lunes, 31 de octubre de 2011

Plan de acción 2010-2011. Objetivos de la educación para la década de 2010-2020.


Por Elisabet Prieto Orellana

Quizás muchos de vosotros ya conozcáis dicho plan de acción que el MEC ha propuesto para sanear el sistema educativo, pero en mí caso no era así. Cuando comencé a leer estas ciento y pico páginas, tenía la esperanza de que el sistema educativo reflejase todos esos valores de los que tanto hablamos, y que simplemente no habían podido llevarlos acabo. Quizás porque estaba medio dormida, quizás porque ya estaba muy condicionada, quizás porque hice una vaga lectura o quizás porque busque algo.....donde no debía, estoy todavía más decepcionada.
Aunque este  plan de acción hace referencia al año pasado, se supone que es con previsión de  futuro que abarca 10 años, donde se renovara de forma anual cada plan de acción, yo no he encontrado el plan de acción del 2011-2012 ¿Se les habrá olvidado sus buenos propósitos? Pero me parece importante dicho documento porque se supone  que  en el periodo de tiempo al que esta destinado, muchos llegaremos a ser profesores y es lo que nos va a tocar vivir.
Dejo aquí un brevísimo resumen extraído directamente del documento,  al cual os invito a que leáis para poder sacarle mayor sustancia.     También os dejo el enlace: (http://www.educacion.gob.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/documentos/2010/plan-de-accion-2010-2011vdefinitivafinal.pdf?documentId=0901e72b801b3cad)

Las metas de carácter global con respecto la Unión Europea, en resumen, reducir el abandono escolar  e incrementar en número de jóvenes que obtienen el título de  Graduado en Educación Secundaria Obligatoria , ellos es esencial para el desarrollo personal y profesional de nuestra juventud y también para que España puedan reorientar su modelo de crecimiento económico y alcanzar las más altas cotas de bienestar social.
Medidas Educación se propone desarrollarlos, impulsando un primer Plan de Acción 2010-2011, en el que ya se contempla un destacado conjunto de medidas que, enmarcadas dentro de los distintos Objetivos, persiguen, en esencia, la consecución de:

1.      El éxito educativo de todos los estudiantes.

2.      La equidad y la excelencia en materia de educación.

3.      La flexibilidad del sistema educativo y la educación a lo largo de la vida.

4.      La Formación Profesional como instrumento clave del nuevo modelo de crecimiento económico.

5.      La implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el sistema educativo.

6.      Un impulso decidido al aprendizaje de idiomas.

7.      La consideración de la educación como un bien de interés público y un derecho de toda la sociedad en su conjunto.

8.      La modernización e internacionalización de las universidades españolas.

9.      La dimensión social de la educación.

10.  La implicación de la familia, el profesorado y la sociedad para la convivencia y la educación en valores.

11.  El reconocimiento profesional y social de los docentes.

12.  Una educación inclusiva, reconocedora de la diversidad e interculturalidad.

La sensación que me queda tras leer este plan estratégico es: educación igual a empleo que a la vez es igual al crecimiento económico. ¿Realmente esta enfocada la educación como desarrollo de la personalidad o simplemente como desarrollo profesional? Ya se comentó en este mismo blog el tema de encauzar  (adoctrinar) a los alumnos a que cursasen estudios donde había mayor demanda de empleo, anteponiendo los intereses  de los mercados a los de las personas.
Ahora se preocupan de incrementar el número de jóvenes que obtienen el título, para mayor empleabilidad, y que no sean objeto de marginación social. Títulos, ¿Qué son los títulos? En España  nos encanta la acumulación de títulos y más títulos, y los título no dan el conocimiento, son meros trámites por los cuales, muchas veces basta con pagar para conseguirlos, ya que el hecho de pagar implica la garantía de que dicho documento acabara en tus manos, pero no que sepas más. Para que dicho título llegue a todos, son muchas  las vías que han propuesto desde 3º de la E.S.O:

11. Modificar la organización de 4º ESO, con dos opciones: orientación a estudios generales (Bachillerato) y orientación a estudios profesionales (ciclos de Grado Medio), estableciendo las materias de las partes común y específica de las dos opciones, a cuya finalización se obtendrá el título de Graduado en ESO, para que pueda continuarse estudios profesionales, independientemente de las opciones cursadas, que tendrán que ofertar todos los centros que impartan ESO.

12. Facilitar la elección (repetir 3º ESO, continuar con un programa de diversificación curricular, o cursar un Programa de Cualificación Profesional Inicial-PCPI) a quienes, habiendo finalizado 3º ESO, no estén en condiciones de acceder a las opciones señaladas en la medida 11.

Hay un mayor esfuerzo para que todos obtengan el título y poder entrar en el “raking” de los países Europeos con menor abandono escolar, a cuestionarse porque se produce dicho abandono, cual es el fallo del sistema... Prevalece esa búsqueda de éxito, reconocimiento de los demás países en vez de lo esencialmente importante.
Los dos primero objetivos, el éxito educativo de todos los estudiantes  y la equidad y la excelencia en materia de educación, lo que viene a decir es que el  comienzo de la atención educativa en edades anteriores a la escolaridad obligatoria contribuye a la mejora del éxito escolar futuro de los estudiantes y a la igualdad de oportunidades y junto a las acciones dirigidas a compensar las desigualdades de acceso y corregir los desfases en el aprendizaje, estableceremos con carácter general procedimientos para desarrollar al máximo las capacidades propias de cada estudiante. Simplemente hacer mención por la obsesión que hay por los términos excelencia, éxito...¿Cuál el éxito?¿Qué es ser un alumno brillante?¿Sólo el éxito es lo importante? Realmente todo depende de la persona que evalué a dicho alumno por lo que es muy subjetivo. Existe una extraña obsesión por lo perfecto, y para llegar a esa perfección  hay que  sacar un 10 en todas las materias, aprender todos los ríos, todas las ecuación...aprender en definitiva, lo que quieren que aprendamos. Yo casi que me planteo otras dudas, como por ejemplo ¿Qué es lo que se genera en un niño, en un adolescente, en un adulto el querer  aprender? La educación esta enfocada para aprender a aprobar un examen, y acto seguido olvidar casi todo. Las personas tienen que darse cuenta que necesitan aprender, por el simple hecho de hacerlo, porque acompaña a su desarrollo personal . ¿Y esto cuándo sucede? Cuando aparece el error, ...equivocarse forma parte del aprendizaje y lo único importante que hace que en nosotros surja la necesidad de cambiarlo. En el colegio y en los trabajos cometer un error es lo peor que puede ocurrir y cuando se produce, hay que ocultarlos. El miedo a ello,  provoca el no querer  cambiar y y se pierden oportunidades de aprender. Ser conscientes de lo que no se sabe es la información  más útil para aprender
Otro objetivo que me parece importante destacar es el número 6 plurilingüismo. Impulso al aprendizaje de Idiomas.  Esta es sin duda nuestra asignatura pendiente, ahora quieren convertir todos los colegios bilingües, imponiendo el inglés como segunda lengua en la mayoría de los centros educativos, para ello se requiere que los profesores estén preparados, es decir, que sean bilingües.  Ahora lo que vengo a exponer no son las ventajas o desventajas de esto, si no, como pretenden que los profesores den sus clases en inglés, si nosotros también venimos del mismo penoso sistema educativo. Anteriormente, un niño que no hubiese tenido la facilidad de estudiar  inglés fuera del colegio, comenzaba a saber de esta lengua en 3º  hasta el bachillerato, siendo una asignatura de carácter obligatorio, es decir, 10 años estudiando inglés y a lo máximo que hemos llegado es al verbo “to be” . Evidentemente, como todo en esta vida, hay excepciones y muchos de vosotros realmente aprendisteis muchísimo durante todos esos años y ahora estáis muy preparados para afrontar lo que se nos viene encima. Pero los que no topamos con esa suerte, ¿Ahora qué es lo que se supone que se debemos hacer? Se pide como requisito indispensable tener el TÍTULO de B1 de un idioma del Marco de la Unión Europea para ciertos másteres, como por ejemplo, el máster de formación al profesorado, dicho de otra forma  para los que no estéis muy puestos en este tema, eso equivale a un intermedio bajo.  Es imposible que una persona con ese nivel,  pueda dar sus clases en un idioma que no sea el suyo. Sin profundizar demasiado en este  peliagudo tema del B1, solo mencionar. que hay exámenes específicos para en la versión exprés, poder obtenerlo, y aunque es cierto que hay que estar medianamente preparado, dichos exámenes los realizan las mismas escuelas oficiales de idiomas de las universidades, lo que son más flexibles, ya que alumno que tiene título, es un alumno que podrá acceder al máster, por lo tanto, hará su matrícula, con sus respectivas tasas, y casi que dejo de hablar. En definitiva, lo único que nos queda, a todos aquellos que no tuvimos la oportunidad de aprenderlo desde pequeños, es irnos a otro país, para que de forma rápida, adquiramos las competencias necesaria para estar capacitados para encontrar trabajo, porque sin ello, y tal como están las cosas, será una misión imposible. Muchos aprovecharemos ya hasta para no regresar.
Únicamente, en estas 142 páginas, que reconozco que leídas con cierta rapidez, he encontrado un pequeño párrafo donde me he podido sentir “algo” identificada y una breve frase, dicho párrafo se puede encontrar en el objetivo número 10, y  dice:

“La educación no es una simple adquisición de conocimientos, ni su único objetivo es la empleabilidad. Tenemos que impulsar y promover una educación integral que favorezca la educación de los estudiantes como personas y ciudadanos activos que deben tener los criterios necesarios para enfrentarse a un mundo abierto y en continuo proceso de cambio.”

La frase que tanto llamo mí atención aparece en el título del objetivo número 12, Educación inclusiva, diversidad e interculturalidad: derecho a la diferencia sin diferencia de derechos.
Esos valores políticamente correctos que se divulgan donde todos somos iguales, mentira, no somos iguales ni siquiera a simple vista, por ello hay que entender que hay mucho que nos diferencia, que es lo enriquecedor, pero que no  porque existan diferencias ciertos grupos deban de carecer de derechos. Aunque este tema casi que merece hablar lo mas extensamente en otro apartado.

En definitiva, considero que este plan estratégico no nos va llevar más que a los mismo. A una caída en picado y sin frenos, del sistema educativo, donde no se refleja mucho aspectos importantes y lo único que se quiere es ser igual que los demás, igual que la Unión Europea. Que esperen sentados, si consideran que así se reducirá la tasa del fracaso escolar. Solo surgirán nuevos rebaños a los que manipular, que en el fondo es lo que quieren, y  únicamente , ciertas ovejas descarriadas llegarán a la universidad, toparán con “buenos profesores” y puedan abrir las mentes por si mismos, mientras que todos los demás, no podrán tener esa oportunidad. 

COMEMOS MEJOR PERO BAILAMOS FATAL.


Por Guillermo Martínea

Pido excusas por anticipado si mi intervención es este foro carece de cierto orden de exposición y se mueve por derroteros más afines a la vaga elucubración que a la argumentación cabal ya que no estoy acostumbrado a escribir y prefiero que mi discurso sea espontáneo, asumiendo el  probable peligro de caer en banalidades, errores de bulto e incluso incongruencias. Pero como dijo alguien: contenemos multitudes. Pues bien, dentro de esas multitudes se esconden algunos presuntuosos y más necios de los que uno quisiera.
Al grano. Dado que el mercantilismo, el comercio o como quiera llamarse(sobre el que nadie sensato puede tener queja ya que, cafradas al margen, ha sido motor de meneo generalizado y aumento de renta per cápita y calidad de vida) es quien dirige el mundo no nos debemos asombrar de que las Artes Plásticas se vean relegadas al plano de lo estrictamente decorativo y lo inútil, ya que como fuerza motora de la cambios en la Historia y fomento de lo que entendemos por estos lares como Progreso creo que, desde mi osada ignorancia, ha carecido de un pelín de fuelle.
Pero la Tecnología, nieta de la Razón  e hija de la Ciencia,  se ha abierto hueco a machetazos tan abrumadores que hoy en día existe una condensación de Tecnología tan apabullante que los elementos técnicos se relacionan entre sí sólo a través de mediaciones técnicas. No sé si se me entiende porque incluso yo mismo no lo tengo muy claro, para ser sincero. El Hombre ( y las señoras también) se ha convertido en parte del mecanismo general, y las palabras, ¡ay las palabras!, se empiezan a convertir en meras cifras. Como dijo Musil: “ La matemática ha sido el origen de una razón perniciosa que, a la vez que ha proclamado al hombre señor del mundo, lo ha hecho esclavo de la máquina. La aridez interior, el desmesurado rigorismo de las minucias junto a la indiferencia en el conjunto, el desamparo desolador del hombre en un desierto de individualismos, su inquietud, maldad, la asombrosa apatía del corazón, el afán de dinero, la frialdad y la violencia que caracterizan a nuestro tiempo son, según estos juicios, consecuencia del daño que ocasiona al alma la racionalización lógica y severa.(…) La  matemática, madre de las ciencias exactas, abuela de la técnica, fue también matriz de aquel espíritu que engendró los gases asfixiantes y los aviones de combate”. Toma ya. Nos frotábamos las manos pensando que llegarían tiempos alegres y está claro que el racionalismo ha aportado mucho confort pero poca alegría. Por decirlo de otra forma, los creyentes puede que coman peor pero bailan mejor que los ateos. A los hechos me remito.
Parece ser que la herencia humanista de la Razón como domesticadora de la Raza no ha funcionado tan bien como esperábamos y que se nos escapó la gallina mientras departíamos sobre los inasibles y seductores vericuetos del Ser. La pregunta procedente ahora es cómo amansar a la gallina, si leer no educa, como inocentemente creíamos, y cómo organizar una crianza sin criadores, dado un liderazgo bio-cultural sin otro sujeto que el propio devenir de un sistema tecnológico-mercantil que se troncha de risa por lo bajinis ( y cada día con menos recato ) del Logos, el Ser, el Tao y todo lo que se ponga por delante. ¡Que su dinero le ha costado!
Lo peliagudo es corroborar cómo la búsqueda de especialistas desemboca en tipos atrofiados. Y cómo son los especialistas los que se convierten en criadores por mero azar electivo. Claro está que el que subscribe esto es “aprendiz de tó y maestro de ná”, como dice la Mala.
¿Y el Arte? Como educador del personal parece que se ha quedado cojitranco y amohinado en una esquina de la fiesta, como el exótico invitado que da color a la misma pero con el que es cansino dialogar llegado el momento de la juerga ya que su idioma es otro y llega tarde a los chistes y francamente, mire usté,no son horas de espesuras, pues tras los "yintonis" llega la hora de buscar otro tipo de mercancía más pueril.
A semejante panorama no contribuye un patio artístico que , amén de convertirse en muchas ocasiones en cobijo de los hijos porreros de la alta burguesía y fomentar el "ombliguismo", el "cosmopaletismo", la banalidad encubierta bajo farragosos discursos autorreferenciales,  las ocurrencias publicitarias disfrazadas de “ideas”, el desprecio por “la artesanía y el oficio” y las habilidades cortesanas y lisonjeras,  ha renunciado en su mayoría a entablar un diálogo con los “Grandes temas”. Y dado que sus temas son pequeños, produce artistas pequeños.  Me temo que dentro de muchos años, cuando se analicen los tiempos actuales, se recordará esta época como un lapso de mucho ruido y pocas nueces en el que la creatividad sufrió una pájara descomunal. O no, quién sabe...Y claro, al vulgo, que es más listo de lo que se piensan los creadores y tiene un olfato más fino del que se le supone,  no se la dan con queso y se huele el camelo, con lo que el abismo que separa las Artes Plásticas y la calle es de tal calibre que empieza a ser inabordable. Hubo un tiempo en que una obra artísticase imponía como tal en la plaza ya que su impronta era tan obvia que no necesitaba de explicaciones y podía llegar a ser motivo de enconadas tertulias en bares rijosos entre lugareños de lo más variopinto. Hoy en día el debate es impensable. Por no quedar, no quedan ni lugareños. Y antros rijosos, desgraciadamente, los menos.
Quizá recuperemos parte del terreno cuando las manifestaciones culturales recuperen el prestigio perdido y los modelos que propongan fomenten un vínculo más directo con el paisano que pasa por allí, éste se detenga a echar un vistazo y al llegar a casa, conmovido, decida llevar a su hijo a ver, por decir algo, los mármoles de un Fidias del siglo XXI, en vez de quedarse en casa a gritar “a por ellos oe” y refocilarse en su alienante molicie. Dejemos de apuntar tan bajo. Apuntemos la flecha para arriba que ya tendrá tiempo de caer.
Salud y buenos alimentos!

miércoles, 26 de octubre de 2011

La UPI, modelo de trasversalidad incoherente


Por Irene Pérez Sánchez

Si tuviera que dar mi opinión sobre el modelo educativo expuesto en la Universidad Popular Infantil (de Gandía), basado en el de la Universidad Popular de Gandía (UPG), empezaría por negar el propio nombre de dichas instituciones por una sencilla razón, sólo están escritas en Valenciano.  La palabra universidad proviene de Universus- A- Um, un conjunto de vocablos latinos que sirven para definir de una manera concreta el término “universal”, lo universal es lo opuesto a lo “local” y por lo tanto escribir una página web exclusivamente en una lengua hablada por tres provincias españolas, me parece cuanto menos paleto y podría decir tranquilamente que no quiero entender estas webs, aunque si se habla tres idiomas, y aunque sólo se dominara el idioma materno castellano, resultaría complicado no comprenderlas.
Lingüística e ideología a parte, creo que se me ocurren algunas cuestiones que plantean problemas en lo que este modelo de educación propone. Previamente haré una enumeración de las cualidades educativas que propone UPI:
-Se propone un modelo de desarrollo de la creatividad en el que el niño se divierte, luego se dice que a la vez para los padres es una iniciativa para llevar a cabo lo que se llama “conciliación de vida laboral y familiar”, por lo que entiendo que se mezcla la creatividad con un servicio de guardería.
-Profundizar en el conocimiento de todas las modalidades artísticas y sus lenguajes.
-Descubrir y potenciar la creatividad
-Familiarización con las nuevas tecnologías en su vertiente más creativa
-Incentivar el reciclaje y la actividad alternativa ( no se muy bien a qué se refiere lo de alternativo y tampoco por qué se relaciona el reciclaje con algo alternativo, mientras que en otros países es una obligación estatal).
-Fomentar el respeto al medio ambiente y a los valores cívicos.
-Incentivar la realización de proyectos artísticos creativos,
-Facilitar la interrelación entre distintas disciplinas y proyectos.
Los cursos están pensados para niños entre 4 y 12 años, con una duración de tres horas y media por día todos los días entre semana y de cuatro horas los sábados por la mañana.
A mi parecer es un curso que fomenta lo siempre políticamente correcto sin ninguna directriz clara. Se reitera el concepto de creatividad en varios puntos de los que presentan sin ninguna metodología que explique cómo se desarrolla la misma desde el ámbito artístico o el tecnológico, aun no he llegado a comprender cuál es la vertiente más creativa de las nuevas tecnologías, ya que creo que si se es realmente creativo se puede ser incluso con un programa vectorial.
No se potencian más que las disciplinas tecnológicas y las artísticas, olvidando las demás, o al menos no son nombradas en este resumen sobre lo que es la UPI. Además veo un gran fallo en lo que se refiere a lo más básico concerniente a la educación de los pequeños: Si cada día pasan tres horas dedicadas en exclusiva a la creatividad artística después del colegio, durante tantos años en su vida, ¿qué momento del día dedican a las matemáticas, a la lengua, ala música o a la historia? El rendimiento escolar de los alumnos que formaran parte de este curso caería en picado, porque no tendrían a penas tiempo para realizar el trabajo extraescolar concerniente al resto de asignaturas que aparentemente o directamente este tipo de asociación no relaciona con la creatividad. A mi modo de ver cualquier tipo de conocimiento está vinculado con la creatividad y aquí se olvidan unos cuantos, todos los científicos y literarios entre otros. Tampoco podemos perder de vista que este tipo de conocimientos multidisciplinares desarrollan al individuo y le ayudan a madurar como persona, el esfuerzo del estudio, el trabajo y la capacidad de fracaso o de éxito en el estudio creo que forma a las personas y no sólo a creativos. El mundo de la creatividad y del arte no es sólo una fiesta, es en muchos casos, un proceso de lucha, de intento, de fracasos, de trabajo duro y pretender convertir a pequeños en creativos artísticos por arte de magia a través de juegos me parece una falacia.
Detrás de todo esto sólo veo algo, y es la posibilidad que se le ofrece a los padres desde una organización muy políticamente correcta de tener ocupados a sus hijos las tardes completas de la semana y toda la mañana de los sábados. La diferencia con respecto a una academia de inglés, de apoyo en diferentes materias o de actividad deportiva es clara: El tiempo. Se pasa muchísimo tiempo metido en la UPI, además de eso parece que se ofrece la posibilidad de que de allí  surjan niños muy concienciados con una política concreta: La del no esfuerzo, el juego continuado todos los días de la semana, muy modernos por el uso de nuevas tecnologías, concienciados con el medio ambiente y valenciano parlantes. Pero nada más.
No es que sea muy exigente en lo concerniente a educación trasversal, es que este modelo no me lo parece en absoluto ni en fondo ni en forma. Creo que un lugar que potencia la trasversalidad real, no sólo en fondo, sino también en forma, es Medialab Prado. Es un lugar accesible para personas discapacitadas, abierto a todo el mundo sin necesidad de inscripción, gratuito, multi lengua ( no sólo se habla francés, inglés o alemán, sino que se traduce a los idiomas necesarios las actividades que allí se realicen si hay alguien entre los que formen parte de ellas que sea capaz de hacerlo), y para todas las edades.  En fondo también es trasversal, se entremezclan matemáticas, física, música, artes plásticas, diseño, medio ambiente, procomún, economía, marketing e informática, a veces hasta cocina, es realmente multidisciplinar, todo depende de las personas que acudan regularmente allí, porque dependiendo de quién haya surgen unos u otros talleres que se proponen cada mes. Además es una institución abierta y las conferencias de personajes de ámbito nacional e internacional se suceden cada semana. Su página web es esta: http://medialab-prado.es/

LOS PROBLEMAS DE LA EDUCACIÓN EN LAS ARTES PLÁSTICAS


Por Nieves González Pérez

Imaginaos una asignatura que resulte ser un gran fracaso dentro de un sistema educativo totalmente fracasado. Dejad de imaginar. ¿Todos la tenéis clara, no?
El sistema educativo público español, como muchos, que no todos, saben se encuentra muy por debajo del nivel de, no sólo los sistemas educativos europeos, si no de gran parte de los países desarrollados: tiene unas de las más altas tasas de fracaso escolar, no consigue motivar a los alumnos, ni a los docentes y además corre un gran peligro de extinguirse a favor de la enseñanza privada. Un cuadro. Aunque si analizamos la situación no todo va tan mal como se pinta, el sistema no estará totalmente fracasado hasta que sus asignaturas tengan la misma seriedad o valor que la “divertida”, “relajante” y “bonita” asignatura de Artes Plásticas. Personalmente tengo muy buen recuerdo de esa asignatura, era un segundo recreo, un recreo más relajado, allí te conseguías entretener en el aula: podías hablar, podías poner música, era la única asignatura en la que la profesora no tenía problemas con el alumnado, nadie era expulsado, nadie molestaba o dejaba de atender y es que ¿para qué? No había nada a lo que atender y lo mejor de todo es que todo el mundo aprobaba.
¿Cómo puede cualquier persona, sea estudiante o no, tomar en serio algo que no le cuesta ningún esfuerzo o dónde tu esfuerzo no es valorado ya que todo vale? Aún en el caso de que no fuera  así ¿Qué más da? ¿Qué te valorarían? ¿La capacidad para colorear una lámina? ¿Para encajar una escultura? Eso les viene muy bien a aquellos que tienen cierta mano para las artes, sacarán más nota y saldrán aún más contentos del aula, el resto que no se preocupe, aprobará igual.
Las artes plásticas en los colegios o institutos, tienen un enfoque muy en discordancia con los tiempos que corren y la culpa no es del alumno, que no ponga interés, sino del sistema y el profesorado que han convertido una asignatura que debería tener la misma importancia que algo que no llega a ser ni una broma de si misma. Mientras en matemáticas y lengua o música y educación física, asignaturas a las que en ocasiones se las trató igual que a la plástica, hay una parte teórica, de exámenes y/o trabajos en artes plásticas esto es impensable, yo misma creo que si me lo hubiesen planteado en la ESO me hubiese indignado, las artes plásticas son un entretenimientos, son un “pinta y colorea” no pueden tener una teoría, NO PUEDEN VOLVERSE ALGO SERIO.
Sin embargo, las artes plásticas y VISUALES si que tienen importancia y en muchos aspectos, no sólo desarrollan la creatividad, que desde el punto de vista en el que está enfocada hoy en día esta asignatura ni eso, también enseñan a comprender el mundo en el que vivimos, dominado y manipulado por la imagen. Las Imagen, un lenguaje casi global en el que pocas personas pueden conversar. El Arte forma parte de este lenguaje y, lógicamente es también incomprendido y para ello sólo hay que echar un ojo a la programación de la asignatura de Historia del Arte en los institutos, el cual, en mi caso, no pasó de las primeras vanguardias (y en Bachiller Artístico), y calculo que no muchas veces vaya más lejos. Está muy bien conocer la Historia del Arte, sin embargo si éste es también un lenguaje ¿Cómo podemos dejar de lado la lengua que se habla hoy en día y escuchar solamente la pasada? ¿Os parecería normal estudiar latín y dejar el castellano actual? Normal que el arte hoy en día sea considerado una tomadura de pelo.
Si recordamos cual se dice que es uno de los principales objetivos de la educación, crear ciudadanos libres, ¿cómo lo vamos a conseguir sin darles las claves para descifrar el lenguaje con el que les hablan todos los días? ¿Cómo vamos a conseguir que piensen por si mismos si no consiguen controlar uno de los medios que más “domina” “adoctrina” y “engaña” a la población? Claro está que al sistema le gusta más educar a los corderos para que sigan al rebaño…

LOS COLEGIOS RELIGIOSOS


Por Virginia Wollstein

1. Introducción
 El tema que trataré aquí es controvertido, y no pretendo explicar ni dar razones de por qué los colegios religiosos deberían continuar dentro del sistema educativo español, sea ya porque ayudan a la situación económica o bien porque reducen la tasa del fracaso escolar. Ya se ha dicho, como indica la primera entrada de este blog, que los colegios concertados y privados dan mejores resultados que los públicos. Pero antes que nada me gustaría puntualizar que una identidad entre colegios concertados y privados y colegios religiosos es una generalización incorrecta, que no refleja el 100% de la realidad y que puede confundir al lector.
Ahora bien, los resultados cuantitativos de estas escuelas no son criticados, pero sí lo son los aspectos cualitativos y en este escrito me detendré a reflexionar sobre algunos de estos aspectos para poner un poco de luz desde el punto de vista de estos colegios. Esto ayudará a una mejor comprensión de la realidad. Si quedara algún punto sin tocar agradeceré que el lector lo haga notar para escribir también una reflexión sobre ello.

2. Valores Universales
Si bien los colegios religiosos están dentro del sistema educativo español, merece la pena analizar su motivación. Me remitiré en este caso al Ideario de un colegio recién creado (http://eva1.gestion-aula.net/images/Documentos/idearioSTELLAMARIS-2011.pdf). El objetivo de esta escuela es “ofrecer a los alumnos la posibilidad de recibir una formación integral que abarque todas las dimensiones de la persona: humana, científica, espiritual, cívica, artística, social y deportiva.”
Cabe ahora hablar de lo que se denomina educación en valores ¿Existen valores universales? El objetivo de la “educación en valores” debería ser (si bien no siempre es) prevenir un desarrollo anormal o todo aquello que se aleje del desarrollo integral del niño, teniendo en cuenta las dimensiones de la persona que me tomo la libertad de reiterar: humana, científica, espiritual, cívica, artística, social y deportiva. De este modo todos los valores se pueden resumir en la “educación para conocer la dignidad de las personas”, primero la dignidad propia y segundo la dignidad de los que me rodean. Ya que la dignidad de las personas es común a todo ser humano, se puede deducir que los valores que derivan de esto son los valores universales. Poniendo las bases correctamente el alumno podrá él solo formar su conciencia.

3. Profesorado
Se ha dicho también que los profesores en el colegio público viven con más “seguridad” y que los profesores en colegios concertados y privados tienen más presión ya que les pueden echar a la calle en cualquier momento, y que este es el motivo (o uno de los motivos) de porqué la tasa de fracaso escolar es menor. Bajo mi punto de vista cada tipo de escuela tiene sus pros y sus contras, y los pueden desmotivarse por diferentes razones: unos, por la inconstancia de las leyes y el poco reconocimiento; otros, por la supuesta inseguridad que podrían sufrir. Creo que esto que no nos compete hablar ya que depende de la individualidad de la persona.
Sí cabe mencionar que poder elegir el profesorado del centro es algo muy positivo ya que cabría la posibilidad (no siempre aprovechada) de tener una primera criba de personal dejando fuera a los profesores que no tengan vocación docente, y una segunda criba basada en si las ideas del profesor aspirante están de acuerdo con el ideario del centro.

4. Adoctrinamiento
Si definiéramos adoctrinar como “inculcar en un alumno valores que no le ayuden en su educación”, es decir que no le den herramientas para ser una persona libre, estoy total y absolutamente de acuerdo en que no se debe adoctrinar en los colegios, ya sean concertados, privados o públicos. Sin embargo vuelvo a remitirme a párrafos anteriores donde se indica que igual que es necesario que la persona desarrolle su capacidad mental, manual, etc. hasta donde el alumno sea capaz, también tiene que desarrollar su espiritualidad.
El objetivo principal (en este aspecto concreto de la formación del alumno) debería ser por tanto suscitar en él una serie de preguntas, es decir que se cuestione también la vida en este ámbito. Las escuelas religiosas no deberían tener miedo a que el alumno piense y busque sinceramente, ya que Dios quiere personas libres. De este modo, si al alumno se le suscitan las cuestiones y se le dan las herramientas para aprender a buscar las respuestas, será él quién decida si adherirse al ideario del centro religioso o no. Sin embargo, lo que no se puede hacer es omitir cualquier mención de Dios en aras de dar una educación “libre”, ya que estaríamos fomentando personas que no se paran a pensar en algo que va más allá del ser humano y a lo que han tenido las personas desde que tenemos pies.
Como última anotación en este punto solo diré que las personas que finalmente permanecen en la fe es porque han decidido libremente estar ahí, nadie cree por la fuerza. Para más información se puede consultar el punto 1731 y siguientes del Catecismo de la Iglesia Católica.

5. Los orígenes
Pongámonos en un momento en la piel de las órdenes, congregaciones, y movimientos religiosos que deciden abrir un colegio. Cuál es el origen de este proyecto. Según la fe católica, Cristo dio el mandato de difundir el Evangelio, de transmitir la fe: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.” (Mt 28,19-20).  Y es de personas íntegras el ser coherente con la fe que se vive.
Ahora bien, la fe es un don de Dios al que nosotros no podemos acceder por nosotros mismos. Lo que sí podemos hacer (y ayudar a nuestros alumnos) es disponer nuestro corazón para recibir este regalo, y si lo deseamos ardientemente el Señor está deseando regalarlo. Así dice la Biblia: “Quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad.” (I Tim 2,4) y también, Cristo fue enviado para “que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16b). De lo que se deduce que cualquier católico querría para sus hijos no solo la mejor educación, sino una educación en un colegio en coherencia con sus ideas, que se le transmita la fe, que en definitiva es la vida eterna.
Ahora alguien podría decir que lo mejor es que no hubiera colegios religiosos que “envenenaran” la mente de los más pequeños con ideas extrañas o doctrinas raras, pero el verdadero objetivo del cristianismo y, en este caso, de la Iglesia Católica es formar mentes libres que quieran plantearse seguir a Dios voluntariamente. Dios no quiere esclavos.

6. Lo más importante de la educación
Se ha achacado la culpa del fracaso escolar primero al profesor, después al sistema educativo, y es que en verdad hay muchas razones que han dado este resultado del que estamos tan poco orgullosos. Bajo mi punto de vista lo más importante puede que no sea ninguna de las dos cosas si nos ponemos en el caso más nefasto (ni profesor, ni sistema educativo), pero lo que sí debería funcionar siempre es la familia. Ese debería ser el verdadero centro de educación de los hijos, ya que es un derecho y un deber de los padres. Creo que no merece la pena explicar porqué, aunque si alguien tiene alguna duda, puede dirigir sus comentarios a este punto.
¿Cuál es el papel de profesor (la cuestión que realmente nos concierne a nosotros)? Me sorprende que todavía no haya oído ninguna respuesta clara a esta cuestión, y yo voy a proponer una, dejando claro que no es la única y que por supuesto el profesor está ahí para acompañar a los padres en la educación al alumno. Pero, ¿qué es realmente lo que el profesor puede hacer por el alumno? Conocerle. Eso es lo que realmente puede marcar un cambio en el alumno y que se cuestione la vida en su totalidad. Si nos tomamos la molestia de gastar nuestro tiempo en conocerle, aquellas preguntas que queramos platearle se las tomará como una cuestión personal a la que debe atreverse a responder por sí mismo.
Por supuesto que es algo bastante poco práctico dentro de las aulas, pero hay que tener conciencia de que es hacia donde debemos tender y donde debemos imprimir más esfuerzos.

7. Conclusión
Espero que todo haya servido de aclaración a muchos y me alegro de poder expresarme con claridad. Si algo no ha quedado como el agua, tomaos la libertad de escribir en los comentarios para que pueda explicarme. Si alguien quiere rebatir alguna cuestión he puesto números a los apartados para que la labor sea más fácil y entendible para otros lectores.

lunes, 24 de octubre de 2011

Lento pero viene el futuro se acerca

Por Alba Ceide Rodríguez

Si por algo se caracterizan los años en los que vivimos es por los frenéticos cambios que se suceden y solapan constantemente. El mundo se ha convertido en un hervidero cultural en el que la gente viaja y se desplaza de un modo que tan sólo unos años atrás habría sido imposible de imaginar. La información rebasa las fronteras gracias a Internet. El saber y el conocimiento ya no están en manos de unos pocos licenciados. Cualquier individuo con una conexión a Internet puede tener a su alcance, no sólo conocimientos de química o de historia, si no, aprender idiomas, comunicarse con gente que ni siquiera conoce o dosificar su ocio en los variados portales que el vasto mundo virtual le ofrece.
Viajamos a un ritmo vertiginoso en el que la innovación es la base para el éxito, pero desde las escuelas lo que parece perseguirse es la especialización inmediata de unos alumnos que resulten ser trabajadores mediocres y eficientes, que aprendan a callarse cuando es necesario y que no aspiren a más que una boda, dos hijos, un divorcio y una hipoteca. Ellos ya saben que al salir de la escuela les espera la cola del paro o la Universidad, y que al salir de ésta les esperará, nuevamente, la cola del paro. Saben que hagan lo que hagan no será más que para prolongar lo inevitable. Son conscientes de los pésimos salarios que recibirán, que serán “puteados” con continuos contratos basura que únicamente terminarán en innumerables intentos de emancipación del hogar familiar, deudas con bancos y una sensación de insatisfacción personal y fracaso que durará hasta el día en el que por fin se jubilen. Aunque también saben que ellos no llegarán a jubilarse.

LA REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA
Dicen que en las aulas les falta motivación. Dicen que hay altas tasas de fracaso escolar. En realidad, los niños de hoy, están hipermotivados. Están viviendo la mayor revolución tecnológica, y además, son partícipes de ella. Cuando salen de clase actualizan sus blogs, hablan con amigos a kilómetros de distancia, siguen las últimas novedades de sus grupos favoritos y ven series que todavía no han llegado a España en versión original. Series Yonkis ha hecho mucho más por el inglés en este país que las repeticiones constantes, curso tras curso, del verbo to be y to have (como se suele comentar por las webs).
¿Cómo se va a dejar de lado en las aulas todo este material? Todavía recuerdo cuando los padres tenían que comprarnos las enciclopedias por fascículos en el quiosco y rogarle al vendedor “Resérvame el siguiente”.
La información no se reduce a la Wikipedia (a todo esto, ¿quién recuerda la Encarta?), ahora hay miles de tutoriales, vídeos, documentales, juegos y foros sobre materias específicas que son del interés de los alumnos y en los que contrastan la información que aparece en películas y videojuegos.
Con la aparición del juego Assassin’s Creed se dispararon las búsquedas sobre las Cruzadas. Aquellos chavales tendrían dificultades con las ecuaciones, pero conocían la leyenda de Marco Polo sobre los Asesinos del Hachís. El juego despertó su curiosidad histórica. ¿Por qué no poner el cómic Maus en la bibliografía de historia en lugar de aquellos aburridos documentales sobre lo malvados que eran los nazis? ¿Por qué no enfocar los problemas de oriente medio con películas como Persépolis? ¿Por qué no jugar al Age of Empires y estimular la mente con un poco de estrategia además de ampliar las nociones geográficas y mejorar la orientación? ¿Por qué no animar al disfrute de la música clásica con Yngwie Malmsteen? ¿Y el cine? ¿Cómo es que el séptimo arte no es temario imprescindible en las aulas cuando casi todo el mundo, en lugar de leer el libro que se le exige, ve la película?
¿Por qué no enseñar en las aulas a contrastar la información? ¿Por qué no explicar el motivo de la falta de rigurosidad histórica de algunas películas en lugar de limitarse a decir: “eso no fue así” e intentar pillar al alumno? ¿De dónde salió Internet?
Este país es un quiero y no puedo de un no sé muy bien lo qué pero algo que esté mejor. La única solución para el problema educativo es rehacerlo. No se trata de añadir asignaturas, eliminarlas o cambiarles el nombre. Hay que hacer de nuevo el sistema educativo (en realidad debería rehacerse más de un sistema).

EL PROFESOR: INVESTIGADOR
El papel del profesor también debe de ser la del investigador. Un temario no puede ser rígido y estático. Cuando el mundo está abierto a cambios, las aulas también deben de estarlo. La creatividad debe de ser la base sobre la que los pedagogos construyan las pautas en las aulas. Deben de estar informados de las últimas novedades en los campos en los que se muevan sus alumnos. Conocer el imaginario de su aula y tener la perspicacia suficiente para introducirlo en su metodología.

CREATIVIDAD, INNOVACIÓN Y FRACASO
Premiar la creatividad. Potenciará la innovación. Pero también premiar el reconocimiento del fracaso. De nada sirve aprobar para no sentirse fracasado. Es muy importante que en las aulas se aprenda a valorar el “error”. Creatividad, innovación y fracaso van unidos de la mano. Sin equivocaciones jamás habría éxitos. Para crear se debe de errar. Y sobre todo, es imprescindible para mejorar.
El único logro conseguido hasta ahora es que los repetidores sean parias en los colegios para posteriormente ser modelos de rebeldía y madurez en los institutos.

¿CATOLICISMO EN EL AULA EN EL SIGLO XXI?
La educación es la base para construir una sociedad robusta y flexible por los cambios a los que esté expuesta. Es lo más importante que debe de tener en cuenta cualquier estado y debe de mimarla constantemente.
Cuando un individuo es adulto y camina por su propio pie tropezará con un montón de tipos como él. Pero cada uno de esos personajes tendrá una ideología diferente, gustos dispares y nacionalidades distintas.
Vivimos en un mundo cada vez más global, capaz de integrar cada vez más culturas. La educación debe de ser lo suficientemente neutral como para poder comprender, una vez fuera de las aulas, que hay muchas realidades para un montón de gente diferente.
La creencia en deidades es algo tan personal que jamás debería entrar en un aula. La fe no puede ir de la mano de la educación. En la Edad Media, cuando existía el Limbo y el Infierno tenía un pase. Pero hoy, en el siglo XXI es intolerable. Lo que ocurra en la mente de cada individuo le pertenece a ese individuo y el desarrollo de su personalidad, creencias e ideología debe de ser, únicamente, de su persona. Los aspectos mitológicos no pueden, bajo ningún concepto inmiscuirse en las escuelas. Es intolerable que las misas y festividades religiosas de santos y vírgenes se celebren en las clases. Es irritante aprender plegarias místicas y con ello restar horas que podrían ser mejor aprovechadas en otros quehaceres escolares. Yo no era la única que en clase de religión estudiaba los exámenes de las asignaturas siguientes.
Es importante tener conocimiento de que varios sectores de la población siguen como modelo de vida las doctrinas descritas en libros como La Toráh, El Corán, La Biblia, La Perla de Gran Precio o La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Conocer la historia, especialmente, del Catolicismo en Europa, por su importancia y relevancia indiscutible. Pero también saber por qué siempre ha favorecido a las manos poderosas y el motivo de su silencio en la Segunda Guerra Mundial. Algo que, aunque estudié en los Salesianos y me ilustraron innumerables veces sobre lo malos que eran los nazis, jamás tuvieron el valor de reconocer. Y desde luego saber lo que es un culto religioso, el motivo de que exista ese tipo de prácticas, como se han formado, por qué y para qué están ahí. Cuáles son las que más afiliados tienen y cuál es su labor en el mundo actual.
Es muy empleado el argumento de que los padres pueden decidir la educación que desean para sus hijos. Y que si pagan por una educación católica es porque desean que sus vástagos reciban una educación apoyada en las rectas y puras doctrinas de la iglesia a la que siguen.
Las doctrinas de ninguna religión pueden ser vía para la educación de ciudadanos. Si del colegio únicamente salieran católicos nadie discutiría la cuestión. Pero de las escuelas deben de salir ciudadanos. Personas cultivadas y formadas (que sigan tal o cual doctrina o sus gustos y preferencias no debe de importarle al estado). La educación debe de ser igual y equilibrada para todos en cuanto a contenidos y metodologías.
Algún día Dios dejará de existir para el imaginario colectivo de los que tienen miedo de creer en si mismos.

Referencias: El título está tomado de la obra de Mario Benedetti






viernes, 21 de octubre de 2011

Algunas claves del problema educativo en España.

Aunque me consta que las pocas personas que leen estas páginas no lo necesitan, por razones de coherencia expositiva, me apetece abrir estas notas a vuelapluma, recordando los objetivos del proceso educativo:
— Facilitar el desarrollo integral del niño y joven, fomentando el  equilibrio entre lo físico y lo psíquico (inteligencia y emociones).
— Fomentar la capacidad de integración social, el respeto a los demás y el desarrollo de inteligencia emocional. 
— Favorecer el desarrollo de los instrumentos relacionados específicamente con las potencialidades de la mente; de las cualidades asociadas a la capacidad cognitiva y, en general, al pensamiento; de la inteligencia (inteligencias), la capacidad de abstracción, la memoria, la capacidad crítica y, por supuesto, la capacidad creativa, el ingenio, en el sentido noble del término.
—Favorecer las potencialidades relacionadas con la verbalización (lectura, comprensión, escritura, expresión hablaba, etc.)
— Desarrollo del autocontrol y la capacidad de esfuerzo, que son fundamentales para completar la formación en las fases superiores.
— Capacidad para armonizar con los demás (trabajo en equipo)
— Sintonización crítica con el momento cultural. ¿Borregos o personas?
— Prevenir, en la medida de lo posible, los problemas de desarrollo a medio plazo (pérdida de opciones) que surgirán al niño si no existe coherencia entre sus aspiraciones personales y sus posibilidades
— Prestar atención a los alumnos problemáticos e intentar ayudarlos...

El problema aparente.

Si atendemos a los medios de información, obtendremos una imagen fuertemente distorsionada, en la que no hay espacio para enfatizar la importancia de la educación en una sociedad civilizada. En la actualidad, coincidiendo con los reajustes del gasto público en la Comunidad de Madrid, se diría que asistimos a un enfrentamiento entre el PP y PSOE materializado en un dilema trivial según los medios progresistas:  el PP estaría minando la educación pública para favorecer a las entidades privadas (y concertadas); según los medios conservadores, el conflicto de los últimos días sería una agitación política instigada desde los sectores de izquierda (rojos, resentidos, perroflautas, etc.) para restar votos al PP...

El problema real.

El problema real está perfilado por varias circunstancias que no siempre protagonizan los debates políticos o los análisis de los medios de comunicación, en razón de sus respectivos intereses:

Los datos

El Informe PISA sitúa al sistema educativo español en posiciones inconvenientes teniendo el cuenta la situación de España en el contexto sociopolítico internacional. En los sucesivos análisis destaca, sobre todo, la exagerada tasa de fracaso escolar, que es dramática en algunas regiones (País Valenciano), pero también las variables estudiadas (lengua, matemáticas y ciencias) en los análisis comparativos. Se ha escrito mucho sobre las causas de esta deficiencia, acaso demasiado, frente a lo poco que se ha hecho para reconducir una situación de tan graves implicaciones a medio y largo plazo. A mi juicio, con independencia de que existan otros factores importantes, se deberían tener muy en cuenta los siguientes:

— Las posibilidades del sistema educativo en su conjunto o dicho de otro modo: convertir en objetivo prioritario la homogeneización del sistema educativo. Los políticos conservadores hablan de "libertad de elección", pasando por alto que esa libertad es una entelequia salvo en las zonas de mayor poder adquisitivo. Del mismo modo, los políticos conservadores hablan de incrementar medios en los colegios e institutos sin tomar en consideración que el modelo de reparto presupuestario, según los repartos de "la tarta",  no responden a necesidades reales sino a estrategias preventivas; el dinero es un medio muy importante, pero sólo si se emplea con inteligencia.
— El lamentable enfoque que se da a la educación infantil. La formación del carácter y el desarrollo preliminar  de aptitudes y capacidades está muy desarrollado en la educación infantil (hasta los 6 años). Hoy sabemos que los niños tienen formado el carácter en esa fase y que es fundamental para el ajuste y desarrollo de todas las cualidades y aptitudes requeridas por el aprendizaje. Lo ha acreditado uno de los informes PISA.
— El aún más lamentable enfoque ofrecido a los ciudadanos sobre el "problema educativo". Una de las claves de la eficacia educativa depende de la colaboración de los padres, que con mucha frecuencia, convierten su participación en influjo negativo. El sistema público, sujeto a una normativa muy rígida, tiene escasas posibilidades para resolver este inconveniente.
— El asunto de la motivación, tantas veces enarbolado... Por la vertiente de los alumnos, es fácil imaginar la actitud de un joven que observa en el horizonte las expectativas ofrecidas por una sociedad que valora más a los presuntos inocentes que a los ciudadanos honestos; que ha integrado en su estructura productiva un 50 % de paro juvenil; que, por la dejación de responsabilidades sociales implícitas en la privatización de servicios, paga más a un chamarilero (economía submergida) que a un licenciado universitario...
— Y por la parte de los profesores... ¿Cómo han de estar unos profesionales mal pagados, continuamente sometidos a vejaciones morales y sujetos a sistemas de control y gestión que dependen más de apuestas políticas y administrativas que de la eficacia profesional?

Los asuntos polémicos.

El peso del estamento eclesiástico.  

Hace unos años el gran problema era si en los colegios debía haber educación religiosa; más tarde, la famosa "Educación para la ciudadanía"... El caso era y es forzar situaciones que alejen del debate público las cuestiones realmente importantes...
España cuenta con un modelo educativo anómalo, teniendo en cuenta lo que es habitual en nuestro entorno socioeconómico y en los principios más elementales del sistema democrático:  la fuerte implantación de las órdenes religiosas. La situación deriva de las estructuras heredadas del régimen franquista y de la pasividad de los sectores "progresistas", que no han hecho prácticamente nada para definir un línea evolutiva diferente.

Los paradigmas.

El paradigma "progresista". La adopción, en los ambientes políticos progresistas, de unos paradigmas educativos (LOGSE) derivados de una concepción educativa excesivamente declinada hacia ciertas utopías, de éxito en la Centroeuropa de los años sesenta y principios de los setenta, pero progresivamente abandonadas con el paso de los años. Aún son numerosos los "expertos" en educación que adjudican al profesor —a los profesores— la responsabilidad en el fracaso de los alumnos por su incapacidad para activar los sistemas de motivación que requiere el proceso educativo. Hoy sabemos que el fracaso educativo conjuga múltiples factores que casi nunca pueden ser ni tan siquiera afrontados por el profesor
El paradigma conservador.  La idea, arraigada en los medios conservadores, avalada por los resultados prácticos (PISA y escalas de valoración de los centros), de que los colegios privados y concertados acreditan mejores resultados que las instituciones públicas, contando con profesores peor pagados y más vulnerables a la presión de las respectivas direcciones. "Si un profesor sabe que le pueden echar a la calle de un día para otro, espabila". Seguramente añoran los tiempos en los que la educación de los jóvenes correspondía a esclavos griegos... Naturalmente, la idea encierra más trampas que una película mala, porque desde hace muchos años los colegios religiosos (hablar de colegios privados y concertados es un eufemismo) han funcionado procurando quedar al margen de algunos de los problemas más graves del sistema español, sobre todo, cuando la emigración dejó de ser una anécdota.
En estas condiciones, la situación de crisis que impone reducir el gasto público se presenta como una ocasión magnífica para avanzar en la línea que, según los criterios conservadores, ofrece mayor rendimiento aparente.  Todo el mundo occidental está equivocado: lo mejor es volver a los modelos educativos de fundamento religioso, que tan magnífico resultado dan en el mundo islámico. Me temo que aciertos dignatarios les falta capacidad para vislumbrar un paralelo tan poco prometedor.

El contexto administrativo

Una estructura administrativa excesivamente burocratizada que impone carácter a muchos aspectos de la sociedad española, entre los que destacan la Justicia, la economía sumergida... y, por supuesto, la educación en todos sus niveles y estamentos; porque si en ese aspecto está mal la Enseñanza Media acaso esté todavía peor la Universidad, aunque las debilidades de ésta sean menos apreciables dada la aún escasa implantación de las universidades privadas.  No se me ocurre fórmula para compensar este factor salvo la profesionalidad del profesor bien formado.
La imposición de modelos pedagógicos y didácticos, desde el poder político con la finalidad de resolver todos los problemas del sistema, sólo sirven para marear la perdiz y desmotivar a los docentes.
La incapacidad de las diferentes administraciones para ofrecer un modelo funcional que evitara el desequilibrio de resultados (expedientes) frente a los colegios privados y concertados, que en ese sentido siempre han tenido las ideas muy claras. Es absurdo que el sistema público penalice los expedientes de sus alumnos, por lo que ello supone de limitación en cuanto a la elección de estudios universitarios. Debería existir un sistema de compensación de calificaciones que evitara  una situación tramposa, maliciosamente justificada desde los sectores conservadores porque, según ellos, ese desequilibrio “pone de manifiesto que el sistema privado es mejor que el público”.

Las referencias ambientales

Un conjunto de referencias culturales implantadas en nuestra sociedad,  que conforman un sistema de valores en las antípodas de los objetivos educativos más obvios y elementales:
— Tal y como están acreditando los recientes movimientos sociales, el sistema democrático se presenta apoyado en los sectores de menor capacidad crítica. En la praxis actual, la clase política no argumenta, se limita a proyecta consignas.
— Los políticos ofrecen una referencia contraria al paradigma de persona honesta y socialmente integrada que debe propugnar el sistema educativo.
— El modelo garantista, que rige sobre nuestro sistema legislativo, tiene, a mi juicio un reflejo nefasto en el sistema educativo público. No se puede tratar a los alumnos, que en el proceso educativo deben aprender a conciliar el principio del placer con el de la realidad y a asumir las normas sociales, como a ciudadanos con derechos plenos. Los sistemas disciplinarios que se emplean en el sistema público son aberrantes, sobre todo, porque no colaboran en absoluto en el proceso educativo. El sistema educativo debe formar ciudadanos honestos, no  presuntos inocentes. PISA también he presentado recientemente un documento sobre la disciplina,
—El entretenimiento propugna fórmulas de éxito social que, a su vez, definen paradigmas aberrantes. El ejemplo más claro lo encontramos en la programación de Tele 5.

Para finalizar... de momento.

La conjugación de los factores mencionados, más los marginados por mi ignorancia o por mi manera de entender el asunto ofrece un panorama de complejidad endiablada, incompatible con políticos como nuestro actual ministro, que pierde el culo por hacerse la foto junto al Papa, o con una presidenta de la Comunidad de Madrid, que no tiene ni idea sobre las actividades de los profesores o que ignora si las universidades cobran o no por un máster.
Con unos políticos así, ignorantes o desinformados, que a la hora de repartir dinero anteponen  los intereses de los mercados a los de las personas, con una sociedad global cada vez más competitiva, quedan pocas opciones para el optimismo: en el horizonte aparecen no los nubarrones de las tormentas, sino los colores del apocalípsis.

Post scriptum
Me dice un amigo que he olvidado a los interinos... la reducción drástica de los "recursos humanos". No, claro que no me he olvidado; está implícita en el modo de entender la educación que tienen los sectores conservadores, como una simple actividad "empresarial" (al volver a leerlo, observo que no lo he desarrollado prácticamente nada). Me pregunto por qué no proponen lo mismo para otras instituciones caras...