martes, 31 de enero de 2012

Reforma educativa en el horizonte


Gracias a las posibilidades de los medios de comunicación, he sido testigo de la disertación ofrecida por el nuevo Ministro de Educación, Javier Ignacio Wert, a la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados. De sus palabras deseo destacar los siguientes apuntes:
1. Reforma a la vista. Se mantiene la misma edad de asistencia escolar obligatoria, aunque se modifican los repartos de cursos entre ESO (pierde uno) y Bachillerato (gana uno)
2. Se preconiza un modelo que prime el esfuerzo... Han dicho lo mismo todos los ministros. Lo novedoso, en la línea de la sra. Aguirre: primar "la excelencia". ¿¿¿¡
3. Desparecerá la asignatura de la polémica (Educación para la Ciudadanía), que será sustituida por otra que no contenga contenidos "conflictivos". ¿Formación del Espíritu Nacional Democrático?
4. Crearán un "estatuto del profesor".
5. Ha enfatizado que los estudiantes apenas pagan con sus matrículas en 15 % de lo que cuesta la plaza universitaria...  ¿Cuánto tardarán en duplicar o triplicar el precio de la matrícula?
6. No le he oído ninguna indicación encaminada a afrontar los problemas más relevantes de nuestro actual sistema educativo.
7. Tampoco he oído nada sobre el bachillerato artístico (a lo peor estaba despistado cuando habló de ello)
8. Respaldar la Formación Profesional en línea afín a lo que se hace en Alemania.

Lo más penoso: "la noticia" más relevante de esa intervención, tal y como ya ofrecen los medios de comunicación: la sustitución de Educación para la Ciudadanía por otra materia orientada hacia la educación cívica e institucional.
Seguiremos discutiendo si son galgos o podencos, por los siglos de los siglos, aunque teniendo en cuenta las circunstancias de nuestro actual contexto, quizás, el problema educativo no sea tan importante

FINLANDIA BIEN, ESPAÑA NO TANTO


Por Jesús Palacios

Como todos sabemos, la situación de la educación española está en debate debido a los malos resultados tanto individuales como generales. Algo está pasando en el entorno educativo que no acaba de cuajar, traduciéndose en constantes bajadas en el nivel según el Informe Pisa.
Por el contrario, otros sistemas de países occidentales como Finlandia,  han obtenido muy buena posición en dicho informe. ¿Por qué les va tan bien en Finlandia?
La primera y sustancial diferencia que existe entre el sistema español y el finlandés, es el desarrollo del currículo o más bien, podríamos decir “la mala aplicación” de este. El finlandés es un currículo muy concreto, donde además de hacerse  gran hincapié en la importancia deldominio del lenguaje formal materno, se determinan sistemas de evaluación muy específicos y poco flexibles. Por ejemplo, en 5º de primaria (primer grado en el sistema finés) se exige que el alumno haya adquirido una capacidad de lectura fluida; en 6ºde primaria, una comprensión clara y saber redactar; en 7º, capacidad de síntesis de textos más complicados,…; y si por un casual el alumno no llega a esos mínimos (sobre todo se señalan los objetivos mínimos en cuanto al lenguaje), el alumno no pasará al siguiente curso; sin esos mínimos relacionados con la lectura y la comprensión, sería absurdo dejarlo pasar a niveles superiores, ya que sin esa capacidad, no podrá aprender ninguna otra asignatura, y por consecuencia, se desmotivará. Otro dato interesante, es que los alumnos finieses tienen menos horas lectivas que los españoles. Aunque parezca contradictorio, esto es así para un mayor rendimiento del alumno, se prefiere poco-pero bien aprendido. Se apuesta por menos horas, pero con contenidos más concretos y sistemas de evaluación más estrictos.
El currículo del sistema educativo Español es menos concreto que el finés, donde los conocimientos-objetivos mínimos por etapas quedan difusos y con múltiples formas de interpretación por parte del que lo aplica. Además, es mucho más flexible en cuanto a objetivos sobre el lenguaje; si un alumno no ha aprendido a “X” edad a leer de manera fluida, se le pasa al siguiente curso, donde ya lo perfeccionará; en cuanto a la comprensión y capacidad de redacción y sintetizar, tanto de lo mismo… El alumno pasa y pasa de curso, y nos encontramos que llegan a segundo ciclo de E.S.O. con una capacidad lectora nefasta, o con una deficiente comprensión sobre lo que han leído. Entonces nos preguntamos, ¿Qué han podido aprender cuando han estudiado ciencias naturales, historia, geografía, … en cursos inferiores si realmente de lo que estaban leyendo no estaban enterando de nada?
Otra diferencia notoria es la gran oferta de Formaciones Profesionales que existe en Finlandia, y siempre en constante renovación y actualización, adaptándose a las necesidades laborales. Con esto los alumnos que no deseen cursar estudios superiores, tendrán la opción de una formación profesional. Aquí en España el sistema de F.P. no está planteado mal del todo, pero el problema es la poca oferta pública de algunas especialidades para contrarrestar la demanda existente. Entonces la única opción restante es la de la formación privada, y parte de esa demanda no puede asumir los costes. También tendrían que estar en continua renovación las ofertas de F.P., ya que algunas poseen contenidos anticuados o directamente no existe el F.P como tal. Ejemplo de esto lo encontramos en el grado medio de artes plásticas, que está ofertado, pero actualmente no se está impartiendo en ningún lugar.
También la disciplina y los buenos hábitos de estudio desde temprana edad, son requisitos indispensables en el sistema finlandés. Se cree en la motivación mediante tareas progresivas,el hacer que adquieran buenos hábitos mediante un esfuerzo progresivo. Para adquisición de dichos hábitos, es muy importante la colaboración conjunta de profesor-familia. Las familias suelen estar de acuerdo con los profesores en sus decisiones, cosa que aquí en España cada día se da en menos ocasiones (no hay más que preguntar a cualquier profesor de educación obligatoria.
El papel del profesor es crucial en Finlandia para obtener unos buenos resultados en la formación y la educación.  Según contó la Catedrática sueca IngerEnkvist, en su reciente visita a la facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, los estudios superiores de profesorado y magisterio en Finlandia son reservados exclusivamente para la “elite”, donde sólo pueden matricularse alumnos con expedientes extraordinarios. Aquí en España con un aprobado en selectividad, es suficiente. Además, en Finlandia se realizan dos entrevistas personales para la selección de matrículas.
Para poder analizar el por qué  a Finlandia le va tan bien en el tema de la educación, y por qué a España no tanto, también hay que investigar sobre los diferentes contextos existentes entre los dos países (como los sociales y geográficos, culturales,…) y cómo estos afectan también en la educación.
Finlandia es un país con un entorno natural frio, el ambiente “de calle” tiene menos éxito que aquí en España, por lo que se pasan más horas en el hogar, sobre todo los jóvenes. Además, las horas de luz en invierno son pocas por no decir nulas en muchos puntos del país. En cuanto a la sociedad laboral, Finlandia es un país donde el trabajo  en el campo (sobre todo la agricultura), es una salida a la que no se opta, por lo que la conciencia de una formación profesional, ya sea al nivel que sea, está presente en todos los estudiantes fineses desde temprana edad. Todos estos puntos hacen que sea un ambiente más propicio para el estudio. En España, en cambio, la sociedad se mueve de otra manera. No se puede generalizar, por supuesto, pero sí que se puede apreciar que en la cultura española es una cultura más abierta, donde la calle es un lugar importante para las relaciones interpersonales. En resumen, se pasa más tiempo en la calle, sea esto por el clima más cálido de España, o por cultura propiamente dicho. En cuanto al contexto laboral, España es un país donde la agricultura y la ganadería tiene un gran peso, por lo que muchos jóvenes, sobre todo de las zonas rurales, tienen la idea desde que llegan a la escuela (bien sea por ellos mismos, o bien sea inculcado desde pequeño por sus padres) de que van a trabajar en el campo, y que  -“para qué necesitan ellos aprender eso, si pal´ campo no los vale”-.

Conclusión
- La importancia de un buen dominio del lenguaje desde temprana edad es fundamental para la formación del alumno, así como para que no pierdan la motivación y el interés de aprender.
- El currículo de nuestro sistema no está mal redactado, pero si convendría que fuese más concreto y hacer alguna actualización, y sobre todo, hacer un esfuerzo por cumplirlo de una manera más regular.
- El sistema español alimenta la cultura del alumno del “no esfuerzo”, pasando a algunos alumnos de curso en curso sin haber llegado a unos objetivos y conocimientos mínimos y adecuados a su edad, sobre todos los relacionados con el dominio de la lengua materna (fundamentales para poder aprender otras áreas/asignaturas).
- No se trata de poner un 3º año de bachillerato (véase el ejemplo finés), si no que los contenidos de las asignaturas sean más concretos y funcionales. En cambio, sí se debería de regir el método de selección de los futuros profesores, y sobre todo, que la propia formación de esos futuros profesores sea la correcta.
- Alumno-profesor-familia deben ir de la mano en el camino de la educación.

La Beca 6000


Por Ana Pérez Urcelay

La junta de Andalucía ha hecho un anuncio televisivo, en el que dicen que para los jóvenes que sacan buenas notas, y que vayan a comenzar un Grado Medio o Bachillerato, les dan una ayuda de 600€/mes para que puedan ayudar en el factor económico a su familia, ya que, al estar estudiando es difícil que puedan ponerse a trabajar.
http://www.juntadeandalucia.es/educacion/portal/com/bin/Contenidos/PSE/Becas/Becas/Becas6000Informacion/1311584498246_faqs_2011-12.pdf



Una vez que se lee el artículo de los requisitos que son necesarios tener, y el objetivo que tiene esta beca, hay un par de cuestiones que me vienen a la cabeza.
La primera es, que tal y como dicen en el anuncio, esta beca está dedicada a aquellos alumnos que obtienen buenas notas al finalizar la ESO. Al igual que señalan en el artículo:
"La BECA 6000 está destinada al alumnado que, tras culminar con éxito su etapa en la Educación Secundaria Obligatoria…"
¿Cuáles son esas “buenas notas” de las que tanto hablan pero que no señalan por ningún lado? ¿Con un simple aprobado basta, o es necesaria una media de notable-sobresaliente? Ellos lo llaman “aprobar de forma positiva”.
No dudo que los alumnos que aspiran a estudiar un Bachillerato obtengan este tipo de calificaciones, ya que, por lo general, son personas que tienen en mente ir a la Universidad, o como mínimo, hacer un Grado Superior. Sin embargo, los alumnos que piensan más en hacer un Grado Medio, en muchas ocasiones son chavales que no quieren estudiar, que más que nada, lo que quieren (o lo que quieren sus padres), es que sigan en el instituto para aprender un oficio, pero no tienen demasiada intención en seguir estudiando.
Y por otro lado, en el artículo, señalan que,
"Ofrece recursos económicos que vienen a compensar la ausencia de ingresos por la dedicación del alumno o alumna al estudio, y, favorece que al término de su proceso formativo, cuente con mayores posibilidades de encontrar empleo."
Encontrar empleo ¿“gracias a ellos” o a qué se refieren exactamente? ¿Que como ayudan a las personas económicamente, y estas pueden dedicarse más tiempo al estudio, van a tener un empleo mejor?  Me parece un poco sacado de contexto este pensamiento, sobre todo ahora, cuando prácticamente nadie tiene un trabajo acorde a lo que ha estudiado, por lo menos, a corto-medio plazo.
En mi opinión, si esto fuese cierto sería perfecto, ya que realmente algunas familias tienen dificultades económicas, y muchas personas tienen que ponerse a trabajar para poder ayudar en sus casas, pero como en todo, creo que es algo más bonito el cómo lo cuentan que el cómo debe ser en realidad.

domingo, 22 de enero de 2012

Actuable y la cuestión educativa en Madrid

Me envían una iniciativa activada en actuable, web que tiene por objeto promover iniciativas populares

http://actuable.es/peticiones/reivindicaciones-deben-platearse-la-mesa-sectorial

Con la cantidad de problemas que hay en la educación pública y los profesionales consumiendo energías en reparar las consecuencias de una monstruosa torpeza política...

lunes, 9 de enero de 2012

Más datos

Reflexiones sobre el programa “Empieza por Educar”. ¿Da una oposición el título de buen docente?

Por Paula Gil Ruiz

[A partir de la página 19 del artículo: http://soypublica.files.wordpress.com/2011/10/informe-20111.pdf]

Yo también soy pública, como dice la autora del artículo pero discrepo en que una oposición otorgue el tan preciado título de docente (tal y como argumenta la autora) y el proyecto (http://www.empiezaporeducar.org) sea tan malo y “fuera de lugar”
Como estudiante del Máster de Formación del Profesorado año 2011-2012, he de decir que aprendemos poco y aunque más intenso que el CAP, no es ni por asomo el idóneo. Yo soy profesional de un tema muy concreto, llevo 10 años trabajando en él, soy entusiasta y me motivo con mi trabajo porque me gusta, y diseñando, utilizando la imagen para mis creaciones, retransmito valores que me gusta inculcar, me encanta motivar a la gente que me rodea y aportar conocimiento….leo el “especial” de cursos que recibirán los agraciados del programa “Empezar por Educar” y me siento imbécil.
Imbécil por estar aguantando clases obsoletas de este máster que nos ocupa en la actualidad…yo también quiero formación corta pero intensa !!! Clara y puntual ¡!! Estoy deseando que me enseñen a causar “un impacto real” en los alumnos de secundaria y proponerlos objetivos ambiciosos. Si la fundación crea a estos profesionales, no creo que sea tan difícil adaptar este modelo a los futuros profesores como nosotros.
Se critica este proyecto por el hecho de que la autora presupone que es un insulto a los profesores que han pasado por un sistema de oposición. No opino que la oposición por si sola, capacite a enseñar y menos como define la autora que “selecciona a los mejores docentes”. Con “la oposición” nacen docentes constantes, trabajadores, con mucha fuerza de voluntad, organizada y planificada pero….¿son brillantes? ¿Excepcionales? ¿Capaces de enseñar a pensar?

Transversalidad

Por Ana Pérez Urcelay

Estos días he estado informándome sobre los llamados temas transversales. Y lo único que me viene a la cabeza es una pregunta tras otra.
Me llama la atención, que en todo lo que he leído, nadie sabe explicar qué es exactamente esto de la transversalidad, nadie habla de ninguna fórmula o de ninguna manera de trasladarlo al aula, y por consiguiente, a los alumnos.
En todos los documentos, se trata la transversalidad como si fuera una educación en valores, en la que se debe enseñar a los alumnos de tal manera, que entre todos los profesores, hagan que el/la adolescente acepte como suyos, unos principios que les es “impuesto” por cada profesor (siendo supuestamente principios adecuados enseñados de manera verdadera y buena por el propio profesor).
Entonces, es aquí cuando comienzan mis dudas, ya que, por lo que yo entiendo, la transversalidad es una cosa, y la educación en valores es otra. No se pueden tratar de igual forma.
La transversalidad es algo, que creo todavía es algo utópico, ya que en la imaginación de todos sería lo ideal, que cada asignatura nos llevara a otra y a otra, de una manera tan sutil y delicada, que el alumno fuera adquiriendo conocimientos en general, sin apenas darse cuenta de que la profesora de matemáticas está impartiendo la asignatura de una manera diferente, en la que está aprendiendo como siempre, pero habiendo algo de trasfondo, no sabe muy bien qué, pero que le está sirviendo para comenzar a tener ideas sobre otras asignaturas. Lo malo es, que en ningún documento consultado, ningún docente explica cómo puede llevarse esto a cabo. Empiezan a hablar sobre darle lecciones al alumno acerca de la solidaridad, el compañerismo, el no racismo y un largo etcétera que nada tiene que ver con lo que es el tema principal.
Con lo cuál, si tal y como parece, nadie sabe aplicarlo, ¿porqué se habla tanto de llevar a cabo este concepto antes de tener la fórmula mágica que nos diga qué debemos hacer? ¿Es lo mismo, entonces, transversalidad que educación en valores? ¿Cómo se puede incluir la transversalidad en las distintas áreas?
Sé que esto es en lo que quieres que pensemos, pero si cada artículo que consulto (escrito por profesores) no da ninguna respuesta, y se confunden conceptos, no tengo nada en lo que apoyarme para tener cierta base que me ayude a pensar en el siguiente paso.