lunes, 14 de noviembre de 2011

La educación ambiental: los videojuegos

Game Story. Una historia de los video-juegos
(Procede de las Paridas, 11 de noviembre de 2011)



Ayer se inauguró en el Grand Palais de Paris una exposición comisariada por J.B. Clais, centrada en los videojuegos, presentados desde el punto de vista estético y cultural ("Cette exposition vise donc à l’aborder sous un angle différent, esthétique et culturel").
Casi cien propuestas, entre juegos, consolas y ordenadores, se ponen a disposición del público para lo que cada cual estime oportuno, sin eludir la manipulación lúdica.
"Mêlant image animée, musique, dialogues, scénarios complexes et interactivité, le jeu vidéo est devenu au fil du temps un objet culturel à part entière et un véritable mode d’expression."  




Anónimo Anónimo dijo...




Cuando leí esto no pude evitar comentar...¿Un museo de videojuegos? ¿Dónde ha estado todos estos años?
La industria de los videojuegos me fascina enormemente e intento estar bien informada porque es algo a lo que intentaré dedicar mi vida. Pero, ¿por qué ahora?
Parece ser que como aquí se hace de todo un negocio han esperado al momento indicado para llenarse bien los bolsillos. Lo retro y las máquinas antiguas están de moda y nos las reúnen todas para deleitarnos. Que considerados. Y defienden que son obras de arte, donde podemos contemplar la estética y la evolución de los mismos... ¿Y el resto del año? ¿O esperarán otros 20 años para volverlo a sacar al público para hacer el Agosto de nuevo? Sinceramente creo que es una industria que avanza a pasos agigantados y que debe estar siempre accesible al público, sobretodo al que va a intentar en un futuro innovar e intentar satisfacer la demanda del público.
Muchos videojuegos ganan premios anualmente y muchos de los diseñadores que trabajan detrás de un gran título lo hacen durante años de dedicación y previa preparación y pocas veces he visto en las noticias 5 minutos dedicados a ello. Incluso en internet casi nunca son mostradas estas noticias en páginas que no se dediquen especialmente a los videojuegos.
Parece ser que ahora para que te hagan caso tienes que estar dentro de una vitrina en algún museo o que hayan pasado 40 años para poder decir, ''Oh, mira qué juegos tan geniales se hacían antes''.
''Asimismo, el museo busca demostrar que los juegos son más que simple entretenimiento y, por el contrario, desarrollan habilidades como la creatividad y persistencia, debido a las acciones que debe realizar un jugador para lograr su objetivo.''
Yo creo sinceramente que quienes escriben esto (igual que muchos de los que van de enterados a estos museos) no han tocado un videojuego en su vida. La creatividad, tal vez...¿la persistencia?...
Señores, no saben lo fácil que resulta quedarse en casa jugando durante 20 horas seguidas desatendiendo el resto de los quehaceres y les aseguro que no he desarrollado esa ''persistencia'' que defienden. A lo mejor es que no juego lo suficiente. Peor lo más seguro es que ustedes escriban partiendo de axiomas incorrectos. En cualquier caso, me alegro de que nos acerquen este mundo que está tan de moda y del que no se sabe mucho, fuera de las listas de superventas.
Pero, por favor, la próxima vez, en vez de hacer artículos de 5 líneas defendiendo que los videojuegos promueven valores que desconocen, infórmense. Escriban un buen artículo, que parezca que los redactores tienen un poco de idea sobre lo que están hablando.
13 de noviembre de 2011 03:15
Suprimir


Blogger uno que de la cueva se escapa dijo...




Hace poco una noticia via tv impactaba en mis oidos. Me resultó extraña. Algo así como "los videojuegos desarrollan la creatividad independientemente de su grado de violencia". oh, dios mio, ¿que dicen? ¿están locos? ¿de donde salen estas ideas?
Claro está que quien no guste de este entretenimiento o "ARTE" va a ver con frialdad lo que se comenta. Pero igual ocurre con todo. Lo que nos resulta lejano, distante, no nos atrae. Solo aquello que somos capaces de RECONOCER es lo que nos produce placer, simplemente por esto mismo, porque nuestro ego se siente agasajado. De poco sirve que se diga nada en favor de esta corriente creativa, que produce unos resultados sensibles en función de un trabajo, de un equipo que desarrolla sus ideas para crear una dimensión, contar historias, como el cine, claro. De hecho, a algo como la INDUSTRIA del videojuego no le viene tan mal alejarse del comercio artistico. Se crea un producto para venderse, simple y llanamente. Se crea para los demás ¿para quién? para quien lo disfrute, para quien saque provecho de ello, para quien lo necesite. Necesita reconocimiento, sí, pero un reconocimiento práctico.
Como aún podemos elegir, elijamos. Arte de ahora, es arte, como el de antes. ¿Y si no es arte? Lo será, para nuestra desgracia y la suya.

Saludos. Constan
14 de noviembre de 2011 06:35
Suprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario