las variadas necesidades educativas por parte de cada uno de los alumnos.
Porque tenemos tantas, y tantas cosas que aprender, enseñar, y compartir, mi querida señorita. Empecemos por fortalecer las diferencias, y enriquecernos con ellas.
Y nos queda tanto por decir. Que no decaiga la expresión, que no nos quite nada ni nadie la palabra, que no nos talen el componente mandíbula, aquella misma que, sin poder hablar, sin poder expresar las últimas palabras de una voluntad, presenciaba Saint-Just en aquella fría e ingrata mazmorra. Allí mismo, siendo testigo de la imposibilidad de habla por parte del compañero, éste habló por él y le dijo a Robespierre: “al menos, hemos hecho esto...” mientras señalaba el cartel de los derechos del hombre, que colgaba en la pared del calabozo.
Esto ha sido todo, por ahora. Espero no haberla aburrido mucho.
Hasta pronto, lady Lomce…

(1) Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Logos