martes, 21 de febrero de 2012

GRADO


Por LD

Como ya han aclarado algunas compañeras, el cambio de nomenclatura con respecto al Grado en Artes Plásticas, en Diseño, en Restauración y Conservación de Bienes Culturales, en Música, en Teatro y en Danza no afecta a los grados recientemente instaurados en las Universidades Españolas. Este cambio sólo supone la defensa del territorio universitario frente al no universitario de las escuelas de arte. En mi opinión es una defensa de los privilegios de las universidades, para monopolizar los títulos que, hoy por hoy, no sirven para mucho.
Se defiende así la igualdad de condiciones de entrada a un centro y, para luego salir con el mismo título. Y con estro entraríamos en el debate de si, con el cambio de licenciatura (plan del 2000 con prueba de acceso y 5 años de estudio) al grado de Bolonia (sin prueba de acceso, nota de corte baja y 4 años de estudio) se hizo bien en rebajar tanto el nivel de entrada del estudiante.
Pero volviendo al tema de los grados; hay gente que cree que lo mejor sería que estos centros impartieran sus materias para luego otorgar el mismo título que en la universidad. Esto sería  incorporar los centros de artes al sistema universitario. Personalmente creo que hay que darle oportunidades a todo el mundo pero, hay ciertos casos en que la cantidad de centros que imparten las mismas materias y que se solapan unos con otros es ya excesiva. Demasiados centros oficiales y no oficiales que imparten las mismas materias, los mismos contenidos etc... ¿Porqué ocurre esto? ¿No se debería mantener actualizada la universidad para que no proliferaran los centros paralelos? Creo que, como los títulos y las carreras universitarias están devaluadas y el paro existente en todas las materias es inimaginable, los estudiantes van otros centros donde puede ser más económico/más específico/más profesionalizante.... no lo se.
En un lugar a parte, ¿deberían ser las enseñanzas de teatro y danza de nivel universitario? Esto es un tema que no domino aunque, ya que el gobierno está tan empeñado en equiparar el nivel de estudios con respecto a Europa, el siguiente paso será mirar hacia Alemania, Noruega y Francia para establecer que es lo que “tenemos que hacer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario