sábado, 10 de noviembre de 2012

UN GOYA EN LA BASURA


Por Javier Gallego

Frente a la plaza de los Sitios, en pleno centro de Zaragoza, se mantiene en pie como veterano guerrero, la antigua Escuela de Artes y Oficios, un edificio histórico protegido, diseñado por el arquitecto Félix Navarro a principios de siglo para la Exposición Hispano Francesa de 1908. Este monumento ha estado vacío y abandonado a su suerte desde el traslado de la escuela en 2009, pero en estos últimos meses un giro en las decisiones políticas ha vuelto a poner a este emblemático edificio en el punto de mira.


Pero antes de conocer su situacion actual hagamos un poco de historia reciente.
Cuando la nueva Escuela de Artes del barrio Actur se inauguró en octubre de 2009, la actividad docente de la vieja se trasladó a un conjunto de edificios que hoy albergan la Escuela de Artes de Zaragoza y la Escuela Superior de Diseño de Aragón. Las obras costaron 25 millones de euros, 7 millones más de lo presupuestado en principio.


Este traslado, el cual fue muy criticado por los alumnos, exalumnos y algunos profesores de la misma, dejó atrás una vieja escuela totalmente acondicionada para su labor docente. Todo el material que quedó dentro sólo ha servido para acumular polvo y telarañas durante estos años.
El plan era que una vez “vaciada” la vieja escuela se reconvertiría en el Espacio Goya, la gran apuesta cultural de los gobiernos de Marcelino Iglesias, un proyecto cuya simple elaboración ya se llevó cuatro millones de euros (dinero público por supuesto). El “Espacio” pretendía albergar numerosos cuadros y grabados del pintor de Fuendetodos algunos ya conservados en la comunidad para convertirse en un centro de referencia sobre el artista. El proyecto iba a unir por una pasarela los edificios de la antigua Escuela de Artes y el Museo Provincial de Zaragoza.


Constituyeron comisiones sobre Goya, un Comité Goya, un Programa Goya, una Fundación Goya, organismos de dudosa utilidad pública –visto lo visto- que han permitido invertir cerca de 18 millones de euros en adquisición de obra y realizar costosas actividades que podrían haberse gestionado perfectamente desde el Museo de Zaragoza. En total el gasto de este proyecto fantasma ascendió a los 50 millones según la presidenta de Chunta Aragonesista (CHA) y portavoz de Cultura de esta formación en las Cortes de Aragón, Nieves Ibeas.
El 15 de Noviembre de 2010 la consejera de Educación del Gobierno de Aragón (DGA) admitió que había solicitado el aplazamiento de la ejecución del proyecto para el Espacio Goya. Esto puso punto y final al malogrado proyecto y dejó en el aire el empleo de la antigua escuela.
Desde aquel paso atrás por parte de la administración, no han faltado ideas para el empleo de este y otros  inmuebles abandonados en el Casco zaragozano. La asociación de vecinos Lanuza-Casco Histórico criticó este comportamiento pasivo de la Administración, “ hay muchos planes fallidos, inversiones a medias y edificios abandonados”. Y propuso su reconversión en salas de ensayo o reunión, talleres para artistas y pisos para jóvenes, en definitiva usos sociales y culturales.


En Mayo de 2011 el candidato de CHA a la Alcaldía de Zaragoza, Juan Martín, propuso destinar la vieja Escuela de Artes a un espacio sin control administrativo para la creación, el pensamiento y la vanguardia. El nombre del proyecto fue 'Ágora' y se equivaldría a “Tabacalera” en Madrid. Claramente fue ignorado por la administración.
El 10 de Abril de 2012 la consejera de Educación del Gobierno autonómico, Dolores Serrat, propuso al ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, ubicar el Archivo General de Aragón en la antigua Escuela de Artes modificando un convenio que preveía construir un nuevo edificio en Parque Goya, con un coste de 32 millones de euros, del cual ya se había invertido 1,2 millones.
Días después la propuesta de Serrat fue declarada de “ocurrencia” por la CHA, quienes habían propuesto usar el mismo Archivo Nacional de Aragón. Nieves Ibeas, portavoz de CHA en las Cortes, explicó que el proyecto de remodelación de la vieja escuela sería “inviable porque significaría intervenir muy agresivamente” en este edificio protegido.
Igual sería mejor que no hicieran nada para no estropearlo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario