jueves, 16 de febrero de 2012

La sentencia del Supremo sobre el Grado de las enseñanzas artísticas superiores


Por Alicia Núñez


Hace apenas unos días saltó la alarma, a través de ciertos artículos publicados en diversos medios de comunicación, con titulares tales como El Tribunal Supremo anula los títulos de Grado de las enseñanzas artísticas superiores. Esta noticia circuló por las redes sociales a una velocidad sorprendente. Tras leer algunos de estos textos en webs como docenotas.com o cadenaser.com, decidí profundizar en el tema, ya que la noticia, tal y como la presentaban, podía dar lugar a malas interpretaciones o a confusiones.
Según estos artículos, tras una demanda presentada por la Universidad de Granada impugnando el Real Decreto 1614/2009 de ordenación de las enseñanzas artísticas superiores,la Sentencia del Tribunal Supremo deja en el limbo la titulación de las Enseñanzas artísticas en relación al Tratado de Bolonia, afectando esta medida a los estudios superiores de música, danza, arte dramático, restauración y conservación, y artes plásticas y diseño. Dicha sentencia estima parcialmente la impugnación y declara nulos los artículos 7.1, 8, 11, 12 y la Disposición Adicional Séptima del Real Decreto.
Los artículos aluden a la estructura de los estudios de Grado, a los correspondientes títulos, a los contenidos y al acceso de estudiantes. La disposición adicional se refiere a medidas para evitar títulos coincidentes, lo cual vulnera, según la sentencia, la autonomía universitaria. Al contrario, la disposición adicional 19.1 de la Ley 4/2007 Orgánica de Universidades otorga la exclusividad del título de Grado a las universidades. Esto podría significar la exclusión de las enseñanzas artísticas superiores del Espacio Europeo de la Educación Superior y un incumplimiento del Acuerdo de Bolonia. Desde hace dos años se están impartiendo estos estudios que deberían conducir a la obtención de los correspondientes títulos de Grado
Así explicado, puede llegar a interpretarse como que los títulos que se venían dando en dichas Enseñanzas artísticas van a reducirse de categoría.
No obstante, estos títulos, aun llamándose de otra manera, han sido y son equivalentes a las titulaciones universitarias, pero no pueden considerarse títulos universitarios puesto que no los da una Universidad.  El problema estaría en que quedarían fuera del Espacio Europeo de Educación Superior, lo que si generaría perjuicios a los titulados.
La solución, desde mi punto de vista, radicaría en incorporar estos centros de Enseñanzas artísticas a la estructura universitaria, dependiendo de ella, con los mismos requisitos de ingreso que se exigen en la actualidad en las universidades, siempre y cuando las comunidades educativas de estos centros estuvieran de acuerdo en aceptar esta dependencia de una Universidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario